Cuando caigo profundo, entro a ver nublado y no es por sueño ni por exceso de alcohol, sino por un océano interior que rompe todas las orillas vuelvo a mi pequeño paraíso. Donde están los recursos que guardé muy dentro de mí para echar mano en los naufragios.
No se piensen nada extraordinario. No voy por grandes cosas, busco lo que tengo a mano y con eso creo otra realidad mas justa.
Esta vez abrí la alacena y encontré harina 0000, tenía huevos, dos brazos aún fuertes y ganas de salir de la niebla.

-Ya están en marcha mis tallarines caseros-

Luego de subir este rescate gastronómico y sólo emotivo para estómagos siempre dispuestos, haré una salsa bien rica para que los tallarines se sientan felices. Y sepan que han cumplido el mejor objetivo, cambiarme de lugar en el escenario del domingo.
La mañana pintaba melancolía a pesar del sol.
Los cristales empañados por el frío y mis ojos estancados ahí, mala señal.

Ahora a seguir amasando (el bollo descansa mientras escribo) ahora hay que estirar los paños de masa, dejar orear, hacer rollitos y cortar con la cuchilla, porque no usaré la máquina, hoy atraso el tiempo mas de un siglo.
En mi pequeño paraíso el tiempo es antojadizo.

8 Comentarios

  1. Seguro que tu familia te lo agradecerá.

    Besos y buen apetito.

  2. Diría, que siempre es indispensable tener en la alacena harina 0000 (sin duda la mejor para amasar), unas latas de tomates, cebollas (aunque nos hagan llorar), ají 7 ajo y para mi gusto ají molido de condimento (aunque pique). Esa es una partecita de mi receta.
    Seguro que la tuya está hecha con todo amor, y esos estómagos y paladares que en lugar de ácidos digestivos tienen amor, sabrán degustarlos y abrazarlos.

    Un beso desde la niebla (aunque parece que el viento la está disipando lentamente)

    Un abrazote Pato!!!

  3. PIZARR says:

    Que gusto leerte Pato y que paciencia la tuya de elaborar la pasta.

    Curiosamente hoy hice yo tallarines al estilo de mi abuela... pero los tallarines son comprados... la verdad es que no sabría hacerlos.

    Al leerte he pensado en esos días en los que últimamente me da por meterme en la cocina y hacer bizcochos o tartas, puede que inconscientemente ocurra que en esos días lo que hago es buscar ese salvavidas que también describes tú hoy.

    Ya se que ando perdida pero en cuanto termine Mayo me vuelvo a encontrar contigo y con el resto... jajaja

    Un abrazo Pato

  4. Patito, estando en mi oceano interior con la vista nublada y con el día gris, amasare tristeza, nostalgía, condimentare con ganas de salir de este estado....

    Besos con cariño

  5. ybris says:

    Perfecta conjunción entre cocina y conocimiento interno.
    El resultado en una comida perfecta con un animo esplendoroso.

    Besos.

  6. Como no estoy a pocos kilometros de ti, con estos antojos que me despertaste Pato las historias me gruñieron en la boca del estómago!!
    besos!!

  7. Eres esplendorosa
    Yo me quiero ir a vivir a tu casa.***

  8. Eli says:

    Qué bella eres. Agrega una sonrisa tierna que estoy aportando al maná que siempre nos sirves. Besos mujer divina.

Gracias por tus palabras