Anoche estaba de buen humor y escribí sin parar. Fui y vine hasta la costa cargada de versos circulares. Encontré mundos de un color mío, con habitantes de extramuros. Digo, durante la noche, en mis sueños amodorrados escribí varias cosas. Dejé todo lo escrito en esta parte de mi cabeza (costado izquierdo) porque al escribir acostada todo se me iba para ese lado y quedaba perfectamente acomodado en una pila de historias. Traje un carrito repleto de esferas para darle de comer a la bestia que me alquila el cuerpo.
Como en espiral, caracoleaban mis oraciones. Las entendí, las leí varias veces, incluso me reí mucho. En un momento me desperté de la risa y me seguí riendo, pensé en buscar la birome y pasarlo en limpio porque era muy gracioso. No lo hice por no salir de mi cama calentita. Ni despertar del todo a mi inquilina.
Vaga, me reprocho ahora que no río.
Ahora que desperté y no se qué sucedió.
Se esfumó el humor, las historias divertidas, los senderos mágicos que caminé durante mi sueño. La almohada está vacía. No hay carretilla con esferas. Mi lado izquierdo es blanco, igual que esta mañana fría.

18 Comentarios

  1. Una de dos, o pones una libreta y un bolígrafo (o birome) en la mesita o una grabadora, pero has de hacer algo para evitar que se pierdan esas oraciones.
    Ahora cualquiera las encuentra.
    Seguro que se fueron enfadadas porque no las quisiste transportar al mundo de los humanos y las dejaste haciendo cola en tu cabecita prodigiosa.

    Besos.

  2. claudia says:

    qué increíble la exactitud, con que describes la creación entre sueño y vigilia...te aconsejo despierta a la inquilina y no dejes las esferas, ni la almohada vacías, un beso.

  3. Los sueños cuando nos invaden se quedan.. pero tu si sabes escribirlos.
    Excelente..

    Un placer leerte..

    Un abrazo
    Saludos fraternos...

  4. Eli says:

    Y mientras escríbes, somos nosotro(a)s quienes soñamos y llenamos nuestra pecera, de sedientas esferas (con tu nombre grabado en ellas). Y crecemos a la altura de los peces, que nadan de espaldas a la orilla que nos contiene, lejos del mar. Pero muy cerca de su lluvia.

    Mil besos amiga cristalina.

  5. Si esos sueños se repiten, debes de querer permanecer dormida. A mi me gustaría.

    Saludos cordiales, precioso tu post, me encantó.

  6. Yo creo, solamente, que al despertarte, se desacomodaron un poco. Fijate en tu lado derecho, que seguramente se estaran riendo de vos, escondidas detras de alguna esfera que lograron llevarse con ellas.
    Fijate bien, yo estoy segura que no desaparecieron,
    Un abrazo grande Patooo!!!!!

  7. GEORGIA says:

    La grabadora es una idea genial...te sorprenderias de las cosas de las que es capaz tu subconciente

    un abrazo,

  8. Blanca says:

    Hola Pato, vine, no oye, escucha consejo,papel y pluma a la mano, si no, olvidate que vas a saber que ideaste de noche; o dejes ir a las musas.
    ¿ te acuerdas de mi? acabas de dejarme comment en mi MOnologando,
    :) Vine a leerte, ya secaron las lágrimas, ¿verdad?
    ¿sabes?,aquella que veo que quiere irse, es mi hija.Será tiempo, digo.

  9. Genín says:

    Seguro que te acordarás de oraciones aunque sean inconexas y eso, con ayuda de tu imaginación prodigiosa, puede dar lugar a nuevas oraciones conexas y brillantes...
    Besitos y salud

  10. Siempre pasa que al despertar todo se esfuma....


    Besos con cariño

  11. ybris says:

    Fecundos sueños los tuyos.
    Si el despertar los ahuyenta deberías encontrar el modo de que no se vayan muy lejos.
    El frío invernal no sea excusa.

    Besos.

  12. Blanca says:

    Hola, es que leí a tu derecha: Escribir, que bien lo dice, " Torosalvaje" ¿ quién es? Pero me gustó, asi empecé con todas esas ideas, pero me aprisiona después, aunque me descubro y revelo, el querer complacer, y eso pervierte el escribir por que si,el transmitir y sin pensar en nada. Hasta el por los codos, se detiene y ya no fluye.
    Buena noche, Pato.

  13. carmeloti says:

    Hay historias que viven por sí solas en nuestros cuerpos, y efictivamente personajes que viven alquilados en nuestra mente, ellos nos prestan sentimientos, recuerdos, caras y fisicos diferentes.
    Les alimentamos en los sueños y cohabitan con los nuestros, pero no se esfumaron, no se fueron. Volveran una vez maduros y listos para salir al mundo real.
    Esperalos en la almohada y yo los esperaré en tu blog

  14. Eleme says:

    Vi dos realidades paralelas jugando a imponerse la una sobre la otra. La una te hace cosquillas en la panza, la otra te masajea en en el letargo. Gracias Pato, me gustó mucho el final.

  15. Maravilloso tu relato Patricia!
    Dice Silvio:

    ¿Qué pasión, qué melodía
    tocó el corazón humano
    para conducir la mano
    del sueño a la poesía?

    La sensación que recogiste de tu viaje es el propio viaje y has sabido transcibir el proceso maravilloso de la creación, aunque te invada la desazon en esa hora incierta en que la mañana te recibe, con las manos vacias.

  16. Me encanto este post :)

    Cuantas veces pasa, no?

    Besos.

  17. Neptunia says:

    Cuanta magia Pato!!!!
    hermoso

    besos

    neptunia

  18. manu says:

    Odioso cuando eso sucede, aprendí a tener un anotador cerca para poder escribir aunque sea una mínima vaguedad, así, por lo menos, tendré una esperanza de recordarlo al otro día.

    Qué bien que se escribe cuando uno duerme.

    Fuuu.

Gracias por tus palabras