“Moriré-dijo- tengo que morir de esta deplorable locura. Así, así y no de otro modo me perderé. Temo los sucesos del futuro, no por sí mismos, sino por sus resultados. Me estremezco pensando en cualquier incidente, aún el mas trivial, que pueda actuar sobre esta intolerable agitación. No aborrezco el peligro, como no sea por su efecto absoluto: el terror. En este desaliento, en esta lamentable condición, siento que tarde o temprano llegará el período en que deba abandonar esta vida y razón a un tiempo, en alguna lucha con el torvo fantasma: el miedo.” –Edgar Allan Poe-





Le han desparramado sus sueños y no es una niña. 
Se olvida de su edad cuando aparece, en la mitad de cualquier momento, el monstruo fatídico estirando sus escarchadas garras.

Dueño y amo absoluto de su vida, viene a inyectarle más veneno.
Abrazada al aire que araña su rostro, sabe que tendrá una lucha cuerpo a cuerpo con la nada gelatinosa que la embarga.
Lleva días perdiendo en este juego que no aprendió a jugar.


15 Comentarios

  1. claudia says:

    cuántos monstruos se buscan para protegerse del miedo...ese que desparrama los sueños. Besos

  2. Hay monstruos por todas partes y la vulnerabilidad es cada vez más preocupante.

    Debemos ayudarnos.

    Besos.

  3. Fiaris says:

    MMMMMMMMMMMM,abrazo

  4. En el juego de la vida siempre ganan los monstruos, la memoria, complice vital de su triunfo. Un abrazo.

  5. Graciela says:

    Muchos días me siento como la niña que describes tan bien.
    Sin embargo, las noches tenebrosas pasan, como todo en esta vida. Y vuelve a salir el sol...y el monstruo desaparece...y sólo fue una horrible pesadilla.
    Besos.

  6. Malena says:

    ¿Y si la vida fuera eso?
    Miedo, miedo, y más miedo.
    A todo.
    A perder, a fracasar, al desamor, al miedo.
    Y cuando me invaden esos pensamientos, me da terror.

  7. Reina says:

    De vez en cuando nos invaden esos monstruos... de noche y de día...
    Hay uqe aprender el juego para no dejarse ganar... difícil pero se aprende...!

  8. Sólo se marchan nuestros monstruos cuando morimos, para convertirse en monstruos de otros.
    Un abrazo enorme, Pato.
    Hace días que intento comentar tus entradas y no lo consigo; espero conseguirlo por fin hoy.

  9. Genín says:

    De niño vi una película de terror, había una mano que tenia vida propia y separada del cuerpo de un asesino muerto, reptaba mientras la gente dormía y estrangulaba a la victima.
    Estuve años teniendo pesadillas con la jodida mano...jajaja
    Salud y besitos

  10. Anjanuca says:

    Son más que monstruos, son asesinos de infancias. No sé lo que vayas a pensar con lo que voy a decir pero a mi me gustaría verles muertos.

    Besucos.

  11. Es genial lo que puede inspirar y disparar una cita de un texto. La asociación de ideas que entra en juego. Como si los escritores fueran capaces de haber anticipádose a todas nuestras vidas. Uno siempre puede encontrar referencia en ellos.

    Poe... He leído poco de él. Y esta cita me atrapó mucho.

    Un abrazo, compañera desde mis primeros textos, :)

  12. Querida Pato, que bien me has descrito - es una broma cierta-. En silencio comparto y disfruto de tus letras amiga querida.


    Un fuerte abrazo!!!

  13. Sheol13 says:

    Me agradó mucho encontrar en tu blog las lineas de uno de mis autores preferidos. Los monstruos existen y si buscamos bien nos sorprenderá encontrarlos mas cerca de los que pensamos, muchas veces en nosotros mismos. Un abrazo.

  14. En un mundo falto de solidaridad y amor lo que sobra es el miedo.

    Un abrazo desde mi oscuridad :)

Gracias por tus palabras