Torcida de abandono
se inclina hacia el costado izquierdo
donde
recibió mas peso.

Sostiene su esqueleto
de madera podrida
donde anido yo
-termita infecta-
con mis inquietas esquinas pisoteadas de sombras
Anido yo
en la caótica nube de mi cuarto
Donde
en el rincón
cruje su llanto de ácaros
y mece esta silente agonía

12 Comentarios

  1. Eli says:

    Como buscadora de puertas, tienes cinco llaves por mano y la ganzúa en el poema. Mientras el cuerpo descansa, la silla sigue de pie, aguardando que el clavel, reverdezca en la tormenta.

    Besos voces de mi voz.

  2. Me gustó.. muy sentido poema..

    Después de mi larga ausencia de nuevo por tu espacio para leerte..

    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre..

    Que tengas un bello fin de semana...

  3. Algo extraño para mi este poema:

    "cruje su llanto de ácaros"

    no se cómo cruje un llanto de ácaros.

    Saludos cordiales.

  4. Fernando says:

    recoge la casa, limpia tu corazón abriendo las ventanas al invierno austral..
    besos

  5. Genín says:

    Al menos, tienes un sitio donde anidar, que en estos días, no es poco...
    Besitos y salud

  6. claudia says:

    me encantó, "donde anido yo", -termita infecta- con esquinas pisoteadas...impecable!!!
    saludos

  7. ybris says:

    Es el corazón el que pesa.
    Y no es entonces el esqueleto el que más importa sino el hogar en que anida.

    Suena triste pero es esperanzador.
    Tanto como es hermoso el poema.

    Besos.

  8. Me encantó!! durísimo pero hermoso!!.. primero dudo que la termita este infecta - y por otro lado creo que no fue nada tonta por el lugar que escogió, ya que estabas vos para comprender ese extraño

    "Donde
    en el rincón
    cruje su llanto de ácaros
    y mece esta silente agonía"

    Quién si no hubiera podido comprender el crujir de su llanto.

    Besasoooo!!!!

  9. Siento que su llanto nace desde las entrañas..


    Besos con cariño

  10. Eleme says:

    Frágil como la madera podrida, conteniendo un yo dentro de otro, que comanda las imágenes creadas por amor, a la poesía. Y por supuesto el miedo a quebrarse...
    ¡Gracias Pato!, ¡esa visualización me dejó tu poema!

  11. con palabras que dejan sombras y preguntas en la mente.
    Una gozada

  12. Un poema muy hermoso. Me gusta el ritmo sosegado. Un abrazo grande, Patricia.

Gracias por tus palabras