La casa tenía una reja
pintada con quejas
y cantos de amor
-Homero Expósito-

Yousef es sabia, pero ignora que en esa mirada está la tierra fértil de sus días. Tal vez eso es lo mejor, que no sabe que es sabia, ni se la cree, ni nada. Ella piensa que se es sabio cuando se tiene muchos conocimientos de ciencias y de política y de historia y de letras, no cuando se ve la vida como  a través de un charquito.
Además tiene el secreto de la felicidad y dice que entra por su ventana por la mañana bien temprano cuando el jazmín está loco de perfumes. Ése momento es el ideal para pensar en cosas muy importantes, porque el resto del día tiene muchas ocupaciones. Los tilos de la avenida son peligrosos para los viejos que caminan por su vereda y hay que barrer, por ejemplo. Además la vida antes era muy sencilla, pero ahora hay que atender tando “aparatito” que a uno no le alcanza el día. Antes si alguien te llamaba por teléfono, vos ibas y lo atendías. Ahora hasta que das con el “aparatito” correcto, cuando llegás, ya te cortaron. La gente no entiende a los viejos, no les tienen paciencia y hay que ver lo difícil que es llegar al teléfono sin pasar antes por el control remoto de la tele, el celular, el “plis”…
-¿el qué? Le pregunto-
-El “plis, nena, el plis”- y me señala el aire acondicionado marca Split que ha instalado en su comedor para estar fresquita y pone en mi mano el control remoto nuevito que confunde con el celular, con el teléfono manos libres, con el control remoto de la tele de la cocina, la del cuarto, el control remoto del video, el mouse y por supuesto todo eso es bien diferente al teléfono “de toda la vida” –me aclara-
…-pero es tal el abatatamiento que me da cuando suena el teléfono que corro para todos lados de un aparatito al otro, gritando ¡Hola! ¡Hable, hoooolaaa! ¡Y Nada! ¿Porque mirá si a alguien le pasó algo y me está pidiendo ayuda? -Me dice con un gesto interrogante y aclaratorio de ¿ves todo lo que tengo que hacer? La vida moderna me tiene muy ocupada. A veces llego a atender y es una pavada, pero ya me quedo tranquila. Y ahí puedo entrar a internet, que me dijo mi profesora que me recibí con 10. Pero eso me lo dice para dejarme contenta, yo sé que todavía tengo mucho por aprender, igual cualquier duda yo “googleo”-.

Ah, Yousef es mi madre y tiene 80 años.

10 Comentarios

  1. Hola,
    Aprovecho la ventana para recomendarte visites: http://www.thisiscolossal.com/
    Dedicale unos minutos, es una gratisima sorpresa.

  2. Tú crees que me adoptaría?
    Yo podría ayudarle a barrer, con el "plis" y los controles remotos, etc.
    Y a cambio solo le pido que me haga de madre.
    Hecho?

    Besos.

  3. Elizabeth says:

    Lo dicho, una de tus entradas equivale a cien de las mías. Qué bella la hija de tinta que hizo nacer a Yousef. Mil besos amiga!

  4. Genín says:

    Tiene razón la señora, pero se me acaba de ocurrir que le compres uno de esos teléfonos que se conectan y responden con la voz, de manera que si suena, dices "Si?" y ya comienzan a hablar en voz alta mientras termina por encontrar el teléfono...
    Me lo voy a investigar para mi...jajaja
    Besos y salud

  5. Ainss,yo rivalizo con Toro por el sitio de "hija adoptiva" ;)
    pero intuyo que tendría sitio para mas de uno y mas de dos.¿me equivoco?
    hermosísimo retrato,jacarandá.Besos***

  6. Fiaris says:

    Vaya que relato mas entretenido,pobre señora la comprendo en mi casa hay no menos de 6 controles remotos y somos dos personas,imaginate,abrazos.

  7. Yousef se la sabe "todas", no? Pensé en mi ex abuela, a la que le pusieron teléfonos en cada rincón de la casa. Pero, de todas formas, llegaba tarde. Un encanto. Y ver la vida a través de un charquito...

  8. Sobrecogedor ¡Que vivan las madres!
    El mundo va a toda prisa pero... ¿A dónde va? Habrá que estar atentos...

  9. Tuky says:

    Amo a tu madre!!!

    así nomás te lo digo

  10. Reina says:

    Todos corren a atender el teléfono.... y al final es alguna pavada... ;)
    Divina Yousef...!

Gracias por tus palabras