Escribir lo que te escuece
-Torosalvaje-


Puedo seguir
el crecimiento de la humedad
con estos,
mis ojos lentos

Florezco como un territorio de cavernas ganándole espacio al mar del tiempo, al caudal agitado de los días que se escapan como después de un robo



-aún así ser el camino incierto-



¿Qué hacer?
anclar entre las cáscaras o morir en el despeñadero

A menudo sigo.
Manchando con mi humedad de crustáceo.
Marioneta irreverente, sin descanso,
rompiendo la paciencia de estas costas absurdas.
No dejo de tocar los siniestros bordes
aunque bien sé que cortan.
Mácula en ciernes
creciendo de espaldas
en el rincón ahogado del pensamiento,
soy

13 Comentarios

  1. escribes toda tu sensibilidad y tu sentir tan bellamente!!!
    Eres liviana como el aire, que a veces se enoja y se transforma en viento huracanado.
    Otras tantas, yo diría muchísimas, ere la brisa que acaricia el rostro y el alma, tal vez, para luego ir a reposar en la quietud de la propia escencia, del propio peso específico.
    Y entonces pareciera que no estás, pero eso sólo lo puede pensar un tonto, que estando a tu lado te respira en tu quietud de nostalgia, melancolía o simplemente dolor y no te percibe. Pero tu sólo reposas como moléculas inhertes hasta tomar el coraje de arrojarte nuevamente a ser la bella brisa que todos amamos y que tu misma necesitas ser.

    Un abrazo gigante amiga!!!!

  2. Genín says:

    ¿Mácula en ciernes, tu...?
    No lo creo...
    Salud y besitos

  3. Querida Patricia, no entendí bien si lo publicado lo escribes tú o Torosalvaje, como consta en el encabezado. La verdad haya sido quien haya sido quiero dejar constancia que me parece un maravilloso poema. ¡Felicitaciones!

    Saludos cordiales

  4. Si.
    Escribir lo que te escuece Patricia.
    Y lo haces muy bien.
    Estoy seguro de que además te ayuda.

    Pluma Roja yo no podría escribir un poema tan intenso como este.
    Es de Pato por supuesto.

    No eres mácula, ni en ciernes tampoco, y si lo fueras serías una mácula maravillosa.

    Besos.

  5. Patricia es tan intenso que duele...

    Besos con cariño

  6. Querida Patito, tus letras tienen alas, sí, y vuelan y llegan hasta la profundidad del alma...

    Gracias.

    Un beso.

  7. Mai Puvin says:

    Uuufff qué intenso... realmente llega y duele!

    Me encantó el programa de hoy sobre la Memoria... el viaje de olores y sabores a la infancia... inevitable!

    Un abrazo enorme!

  8. claudia says:

    marioneta irreverente que crece de espaldas, me parece fabuloso florecer en cavernas. realmente delicioso

  9. ybris says:

    Escribes bellamente lo que te escuece:
    La penumbra de la caverna,
    la duda del camino,
    los límites de nuestra capacidad,
    el ahogo del más profundo pensamiento.
    Aún así no te veo como mácula en ciernes sino una gigantesca voluntad de superación y de expresión.
    A veces la caverna se muestra como la mejor atalaya para mirar la vida.

    Besos.

    (Y enhorabuena, una vez más, por vuestro programa radial. Ya he dejado algo dicho sobre él en el blog de Aye.)

  10. paolav says:

    escuece...alivia a veces y por último las palabras acompañan como voces en el corredor, uno se siente menos sola. Patito, la humedad atrapa. como una enredadera, hay que salir, hay que buscar el sol, aunque una se acostumbre a la penumbra.Hay que reptar por la muralla, hasta encontrar la luz ¡Se puede!
    Tus palabras me hacen pensar.
    Un abrazo.

  11. mangeles says:

    Muy bello, y muy intenso poema.

    Un besito, Pato

  12. Eleme says:

    Oscuro, Mácula, bordes, denso... ¡Animo!

  13. manu says:

    El silencio que tengo después de leer el poema es pasmoso. Es como quedarse quieto un minuto, conteniendo la respiración y sin saber el día, la hora que es.

Gracias por tus palabras