Voy a soplarte un aire final manojo ciego. Voy a dejarte en la cara todo el oxígeno que te hace falta para que vueles mas allá de las terrazas.

El cielo se muere sin vos.

Durante la noche cayeron un puñado de estrellas y no supe qué decirles. Se me antojó un cuento feliz, pero no me creyeron. Entonces les hablé de un campo repleto de flores y de pelusitas en vuelo.

Voy a soplarte para hacerte sueño. Y vas a vivir sobre los techos de una ciudad fantasma. Vas a viajar en los tres deseos y cuando llegues al sol vas a abrir las ventanas de mi furia, vas romper las nubes que me tapan la vista, a iluminar los pozos en los que me hundo y desagotar los espejos que se han vuelto ciénagas. Todo eso vas a hacer con el aire que ya no tengo.

En agonía, soplo. Me voy dientito de león. Dejo en vos mi brisa, que empuja lento, que abraza, que asfixia, y que a veces mata.

9 Comentarios

  1. Que lo haga.
    Y rápido!!!

    Si necesitas aire avisa.

    Besos.

  2. ybris says:

    Nadie sopla así -aire final- cuando se pretende hacer sueño de los vilanos, portadores de deseos, destrozadores de nubes, luz de pozos, abrillantador de ciénagas.
    No es agonía, amiga, es prolongarnos en el soplo con que contamos bellos cuentos a las estrellas.
    Hay quien nunca deja de hacerlo.
    Es privilegio de los que viven haciéndose aire que comunican a los demás.

    Besos.

  3. Yo soplé contigo.
    Seguramente en el cielo tu diente de león se encuentre con muchos más que tengan el mismo destino y mañana, o tal vez hoy ya a estas horas, las nubes se hallan borrado y sientas el calor del sol que acoge tus pensamientos.
    Un abrazo.

  4. Eli says:

    Solo el soplo de león puede dejar sus dientes esparcídos en el éter, desgarrando la nube con olores de parto. Solo el aliento de un dragón, puede transformar cenizas suspendidas en vida derramada. Y solo el corazón de un tierno patito con alma de golondrina, puede devolverle a mis muñecas su inenarrable canción. Besos.

  5. Cuando el alma está tan frágil y expuesta, como el diente león bajo una simple brisa o un soplido suave,ella como el dientito sale volando. Esparciéndose en múltiples flores, prados, sueños. Y si acaso piensa que el soplido es suave porque ya no tiene aire, se equivoca, sólo es el final de una exsalación e inmediatamente vendrá la próxima inhalación que llene sus pulmones de aire fresco.
    Por otro lado no hay que creerle a los espejos que están sucios. Primero hay que pasarles una franelita con blem y luego mirarse bien.
    Un abrazote amiga Pato.

    Y en relación al comentario que me dejaste, estoy absolutamente segura que sos siempre ves puertas tras el obstáculo (sólo que a veces tardamos un poco en darnos cuenta, no es ni inmediato, ni fácil).

    Un abrazote!!!

  6. Me recordó al soplido de las velas de las tortas de cumpleaños, a como se soplan deseando y dejando los deseos en el aire, ya no nuestros...
    Entonces un día los encontramos porque chocamos contra alguno o será que quizás nos habrá guiado hasta su popa de algún modo secreto, vaya a saber, y es entonces razón suficiente para hacer una fiesta.

    Besos Pato, me encantó el programa, se siente hermoso de este lado en el que uno puede experimentar ser simple espectador, la dualidad de personajes que existen siempre en una partida y los viajes que a su vez se incian, como una cosntante oportunidad.

  7. incal says:

    Pato:la respuesta esta en el viento cantaba Dylan mientras soplaba su armonica.
    Te escribi con un e-mail a tu casilla con una propuesta que creo interesante.

    Besos desdde Montevideo.

    Luis

  8. Ardaire says:

    Sigue soplando....
    en mi pueblo le llamaban angelitos...
    y se iban volando
    y yo no veas como soplaba !
    era un no parar-
    abrazos cielo

  9. Siento tu texto como el sacrificio que se hace por amor, por el ser amado...

    Patito te dejo besos con cariño

Gracias por tus palabras