"Escribir dinamitando los consejos
de los escritores sabios"
-Torosalvaje-


I
Sale sabiendo que los zapatos se le van a hundir en la vereda de tierra pútrida
conoce el apetito del pantano de punta a punta
mientras el sol devora la mañana en su cabeza

igual baja los escalones de dos en dos
baja de una pieza sin revoque inestablemente ubicada arriba de otra pieza,
que está arriba de otra pieza inestable
todas de ladrillo hueco
crudo
injertadas como a un tallo
en una de esas barriadas populosas
que hacen inconmensurable
el conurbano bonaerense

la calle no conoce el desierto ni el sueño,
la cumbia y los entreveros ocupan todos los espacios
los pibes caminan descalzos entre los charcos desde temprano
y las mujeres apaleadas miran con resignación el paisaje que les ha tocado
y los carros

II
Sale plastificado por fuera con un delantal de diario y por dentro anda envenenado
lleva los ojos del lunes algo nublados
tiene las preguntas del martes a las tres de la tarde
los puntos en suspenso del miércoles
el vacío del jueves por la noche
los días siguientes están colgados de los signos de interrogación
de una heladera de carnicería
en la feria del barrio

afila el cuchillo hasta dejarlo plateado
comienza a cortar en trozos uno de esos días congelados,
vuelan por el aire los pedazos
luego corta otro
y así hasta llenar el exhibidor de la heladera
una vez que ha ordenado con maestría ese amasijo
cuelga un cartel
“la poesía no se vende”

se sienta a esperar atrás del mostrador
a degustar su obra de arte
que es ver la fragilidad del otro
mira las caras que se detienen a observar el exhibidor
disfruta secretamente,
casi con malicia
-al fin y al cabo esa es su pequeña venganza-
cómo cuentan las monedas de nada
cómo revuelven sus bolsillos descosidos,
y pegan su nariz sobre el cartel sin entender
lo miran con mas ganchos de preguntas
elucubran las sumas de las partes,
picotean el vidrio
después se termina el teatro y desilusionados siguen de largo
sin poder comprarle esos días congelados.

III
Algunas veces con ellos hace algo
arma pequeños monstruos de días pegados unos a otros
y los regala en las esquinas mientras los autos se detienen en los semáforos.
Alguna vez alguien le da una moneda con forma de sonrisa
y lo agradece, claro.
Otras veces los lleva a un solar baldío
entre las flores de cardos tira los pedazos en mal estado
para que enjuguen su sangre y se lo coman los gusanos,
pero tiene bien presente
que no ha de vender sus días en una góndola de supermercado.

15 Comentarios

  1. ybris says:

    Son una auténtica mina las reflexiones del amigo Toro ¿verdad?
    Claro que para llevarlas a la práctica hay que tener dentro lo que tú tienes:
    tu visión lúcida del conurbano bonaerense, la convicción de la no venalidad de la poesía y la utilidad de disponer libremente de los fragmentos de tiempo que atesoramos.
    (Menos mal que en el avance de la vigésima tercera edición del DRAE han incorporado la palabra góndola como expositor, si no ni me entero)

    Besos.

  2. manu says:

    Uf, uf, tengo que tomar aire, es una catarata de palabras lo leído, como un ritmo que va en aumento, no sé, imaginemos un cajón peruano, si, un cajón peruano, con un ritmo monocorde, pero levemente en aumento, así, hasta ser incontrolable, y tener esa necesidad de olvidar las comas, los puntos, de devorarlos. Uno solo de guitarra acústica (también). Es una sensación que me gusta sentir.

    Me enamoré de esto: “tiene las preguntas del martes a las tres de la tarde”

    Salutes saluteros!

  3. Tú te das cuenta como estás creciendo Patricia?
    Escribes, dinamitas y creas día tras día algo maravilloso.
    Este poema es tan bueno que merece ser aprendido.
    Cada verso es un fogonazo que deslumbra.
    Te admiro mucho.

    Besos.

  4. Genín says:

    Todavía sin resuello, leo el comentario que te hace el Toro y me pregunto...¿Y ahora que digo yo si todo está dicho?
    ¡Ya se!
    Besitos y salud

  5. Querida Pato, Toro con su sabiduría lo ha dicho todo. Coincido con él y mientras leía pensaba y en lo maravilloso de lo que escribes. Es maravilloso. Tienes indudablemente el don en tus manos y en tu alma, para realizar la alquimia de tus tránsitos personales y plasmar obras de arte como ésta. Me emocioné mucho.
    Yo también te admiro mucho. Es maravilloso como escribes y transmites los sentimientos y emociones de los personajes.
    Un beso gigante querida Pato.

  6. GEORGIA says:

    uy uy uy ... cada letra quedó saltando en mis ojos y en todo el cuerpo...maravilloso, simplemente maravilloso...

    mi abrazo siempre

  7. Tiempo no me sobra, pero me quedo aquí tranquila y ávida para seguir disfrutando con esta composición de palabras, que han formado un texto, una novela, una explosión, un universo.
    Felicidades.
    Abrazos, Ana

  8. Ahora me tomaré mi tiempo para leerte,antes te dejo mi ok agradecido por tu propuesta, puedes leer cualquier poema mío con libertad,cuando y donde quieras.Aunque no me crea con la altura suficiente.Te dejo un abrazo y mi cariño.Silvie***

  9. Tengo faringitis,oídos taponados,tos y vuelvo de un durísimo día de trabajo,pero me has inspirado.
    La poesía no se vende,pero sostiene al mundo.Hay un andamiaje de cosas intangibles que lo estructuran e impiden su derrumbe.
    Las palabras recrean el universo,lo expanden,lo humanizan una y otra vez.
    Inspiran.Como las tuyas,hoy,ahora.
    Gracias,jacarandá***

  10. claudia says:

    eso sí que es poner"toda la carne al asador" me cortaste en la mitad del día, este lunes congelado. impactante. y bello. Un abrazo

  11. PIZARR says:

    Pues tras leer a Ybris, de quien extraño muchísimo sus letras y a Toro a quien leo menos de lo que quisiera leer y a mi querido Genin, que siempre tiene razón... ¿que te digo yo ahora querida Pato?...

    Admiro muchísimo lo que haces, ya lo sabes y lamento esta lejanía cada día. Escribéme en negro mejor, tú ya me entiendes, intentaré dejar el rosa por unos días y contestarte en negro porque el momento que atravieso así lo exige.

    La foto de la esperanza que te gustó está hecha depositando estrategicamente el canto rodado encima de la colcha de mi cama del Mediterraneo. Es una habitación decorada en tonos cálidos como exige el verano y ese mar

    Un abrazo inmenso Pato

  12. Lo que dá de sí cada frase de Toro... siempre tu mente brillante, tus palabras sabias, tu sensibilidad a flor de piel, dando puntadas al aire, recogiendo cada trozo de sus palabras no escritas, para darle la forma perfecta. Un gran equipo, que no sería posible sin tu presencia, sin tus letras, sin tu magnífica imaginación desbordando, como por arte de magia, la ilusión de que las palabras tienen forma, que los días pueden congelarse, cortarse, regalarse y hasta tirarse... y nosotros disfrutándote mientras las devoran los gusanos.

    Genial mi querida patobella. Genial, como siempre!!!

    Millones de besos amiga!

  13. Me dejas sin palabras. Coincido con Toro en todo lo que te dice.
    ¡ Es un poema increíble, bestial...!
    Un besazo

  14. Eli says:

    Patricia, golondrina nodriza, desde ya me anoto para tomar talleres contigo. Leerte me alienta a seguir aprendiendo. sí, eres una invitación incesante a mejorar. Te leo y me regocija pensar que aún quedan genios en el mundo. Seres de otra época acompañando nuestras inseguridades, guías puestos aquí por Dios con un alto propósito. Tu escrito de hoy es sencillamente magistral. gracias por derramar maná en el desierto de nuestros ojos, pluma de lleche y miel.

  15. hola pato no soy bueno en esto pero este escrito m rompio la cabeza casi literalmente je m llegaron imagenes d barrios olvidados cuando era un amante d conocer lugares d nuestro bs as profundo y senti q la poesia latia en cada verso con la fuerza d una brisa d invierno, en serio, m encanto un beso grande

Gracias por tus palabras