Gracias Beatríz, tu Caja de Pandora es realmente así, una caja de sorpresas. He tenido el placer de conocer hace unos meses y sin embargo, esas cosas de inexplicables que tiene el tiempo, me parece que llevo mas tiempo recorriendo sus rincones del que en realidad llevo. Es un refugio cálido tu espacio, donde uno se siente muy a gusto visitándolo, de hecho ahora mismo estoy con tu música de fondo.
Es inmenso mi agradecimiento, pero no voy a seguir con la tarea de premiar a otros blogs por un lado la falta de tiempo-no puedo leer asiduamente tantos blogs- por otro lado lo vengo haciendo en el programa de radio de Perras Negras, donde cada sabado elegimos un blog o dos y lo recomendamos y posteamos una entrada dedicada a ese sitio. Creo que esa es otra forma de premiación a quienes sostienen con esfuerzo y creatividad este tipo de espacios.

¿Saben? (Acá viene la reflexión con luz roja) El otro día leí algo que me apenó y aprovecho para comentar esto con ustedes: amigos de tantos caminos...
"Debido a la cantidad de redes sociales que hay y a la falta de tiempo, los blogs irán desapareciendo", algo por el estilo lei. Y me di cuenta que algo de eso sucede. Espacios maravillosos, profundos, interesantes, donde uno se nutre y crece se van cerrando por falta de tiempo, por falta de estímulo, dejando ganar por otros espacios mas rápidos, donde se necesita menos esfuerzo y la dedicación es menor. Me refiero al faceboock. No conozco otra red social, aunque hay muchas mas. Esos espacios son frecuentados diariamente por muchísima gente, que tiene una necesidad de encuentro o reencuentro con el otro, diferentes inquietudes que van desde crear lazos hasta compartir intereses, pero no se parece en absoluto a un espacio como el que brinda un blog, éste es un espacio mas íntimo y personal. Por el tema de la radio abrí un espacio en face y no consigo hacer pie.
El blog es como un mar donde uno desconoce la profundidad. Sólo recorriéndolo a fondo, tomándose su tiempo y dedicándole esfuerzo se consigue conocer las posibilidades de uno mismo y las del otro. Por suerte he conocido verdaderos escritores en estos caminos de los que he aprendido y me he nutrido especialmente. Muchos de ellos son auténticos artistas contemporáneos, que de uno u otro modo se han dado a conocer soltando amarras y navegando libremente como barquitos de papeles escritos en el aire.

Yo que estoy batallando una dura contienda con mi tiempo me he planteado ultimamente otra vez dejar este espacio que amo, porque siento que no lo cuido como debería. Y cuando me refiero a esto del cuidado, no sólo hablo de lo que yo subo como post, sino de una parte importante que sostiene este espacio, el otro. No solo soy yo, sino "los otros y yo". A mi entender esa es la forma mas rica de sacarle el jugo a este espacio y eso se consigue visitando otros blogs, dedicando el tiempo necesario para leer a quienes sigo con el respeto que quisiera que se me lea a mi. Comentando cada post que leo, porque ese es un estímulo para quien lo ha escrito. No basta sólo con mi lectura y con mi disfrute, yo creo que es necesario decirle a esa persona que está en algún lugar que sus letras me hicieron bien, o me pusieron a pensar o me emocionaron o me hicieron un poco mas grande o me provocaron humor o ternura, porque quien se ha tomado el trabajo de dejar ese barquito en el fondo-fondisísisimo además de su propio empuje y valía, necesita del aire y de las olas de los otros para seguir manteniéndose en viaje.
Hago un mea culpa. He notado que cada vez leo menos blogs y no es porque lo que haya escrito en los diferentes blogs no me guste, simplemente es falta de tiempo. Yo no puedo leer todos los blogs que quisiera porque si lo hago no escribo y si no escribo deja de tener sentido mi espacio.
No sé si me estoy explicando bien, es como una rueda que está teniendo serios problemas para girar.

Luz roja se enciende.

Yo que era de escribir largo, me fui reduciendo a la mínima expresión (censurando mis propios textos) porque cada vez que subo un post pienso en el escaso tiempo que posee quien está del otro lado (ya sé que no está bien, pero honestamente es lo que hago) y eso condiciona mis ganas, entonces me lleno de escritos que no publico, especialmente cuentos, no es que haya dejado de escribirlos, he dejado de postearlos. Esperando otra oportunidad para esos cuentos, otro destino, no sé...Y de momento subo destellos o pasitos oscuros. Solitarias travesías que buscan unirse a otros a otros pasos cortos, como eslabones necesarios para seguir esta vida de letras.

Por ejemplo ahora este post se está haciendo largo (hay una luz roja en mi cerebro que titila) y pienso que mucha gente entrará, verá que hay demasiadas letritas sueltas y volverá a salir porque no tiene tiempo que perder en un escrito largo. No hablo de ustedes que lo están leyendo y que han llegado estoicamente hasta aquí, pero en el medio hay mucha gente que sigue de largo, bueno de eso hablaba ese artículo que lei y me entristeció, porque si por falta de tiempo estamos dejando morir un espacio de profundidad, reflexión y riqueza como son los blogs, si eso sucede estamos perdidos los que tenemos un blog literario y escribimos prosa.

No sé qué hacer, hubo unas horas o deshoras en las que pensé en cerrar mi blog, por todo lo expuesto mas arriba y por otras razones de índole personal. Luego una especie de rebelión interna me ganó y he preferido compartir esta especie de angustia que me invade por ver cómo se apagan y deterioran estos espacio de luz en pos de no sé qué carrera infernal, en la que como ser humano yo también participo. Y con infinito cansancio frente a tanto vértigo que me descascara la piel me quedo callada. Mi voz aúlla frente a un archivo de word que guardo en algún lugar perdido subiendo un mínimo retazo del grito para no ser densa, sin embargo hoy me he dejado escribir sin censura. Como si ambos, ustedes y yo tuviésemos todo el tiempo del mundo (les cuento -ya mas colorada- que todavía no he podido cerrar el programa de hoy en cuanto a la preparación del mismo y sin embargo llevo días trabajando en ello y hoy me levanté cuando era de noche para ver si podía con todo...)

He tenido suerte, pude agradecer a Beatriz y pensar en voz alta, como suele hacerse con los amigos, he sido honesta, aunque tal vez un poco brutal, parafraseando a Calamaro.

Y ahora les pido un favor, tal como me lo he pedido a mi misma. No bajemos los brazos, no dejemos de nadar en este mar revuelto por tanta urgencia desmedida, no dejemos de alimentarnos porque nos volveremos débiles, no nos atemos a las orillas por temor a naufragar, si somos peces de mar, no nos dejemos tentar por el río.

27 Comentarios

  1. ángel says:

    Espero que no desaparezca tu espacio que hoy estoy descubriendo.



    Saludos...

  2. Cada vez estoy más contento de no figurar en ninguna red social. Ni facebook ni similares.

    Incluso abrieron una a mi nombre en facebook. Después de verla bien y ver el tipo de relación que allí se establece decidí cerrar la cuenta para siempre.

    No es una crítica. Es simplemente que el tipo de relación de las redes sociales a mí no me gusta.
    Me recuerda a muchas relaciones sociales que veo a diario y de las que francamente no tengo ningún interés en formar parte.

    En cuanto al blog.

    Tener un blog requiere mucho esfuerzo.


    Como bien dices no es solo lo que uno escribe sino también lo que escriben los que a uno le visitan.

    Evidentemente eso tiene un límite.

    No puedes visitar a todos, aunque yo lo intento, porque no acabarías nunca.

    Por otra parte si no visitas otros blogs a la larga dejarán de visitarte. Eso es un hecho. Y también lo es que debido a la falta de tiempo cuando visitas un blog y ves posts extensísimos te puede dar un shock. Es injusto para la gente que publica ese tipo de posts, y si, seguramente acabará autocensurándose y publicando más corto cada vez porque es bastante probable que no lean lo que está escribiendo y le dejen un comentario tipo "Me ha gustado mucho, saludos" y salgan corriento espantados de ese blog que se come su tiempo.

    No sé que pasará con los blogs. No me atrevo a vaticinar si irán a más, a menos o se estancarán.

    Tampoco me preocupa demasiado porque sé que yo seguiré cuidando el mío, y seguiré escribiendo en él, y seguiré comentando otros blogs. Quizás serán menos pero espero que no desaparezcan porque a mí me gusta mucho este mundo.

    Espero que el tuyo sobreviva también.

    Besos.

  3. -Pato- says:

    A mi si me preocupa, de hecho este post nace de esa preocupación porque mi escritura "no censurada" es de las del tipo "Blog-que se come tu tiempo-y hace salir espantado al que te visita" (conste que me hiciste reir a carcajadas con eso :)
    De modo que pienso para qué escribo yo entonces en este espacio...
    Para que me lean cortito y breve, pero que me lean aunque lo que lean esté censurado por mi, dejando librado al ánimo que me induce a censurar en el momento que lo hago, dejando afuera tal vez algo mejor de lo que subí...
    O subir un bodoque que no lee ni tu madre (por cierto mi madre no lo lee y menos mal)
    O subir una frase que signifique mi sensación o mi momento vital o lo que sea
    O...

    Ya ves, tengo un interrogante ASÍ DE GRANDE en mi cabeza y agradezco tu respuesta porque me ayuda a pensar.

    A mi también me gusta este mundo, por eso esta inquietud mía y no quiero perderlo.

    Besos.

  4. incal says:

    Hacia tiempo que no leía un post tan interesante como este,es decir tan profundo y sensible respecto al hecho creativo de tener un blog.

    Porque un blog es un hecho creativo en si mismo,en donde se puede conjugar imagen,sonido y palabras.
    Es muy bueno entrar en un blog y saber que nos encontramos visitando un micromundo con una estetica propia,con una singularidad individual,es decir humana...

    Los comentarios de los visitantes de un blog tambien forma parte de ese arte.

    Respecto a la brevedad de los textos que se tienden a publicar,por la falta de tiempo del lector visitante a leer algo mas extenso; es realmente un inconveniente.
    Pero tambien tiene sus virtudes: el post bloguero encuentra quizas su propio estilo en esa brevedad que exige capacidad de sintesis.
    Los buenos post son como las buenas dosis homeopaticas: pequeñas pero con un gran poder concentrado,que hacen su efecto con la acumulacion (lease lectura)cotidiana.
    Y al igual que los remedios florales y preparados homeopaticos, los post tambien aveces pueden tener inesperados efectos sanadores,o al menos saludables.

    navegar es preciso(y precioso)por eso perseveramos en esta travesía donde uno encuentra tesoros invalorables ,del cual sos un buen ejemplo.

    Un beso desde Montevideo.
    LUIS

  5. incal says:

    Se que estas con muy poco tiempo,pero de todas formas te invito a leer este interesantisimo texto sobre la muerte de los blogs

    :http://orsai.es/2008/11/una_charla_sobre_la_muerte_de_los_blogs.php

    Saludos.

  6. Eli says:

    Una amiga común, me dió una sabia sugerencia, que sigo agradeciéndole: "si quieres aprehender, acércate a Patricia. Ella no lo sabe, pero es mi madre en el mundo de los blogs". Y tu voz ciertamente ha nutrido a más de uno. Porque somos muchos los hijos virtuales que nos acercamos a tu regazo con hambre y sed. Toro, tú y tantos otros escritores no profesionales, sino auténticos, mantienen en pie al arte, dándose sin medida. Y es por eso que los blogs sobrevivirán, porque es de amor de lo que tratan. De labios y oídos que se abrazan, en una transparente comunión. Y en tales almas, el mismo Dios comulga. No te he visto, pero te conozco. No te he tocado, pero me has abrigado tantas veces. Quizás no llegues a visitar mi calle, pero llueves en mi corazón. Y eso Patito querida, hace de tu labor, una transformadora. Tus libros no acumulan polvo, porque están escritos en él, con letras doradas. Solo quiero que sepas que tu sacrificio y esfuerzo han valido la pena. Que tu tiempo es el regalo más valioso y tú lo entregas a manos llenas y que seguiremos visitándote, "con el tenedor en la mano" y ganas de repetír.

  7. Comparto un con lo dicho anteriormente pero sobre todo con Eli. Cuando abrí mi blog, no se cómo llegue a este y me quedé para siempre. Es como entrar a la casa de un amigo que siempre tiene las puertas abiertas y te da todo lo que es. Poco, mucho, corto, largo.
    Un poco en broma me has dicho que soy como la madrina del programa y sin duda vos sos como la madrina de mi blog.
    Por otro lado, pienso que el que no puede o no quiere tomarse el tiempo de leer un texto largo, es o bien porque no le interesa o atrapa el tema, o no toma seriamente esto de tener un blog o pasa por casualidad, buscando efímeros momentos de cierta satisfacción personal sin verdadero compromiso en la lectura.
    Siento que cuando uno tiene algo para decir, debe decirlo sin importar cuantas personas se tomen el trabajo de leerlo o no. Y estoy totalmente de acuerdo con Toro, en que los blogs han de sobrevivir por aquellos que los aman y les dedican su tiempo. Entiendo sobremanera la importancia de las devoluciones de lo posteado. Ese hecho a mí me marcó profundamente cuando sorprendida comencé a ver como la lectura del otro enriquecía lo que había escrito.
    También tiendo a pensar en términos no absolutistas, a veces las mareas nos alejan un poco y otras nos llevan hacia la orilla con su suave espuma y entonces penetramos en la arena y ahí anclamos nuevamente.
    Para mí el blog es un espacio de arte espontáneo, de aquellos que sentimos que tenemos cosas que decir.
    Por eso me pongo en tus zapatos y no quisiera estar en ellos. La verdad es que quiero pensar que en estos tiempos estás en bajamar, pero que -no se cuándo-, la marea subirá nuevamente a refrescar las resecas arenas que te aguardan. Y al juntarnos nuevamente recogeremos almejas, caracoles o simplemente conchillas, de esas que lastiman los pies.

    Como vos decís en el comienzo de tu post, hace poco tiempo que nos hemos encontrado pero yo siento una conexión sin tiempo.

    Como verás, no me he censurado jaja..porque ya sabés, cuando me pongo a hablar no paro jajaja.
    A mi amiga bloguera, te deseo que puedas encontrar la claridad necesaria para tomar las desiciones que debas tomar. Porque al fin y al cabo no es tan dramático. Si lo cerras o te ausentas podés volver en cuanto quieras. Acá no hay contratos, fechas de vencimiento. Sólo hambre de este tipo de contacto. Lo importate es que encuentres la paz en tu interior.
    Un beso querida Pato.
    El blog puede que no esté, pero vos siempre estarás, por lo menos en mí.

  8. Mi niña, en primer lugar, Felicidades por el Premio!!! Te los mereces todos.

    Y con relación a los blogs, ya sabes mi opinión pues fue parte del último post que publiqué.

    Como a tí me surgen un mar de dudas sobre si seguir adelante con el blog, aunque sean menos las entradas, más distantes, y un poco más recortadas de lo que deseo, o cerrarlo definitivamente porque todo lleva su tiempo, no sólo soltar lo que llevo dentro, sino llenarme con lo que leo en los otros blogs (y en los que además leo sus comentarios), y cada vez parece haber menos tiempo.

    Yo si tengo Facebook, pero ciertamente, a la hora de elegir, prefiero la autenticidad de las emociones que transmito en el blog. El sentarme a escribir lo que me sale del alma, aunque a estas alturas no sea tan anónima (familia, amigos) y ello, en algún momento, me ha hecho pensar en cortarme un poco en cuanto a lo que escribo. Pensar, que no hacer. Pues si he de ser franca, es en el único lugar que he creado para mí, y que lo lean, comenten, transmitan sus impresiones en él me hace sentir bien, acompañada, y que el camino se hace más agradable. Pero aunque no lo comentara nadie, yo decidí que iba a ser mi espejo, mi terapia, mi lugar para verme desde afuera, y así seguira siendo.

    Si Patobella, yo he decidido seguir escribiendo en el blog.

    Así que no cortes tus historias, tus cuentos que tanto bien me hacen cuando los leo, porque me transportan a un mundo precioso, donde todo es posible, como cuando leo los de Toro, Cieloazzul y tantos otros que forman parte de mi presente.

    También me decidí a seguir escribiendo porque me ha derrumbado ver como tantos y tantos blogs amigos, con escritos preciosos, con lecciones maravillosas, se han ido cerrando y dejando vacíos poco a poco.

    La culpa la tendrán las redes sociales? No lo sé. Yo estoy en una, pero sigo priorizando el blog. Creo que lo importante ni siquiera es cuidar el blog, sino cuidar de uno mismo. A mí el blog es una de esas pequeñas cosas que me hacen feliz. Y si hago cositas que me hacen feliz, entonces estoy cuidando de mi misma. O por lo menos, así lo siento.

    Sé que no buscas permisos, porque no los necesitas, pero yo te cambio el bombillo rojo por uno verde, pues quiero saber que eres feliz posteando esos maravillosos textos, cuentos, pensamientos que vas guardando en algún rincón, escritos para tí, pero que al compartirlos cobran vida propia, y vuelan libres cruzando todos los rincones del planeta, para que alguien como yo se suba en ellos y se fascine con esa gran capacidad de darle vida a cada cosa que por tu mente pasa y se transforma en letras (la mesa del bar, el banco de la calle, la esquina, el paraguas, el coro de letras persiguiéndote por la casa para que las convirtieras en palabras... miles de escritos que dejan huella).

    Aquí si que me pongo yo la luz roja, pues se ha convertido en mucho más que un comentario. Así que me despido de este post, con ganas de darte mil razones más para quitarte la duda, y convencerme también aun más a mi misma.

    Un beso enorme Patricia y un abrazo inmenso ♥

  9. Patito, si tus caminos desaparecen me daria mucha tristeza, los disfruto desde ante de tener mi blog...Por mi timidez no dejo comentarios muy largos...Compartir me enriquece, hay días que estoy por el suelo y llego algún espacio y leo y salgo contenta..Sé que un blog se nutre de comentarios pero comprendo cuando alguien no va a mi espacio...Como dices se requiere de tiempo, sabemos que hoy en día el tiempo es escaso pero si se lo negamos a los amigos dejaríamos de nutrirnos...Amo mi blog y el de todos mis amigos...Te considero mi amiga, amo como escribes a cuanta persona conozco le recomiendo tu espacio y todos salen hablando de lo bien que escribes...Al igual que Toro no estoy en ninguna red social...Si casi desaparecen los blog disfrutare con los que quedemos...Espero que tus caminos jamás se los coma el viento.

    Suerte con el programa

    Besos con cariño

  10. Gracias por esta reflexión honesta y con mucha miga.Has definido lo que nos ocurre a muchos,bueno, creo que somos muchos...
    Yo detesto Facebook,lo abrí pero no lo miro jamás,un dia de estos cuando supere la pereza de entrar y averiguar como suprimirlo lo haré.Me parece algo invasivo y deshumanizado,aunque respeto a quien lo vea de otra manera.
    Pero la verdad es que he reducido las visitas a otros blogs por falta de tiempo,aunque siempre intento devolver la visita a quien me ha dejado un comentario.Cada tanto,y esto es lo que mas me cuesta porque es menos reflejo, reviso la lista de mis links y los voy viendo uno por uno,creo que es algo que debe hacerse,similar a cuidar a los amigos.
    Lo que no siento, tal vez porque tiendo a escribir mas poesía que prosa, es esa luz roja de alarma por la extensión de los post,creo que hay que escribir con la dimensión que te surja,y también he logrado liberarme de la tensión de escribir cada cierto tiempo,antes me sentía obligada a no pasar mucho tiempo sin escribir, ahora ya no tengo en cuenta eso.Tengo otro tipo de problemas que también han desembocado en la duda sobre seguir o no con mi blog,esa asquerosa sensación de arañar solo la superficie y no profundizar, pero es un problema con la escritura mas que con el blog en sí mismo.Tu post me ha acercado mas a tí,si es que eso era posible,me ha resonado mucho lo del mar porque la primera cosa que escribí en el blog fue que comenzar con esto era como tirar al mar una balsa sin tener idea del destino.Pez, balsa,coco flotador,barco, lo que sea, pero sigamos en ruta.Un fuerte abrazo,honesta, fuerte,inteligente Pato***

  11. Anónimo says:

    se anuncio el fin del hombre, el fin del mundo, el fin del rock y no se cuantas cosas mas...

    sin embargo, aqui estan ustedes, los escritores de blogs, atravesando toda moda y tendencia onanista que profusan las ligeras redes sociales y similares...

    las palabras son cada vez mas caras y es menester cuidarlas como el ultimo recurso que nos queda para unirnos en pensamientos y sentires afines

    a ustedes, los escritores de blogs, mis respetos por el trabajo noble que realizan texto a texto

    Martin (H)

  12. ybris says:

    No soy yo el más indicado para promocionar el mundo de los blogs y el trabajo de muchos blogueros, dado que llevo ya un buen tiempo sin escribir en el mío, pero sabes bien que sigo manteniendo mi devoción a lo que escriben personas como tú que dejan con sus escritos un sabor personal de autenticidad y emoción.
    Quizás pase eso en los libros de autores consagrados y famosos, pero es más difícil de descubrir.
    Hay blogs de profesionales y de gente que los usa para promocionarse o para vender, pero a mí, desde que los conozco y frecuento, me han interesado los de quienes escriben en calidad de aficionados porque son los que mejor dejar traslucir su afición que es la que en el fondo me interesa porque es la que de verdad me enseña.
    Lo mismo que yo disfruto con gran cantidad de aficiones a las que dedico mi tiempo libre: bricolaje, canto coral, idiomas, poesía...
    disfruto encontrándome con -ese es tu caso- narrativa breve, música, radio, poesía, reflexión...
    Y, ahora que dedico mi tiempo a leer y sólo escribo para comentar cuando me siento enriquecido por lo que leo, suelo hacer aquí lo mismo que hago cuando tomo el coche: me detengo y me autoconvenzo de dos cosas: tengo todo el tiempo necesario y todos los otros que conducen son como mínimo tan buenos como yo.
    Así que, como estoy haciendo ahora, olvido lo demás y me centro en lo tuyo como si no tuviera nada más que hacer. Otro día, acaso, suceda de modo diferente y me detenga todo el tiempo en otra cosa.
    Creo que ese es el valor de los blogs: su capacidad de suscitar emociones, interés, curiosidad y una enorme cantidad de enseñanzas que amplían la estrecha visión del mundo que tanto nos limita.
    Procuro dejar claro siempre que te comento que tu espacio es uno de los más me dicen y que no me importa su longitud sino su profundidad.
    Resiste todo lo que puedas mientras puedas. Ten la seguridad de que hay muchos que te lo agradecemos.

    Besos.

  13. PIZARR says:

    Mi querida Pato, llegan tus letras en un momento en el que todo cuanto has escrito y más sobre el futuro del blog (en este caso del mio) llevo tiempo pensando.

    Y me encanta haberte leído en esta mañana cálida de domingo, cunado por fin tengo todo el tiempo del mundo para disfrutar de tu blog.

    Primero fue la conexión que anoche sentí cuando de pronto te escucho hablar en la radio de algo que tenía en esos momentos y días en mis manos, ahora es esta relexión...

    Todo ello me ha llevado a decidir no levantarme de la silla, sin publicar mis vivencias en Praga hace casi dos meses, justo los que llevo sin publicar nada en el blog.

    Y estoy con Toro en lo de las redes sociales, no pertenezco a ninguna, me llena el mundo del blog y me lelnan las relaciones personales, aunque estas a veces sean por telefono o por correo por tratarse de personas como tú a las que no tengo el placer de conocer cara a cara.

    Echo de menos mis visitas a los blog más queridos e intento hacerlo cada vez que el tiempo me lo permite, pero todo ello a costa de no publicar yo y eso tambien lo necesito, porque es mi espacio de reflexionar y de contarme a mi misma tantas cosas que siento o que hago...

    En fin, que me ha venido muy bien tu reflexión Pato y me ha gustado leer a Ybris, de quien también echo de menos sus escritos.

    Un abrazo inmenso amiga

  14. LaU says:

    Yo espero que los blogs no mueran, pues es una oportunidad de nutrirse y disfrutar de espacios como el tuyo y de muchos otros escritores, que te permiten reflexionar, aprender y sentir.

    Algunos, o al menos en mi caso, no tengo la sensibilidad que tú tienes, pero me gusta escribir y aunque me a pasado por la cabeza cerrar mi espacio, siempre hay algo que revela y no me deja, se que me repito mucho en lo que plasmo, pero me gusta escribir, y sobre todo disfrutar de escritores como tú querida Pati.

    Gracias y un abrazo.

  15. -Pato- says:

    Muchas gracias por estos comentarios tan intensos.
    Voy a responder en un solo comentario a todos, primero para no repetirme y segundo porque de pronto imaginé que estábamos todos juntos escuchándonos...
    Este tipo de reflexiones sumamente interesantes enriquecen y profundizan el pensamiento que me llevó a escribir esta entrada, y lo agradezco muchisimo porque necesitaba de sus palabras, de sus ideas, de lo que ustedes perciben o intuyen sobre este tema, porque a mi me tiene preocupada en tanto y en cuanto afecta una de las cosas que mas me gusta hacer, que es esta de escribir y leer por el mero placer de hacerlo.

    Aclaro que no quiero desaparecer, amo mi espacio, sólo que siento que lo abandono y a la larga siento que descuído a los creativos de estos espacios y eso me pesa.

    Quisiera poder compaginar el proyecto de radio con el blog, para que me quede tiempo para la escritura y organizarme mejor.
    De hecho he trasladado mucho de mi amor a los blogs al programa radial porque siento que debo difundir mas estos espacios. Yo no me siento cómoda en el face, no encuentro conectar con el otro (salvo un par de conocidos) con el resto ando a tientas y me parece tan superficial como las relaciones superficiales que hay de este otro lado. Y la verdad...para qué mas?
    Por eso quiero defender este pequeño mundo de fantasía y quiero difundirlo mas y si se les ocurren cosas (a mi se me ha ocurrido recomendar los blogs desde el programa y leer cosas de ustedes por supuesto citándolos) no duden en escribirnos a perrasnegras@hartares.com aportando alguna idea o sugiriendo algún blog que no sea conocido.

    Es mi pequeño aporte para mantener vivo este mar tan nuestro.

    (Acá viene la parte donde me pongo cursi y sentimental)
    Gracias por estar siempre tan cerca de mis alegrías como de mis penas, son realmente entrañables, no sabría cómo irme de aquí, creo que si un día no tengo mas nada por decir, igual seguiría navegando estas aguas revueltas con barquitos de papel en blanco, seguramente alguna mano mágica encontraría letras para que no sea un barco tan insulso :)

    Un abrazo fuerte para todos.

    Patricia.-

    (Martín H, no dejás de sorprenderme nunca :)

  16. Codorníu says:

    Como ya sabes, estoy tocado. Herido. Comprendiendo lo que dices. Luchando por mantenerme. Por respirar. No sé. Tal vez no sea el más indicado para el optimismo en estos momentos.

    Gracias por el revulsivo que ha supuesto este post.

    Un beso.

  17. Supongo que esto del blog, como todo lo que hacemos en nuestra vida, tiene ciclos. Unas veces escribes más amenudo, y otras, ralentizas la subida de tus posts.

    Si hay algo que me gusta a través de los 6 años que llevo entre un blog y otro, es que no me he sentido nunca presionada por "tener que" escribir a nadie. Realmente escribo cuando me apetece. De la misma manera, comento a mi gente cuando me apetece. Y sin embargo hay personas a las que leería cada día, a pesar de la longitud de sus posts, pero es que ¡¡me gustan tanto...!!

    Es cierto que si no frecuentas las blogs de los "amigos", tampoco recibes comentarios de forma habitual de parte de ellos. Y sin embargo sigues amando tu rincón porque es el lugar donde viertes tus pensares y sentires cuando lo necesitas.

    Tengo linkeados dos o tres blogs de personas a las que leo cada vez que publican un post y ellos jamás me comentan en el mío. Pero es que me gustan tanto, que me da igual.

    Y es cierto que la relación que se establece entre bloguers es realmente fantástica con esas personas con las que intercambias pareceres día tras día, semana tras semanas. A veces traspasa lo virtual y nace una amistad real. Otras, se queda en lo puramente cibernético, pero la dimensión del sentimiento es tan grande, que no importa conocer la cara de la persona que te hace sentir sensaciones tan bellas.

    El sentir que QUIERES a esa persona, me parece algo grande, algo que, si no estás metido en este mundo de blogs, es posible que no se pueda comprender.

    Y eso es precisamente lo que más me atrae de los blogs. Y por eso sigo. Y por eso se me abren los ojos y una gran sonrisa cuando abro el ordenador y veo an mi lateral zurdo que personas como Pizarr (la nombro para ilustrar como ejemplo todo lo que te he contado) han publicado un nuevo texto.

    Un placer haberte leído. Y un beso,

  18. incal says:

    Pato:
    realmente me emocione cuando leiste el texto de Gracias Mr Dylan,ese post para mi es importante por el periodo de mi vida que cuenta y las personas implicadas (incluido el propio Dylan).

    Gracias a ti y a Perras Negras.

    Te dejo aqui el link de Cabeza dura:http://usaelreflejo.blogspot.com/2010/05/cabeza-dura.html

  19. Una dama o un caballero con blog no debería sucumbir a futilezas tales como las redes sociales.
    A menos que ande muy necesitado de "contactos" (y ni aún así, que contaba uno que al ser descubierto por una antigua amistad, del gozo le escribía a diario, pero un día que se cruzaron en las escaleras del metro, hizo como si tuviera un despiste, para no saludar).
    Otra cosa, no pienses en el lector, escribe para tí. Como el escritor de libros, que jamás debe pensar en la editorial.....

  20. yonky says:

    No puedo mas que apoyar todas las opiniones brindadas aqui sobre el tema,el blog,se me ocurre, es piedra en el fondo del mar,es melaza pegajosa,es dolor en las entrañas,es savia brotando,es transpiracion,es lagrima vertida,es raices,copulacion,embrion y vida
    Por lo demas,apenas bisa pasajera.

    He dicho!! Tamo!!

  21. FLACA says:

    Pato:
    Algunas veces he entrado aquí y también te he leído. Sé que sos una persona especial.
    Me ha tocado lo que escribiste. Yo también me pregunto qué sentido tiene mantener aquel sitio, si no sé escribir cuentos ni poemas, y hace tiempo que no logro escribir ni siquiera una reflexión interesante.

    Entro a veces al facebook, pero no me interesa esa inmediatez y esa superficialidad. Nada puede compararse a este espacio mágico de nuestros blogs; nunca había imaginado que iba a poder viajar así y conocer tanta gente macanuda y afín. Creo que ya no podría cerrar el blog y dejar de comunicarme con los amigos que nos encontramos allí.Para mí lo que más cuenta es el encuentro.
    No puedo explicarlo, pero ellos ya forman parte de lo que diariamente necesito para sentirme bien y completa.
    Te dejo un abrazo. Me encanta lo que escribís y cómo lo hacés.




    encontrarme y charlar

  22. incal says:

    http://orsai.es/2008/11/una_charla_sobre_la_muerte_de_los_blogs.php


    Proba ahora:creo que podras entrar sin problemas.

    Suerte.

  23. Miguel says:

    Es muy dificil utilizar la metáfora para explicar la vida, tú lo haces, tú y gente como tú
    Lo inmediato, lo que uno escribe en una red social no se puede meditar porque se dice en titulares.
    Por eso tu blog, por eso la palabra precisa.
    Gracias por no irte

  24. Genín says:

    Tienes razón, tanto en lo que expresas en tu post, como en tu comentario en respuesta al de Toro,también coincido con su manera de pensar, pero el caso es que solo tu tomarás una decisión y sea la que fuere, será buena.
    Hace tiempo que quería haberte visitado, y mira por donde lo he hecho cuando menos tiempo tengo, pero me picó la curiosidad leyendo el post de nuestra común amiga Pizarr, y vine...¿Por primera y ultima vez? Cualquiera sabe...
    Besitos y salud

  25. Hola, Patín (?). Tanto tiempo.

    Te cuento: He leído tu post. Entero. Muy antentamente. En algunas cuestiones acuerdo, en otras no. Pero ya que está expuesta tu reflexión, me sumo a ella.

    Creo que sí. El mundo tecnificado del que formamos parte pide cada vez mayor poder de síntesis. Cada vez mensajes más cortitos y concisos. Así está surgiendo una nueva manera de hacer, no solo literatura o filosofía, sino también periodismo. Es la realidad. El síntoma de nuestros tiempos. Las lenguas morirán. Como murió el latín. Morirán y nacerán o mutarán en otras. Es la ley de la vida, de la comunicación. Nos guste o no. Lo lamentemos (y cuanto...) o no.

    Recuerdo tus primeros escritos. Hace cuatro años. O quizás más. Largos, explayados, detallados. Después, esa costumbre fue menguando. Se hicieron más concisos. Incluso, los míos también. Fue adaptarnos a una nueva lógica, el sistema nos llevó, no pudimos evitarlo, hasta fue una cuestión inconciente.

    Vi también cómo crecía la cantidad de visitantes por aquí. Muchos comentarios por tus posts. Muchísimos. Y siempre me pareció paradojal, cuando visitaba a las personas que te dejaban comentarios, y que tenían un sinfín de páginas "amigas", si en verdad leían todas ellas.

    A menudo... Veo que hay muchos comentarios. Pinceladas. Gente que quizás no lea la totalidad de lo que uno escribe. Que deja algo... para ser visitado. Pero no le caigo a nadie. Son lógicas de ver, el mundo capitalista, globalizado, eliminó las fronteras y agigantó otras tantas.

    Con la tecnología cambia el concepto de sujeto. Cuando en el chat, uno se pone "ausente", qué quiere decir: ¿está... o no-está?... Y lo mismo para el concepto de amistad. ¿Es posible admitir 300 amigos... mil amigos... 5 mil amigos, todos ellos reunidos en una red social?

    ¿Qué es la amistad? ¿Un vínculo que se da en el día a día? ¿Un vínculo virtual? ¿Cualquier relación en la que ya otro te agregue a su chat?

    Digo... Es una realidad. Por eso no entiendo cuando decís que hacés un mea culpa. ¿Por qué? ¿Culpa de qué, Pato? Si no tenés tiempo... ¿Qué culpa tendrías que tener acerca de no visitar otras páginas como antes? ¿Qué culpas, por caso, podría yo achacarte porque no me hayas "visitado" más? ¡Pues, ninguna! Este es un espacio que vos, que yo, creamos para poder desplegarnos como ser. Si nos leemos bien, bárbaro. Si no se puede, bueno... Hay que entenderlo. No todo se puede y si te ponés a pensar la vida nunca nos va a alcanzar para estar a pleno con todos nuestros contactos o con todos aquellos blogs que nos causarían algún interés especial. Son muchas cosas... Incluso la vida misma no nos va a alcanzar para leer todo lo que quisiéramos o hacer todo lo que deseáramos. Por eso está el poder de elegir. Seleccionar, administrar. Y decidir sin sentir que nos estamos olvidando de vivir.

    Te mando un gran abrazo.

    ¡Espero que puedas leerme este mensaje, ja ja ja!

    Éxitos!!!

  26. navi =D says:

    jajajaja mira que loco, creo que lei lo que se necesita leer, lo justito diria, yo deje muerto mi blog por como un mes por esta falta de tiempo, ganas y ideas que vienen y van y la vagancia de escribirlas :(, y la verdad que hoy estalle y dije aaaalgo voy a escribir por mas que salga lo que salga, porque es feo reprimir esas ganas de hacer algo y esta bueno que escribamos lo que sentimos, lo que nos gusta de otros, lo que nos gusta a nosotros y de mases sin ponernos ese techo que no nos deja seguir avanzando,asique me alegraste un poco al saber que no soy el único que sentía esto y ver que unos cuantos siguen y hacen algo diferente para compartir y que mejoremos todos ^^

    también abandone bastante la lectura y el escuchar la radio por este tema :( pero voy a intentar ponerme al dia jaja ^^
    espero que andes genial!
    abrazo virtual

  27. Pato: como me sugeriste en mi covacha, me acerqué a leer este post.
    Maravilloso, lleno de tantas verdades.
    En estos tiempos vertiginosos muchos eligen las redes sociales.
    Estoy en Facebook y disfruto allí, y a pesar de que me cuesta mucho mantener la covacha sigo posteando... cuando me planteo abandonarla es cuando más publico.
    Y ya no me importa si los visitantes son menos porque yo no recorro blogs. Creo que pasa por la necesidad de expresarme, bien o mal, pero tener un espacio propio donde expresarme.
    En Fb todo se mezcla, es diferente, no hay sellos y estilos propios como al entrar a un blog donde uno se siente condicionado desde el encabezado, el color de fondo, las imágenes y las cositas que el administrador agrega al costadito. Todo habla de la persona que publica.
    En mi caso no soy buena lectora y desde hace algún tiempo siento cierto bloqueo que hace que me disperse mucho entonces se me dificulta leer posts largos.
    Adoro a Pizarr, por ejemplo, disfruto plenamente su sitio, pero a veces se me hace difícil leer tanto... eso no quiere decir que baje los brazos, su último post lo leí en cuatro partes.
    No es que elija FB porque es más accesible para mí, sino que realmente muchas veces me angustia darme cuenta de que estoy leyendo algo interesando y mi mente vuela para otro lado. Aún así continúo en el ruedo y no pienso abandonarlo. Y siento que no hay incompatibilidad entre las dos cosas,son diferentes maneras de comunicarse. En mi caso siento que se refuerza la comunicación que permite el blog ya que muchos de mis contactos son blogueros.
    En fin, gracias por invitarme a leer esta reflexión, porque manifestás lo que muchos pensamos, sentimos, los temores y alegrías, las culpas por no dedicar a los demás lo que los demás merecen.
    En cuanto a vos opino que no debieras autocensurarte. Si tus textos son largos siempre habrá quien les dedique tiempo, y quizás ni su huella deje en tu espacio, pero si hay uno que los lee atentamente siento que vale la pena publicarlos. Me sucede con mis garabatos: cuando alguien abre la imagen en una ventana aparte y se detiene un minuto para mirar el detalle... si hay uno siempre vale la pena continuar, y si tu estilo es extenso, vale.
    Un abrazo y gracias nuevamente.

Gracias por tus palabras