El otoño está derramado por las calles.
Ruego que nadie pase a recogerlo, que lo dejen mecer allí hasta que los ojos acobardados de belleza hayan subido por laberínticas escaleras internas y se atrevan a dejarse caer en el tobogán mullido de las hojas que esperan.

11 Comentarios

  1. Pato says:

    (post de salvataje: cuando estaba a punto de cortarme las venas porque había perdido el cuento cortito de Dafne y sus laureles, que era lo que pensaba subir LO PIERDO tras una histérica búsqueda con resultado feliz lo he recuperado, pero lo subo otro día)

    Me gusta cómo se ve la foto, así veo las calles, así está mi mirada.

    Besos.

  2. A mí también me gusta ese otoño.
    Parece de cuento.
    El de aquí suele estar enfermo.
    Demasiado cemento.

    Besos.

  3. roberto says:

    Hay gente que uno no sabe qué está mirando, yo vivía en un lugar así. y los propietarios de las casas le hacían barrer las hojas a sus jardineros y las quemaban!!!! Demás está decirte que yo estaba peleado con todos mis vecinos. Pero es esa gente que después al ver una foto como esta dice ¡Que hermooooooso!
    Se los podría condenar a un eterno mes de enero en el Sahara, ¿no es buena idea?

  4. roberto says:

    ¡qué buena imagen: el otoño está derramado por las calles!

  5. El otoño es como un acolchado de bordado de añoranzas e ilusiones.
    Me gustó mucho Pato, un beso grande!!

  6. Genín says:

    Preciosa la foto con ese colorido...
    Por aquí, sin siquiera empezar el verano...
    Besitos y salud

  7. Reina says:

    Lo más bello del otoño es ese colchón de hojas rojas... ;)

  8. Algo así sentía hace unos meses, cuando el otoño se dejaba caer por aquí...

    Besos

  9. Malena says:

    Y se fue nomás, el otoño.

  10. Celebro que no hayas perdido ese texto que se te había escurrido por un rato. A lo mejor estuvo entre las hojas de la imagen que subiste, je...

    Recuerdo una vez que perdiste varios textos... o algo parecido.

    Un abrazo.

  11. Curiyú says:

    Es tan hermosos, tan otoñal...

Gracias por tus palabras