Mis manos zozobrando a orillas del tintero
desaguando azul
aullando.

Cientos de alas abriendo bocacalles
hurgando en los bolsillos del aire,
desovillando soles aciagos
-han olvidado el regreso-

Desde que me fui del pago
se han vuelto harapos
mis manos:
la 
ruta 
de los pájaros 
se ha cortado.

12 Comentarios

  1. Volverán los soles. Y no serán aciagos. Serán rutilantes, como en un verano valenciano lleno de buganvillas y naranjos. Y reirás fuerte.
    Te mando un beso

  2. Una triste, hermosa e inspiradora imagen. Un abrazo

  3. Genín says:

    Recordarán, y encontrarán de nuevo el camino...
    Besos y salud

  4. Yeka says:

    Es hermoso y triste. Lo vuelvo a leer y es hermoso y triste. Saludos.

  5. Tus manos cantan cuando escriben.
    Me da igual que la canción sea triste o hermosa.
    Siempre me gustan.

    Besos.

  6. La desolación puede ser vehículo de la belleza,como en este poema.
    Un abrazo y besos a tu morocha ***

  7. Elizabeth says:

    Bellísima y sobrecogedora imagen. Me encanta tu manera de poblarnos, como la lluvia, de ritmo y vida aunque nos duela. Besos.

  8. Vuelva al pago, mi amiga, pero sus manos no paran de hacer magia...

  9. Como dice Yeka, es hermoso y triste...

    Un fuerte abrazo

  10. Malena says:

    Siempre se puede volver.

  11. ¡Otra vez describiendo con belleza la tragedia!

  12. Reina says:

    Tus manos no olvidan nada... menos hacer poesía... ;)

Gracias por tus palabras