-Dafne Robles-

De todos los hijos de la familia Robles, Dafne es la mas retorcida. De pequeña mostró su carácter salvaje y autoritario, por eso los padres resolvieron ponerle un tutor para que crezca derecha. El tutor era muy duro con ella, no la dejaba ni a sol ni a sombra y por las noches la pequeña se levantaba de la cama aprovechando su escasa libertad y corría por los fondos de las casas vecinas hasta quedar exhausta. Por la mañana sus ojos lánguidos y su postura agobiada enfurecían a su Tutor que no se resignaba a tanta desobediencia y tiranía por parte de Dafne. Entonces la revisaba de arriba abajo y si encontraba una huella torcida, un pequeño hijito, un dedo mas largo que el otro, una uña crecida, la punta de un pelo florecido, irremediablemente podaba todo lo que deformara la esbelta criatura.
Una mañana de otoño una hoja de laurel se posó sobre su erguida cabeza, y luego se posó otra y mas tarde otra y al cabo del día un sombrero de hojas secas la coronaba. Desde ese día Dafne con tal de que no se le caigan las hojas de laurel no se mueve, no descansa, no respira, no le da ningún trabajo a su tutor, quien pasa los días con las manos entrelazadas haciendo girar sus pulgares mientras sus ojos se vuelven raíces en el horizonte.

9 Comentarios

  1. Tuky says:

    Me gusta pensar que cuentos como estos son metafóricos y buscarle otros significados.
    Lo leí tres veces :) y me encanta ese principio: "De todos los hijos de la familia Robles, Dafne es la más retorcida"
    ¿Retorcida de jodida o retorcida de vueltas en su cuerpo?
    El apellido Robles y ella "Dafne" me gustó, quizás porque me gustan los árboles.
    ¿Viste que a veces a las plantas se les pone un palito al lado para que crezcan derechas? yo no sabía que se palito se llama Tutor.
    En cierto modo es triste el cuento, que no puede disfrutar de las hojitas que le cayeron por miedo a la censura, es triste...
    Besos

  2. Maldito tutor.
    Deberíamos retorcerle el cuello y arrojarlo a los cerdos.

    Vale?

    Besos.

  3. Reina says:

    Cuándo nos dejarán crecer en libertad....? :(

  4. Así es el pensamiento autoritario... siempre podando-reprimiendo, obsesionado con las simetrías... estático oxidado autocomplacido hierro inerte soñando puntas de acero clavando crucifijos con crucifijos.

    Sí, fijos.


    Un abrazote :)

  5. me encantó querida Pato y me ofrezco de ayuda en la tarea que propone Toro y que ése tutor, se busque otra cosa en que entretenerse.

    Un abrazote, el cuento está genial.

  6. Genín says:

    Por eso siempre andamos buscando libertad...
    Besitos y salud

  7. Matias B. says:

    Bueno, pero tiene una corona de laureles!

    qué se queja?!

  8. preciosa historia,jardinera de palabras:))Besos***

  9. Malena says:

    ¡Que no se duerma en los laureles!

Gracias por tus palabras