Deja que el sol se eleve
deja los pájaros cantar
deja que sea la luz
deja que sea la mañana

-The Perishers-


Por la noche, cuando el pueblo de mar se dejaba tapar por un manto oscuro y silencioso, entre medio del bosque de pinos que se estiraban hasta sostener el cielo, comenzaban a filtrarse lucecitas del color del fuego, que se iban encendiendo y cambiando la fisonomía del paisaje.
Yo me lo he pasado pensando estas últimas tardes de verano, qué seria eso que me dejaba completamente quieta observando en la oscuridad, buscando el sentido que iba tomando esa danza de luces a medida que iban avanzando y no entendía porqué yo quedaba atrapada en ese tejido aletargado que tienen las horas que acaban de despedir al sol.

Yo suponía que las luces no eran farolitos que se encendían de forma eléctrica, me gustaba mucho más pensar que bajo ese manto, había lucecitas humanas brillando, llegando con sus destellos lejanos a mi, que me iba encendiendo a medida que la noche tragaba mis formas y quizá tambien mi luz le estuviera llegando a alguien que estaba por ahí, mirando en la noche mas oscura.

Y era el "mar de fueguitos" de Galeano lo que en verdad yo me imaginaba, sólo que claro, él es Galeano y lo dice asi, de ésta manera alucinante que no puedo menos que celebrar haberla encontrado y poder compartirla con ustedes.
Fuegos en medio de cualquier noche.

El Mundo.

"Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al cielo.
A la vuelta contó. Dijo que habia contemplado, desde allá arriba la vida humana.
Y dijo que somos un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con una luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran no queman, pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quién se acerca, se enciende."

-Eduardo Galeano-

26 Comentarios

  1. cielo says:

    mira Patito... esas lucecitas que veías eramos nosotros entrando y saliendo a toda hora de ésta casa tuya... quizá no lo sabías, pero allá adonde te fuiste nos fuios contigo, entonces... me acuso de ser yo una de esas lucecitas relampagucenates guiñendo a deshoras... y es que era imposible no venir.. pueh!
    ahora, con respecto a lo que Galeano sabiamente afirma, tu eres de esas luces grandes que se visten de farolas nocturnas y alumbran los corazones de los enamorados de la vida...
    vamos Pato paque te digo más... eres parte de este mundo de fueguitos vivos que alumbran los caminos y prestan su luz para transitar con sonrisas:)
    mil besos!
    desde mi butaca 1:)

  2. ybris says:

    Emocionante y sabia cita de Galeano.
    Es la tentación de los crepúsculos en cuyo silencio tantas veces nos perdemos: luces que se apagan al alba señalando el fin de los miedos y la entrega al día, luces que se encienden al ocaso para prolongar miradas o iluminar amores.
    Hablar de fueguitos para mí es caer en esa hipnosis del fuego de invierno compartido alrededor de una fogata en la que con un hurgón se raspa el tronco ardiendo para ver salir chispas como vidas que nacen, crecen y se extinguen... y todo acaba en el deseo vehemente de decirle al de al lado: "Tengo ganas de abrazarte para que nunca eche de menos el haberlo hecho"
    Perdona que me alargue divagando. Para mí es ahora un alba silenciosa en que te leo como quien escarba fueguitos en la distancia inconmesurable...
    y también me entran unas ganas enormes de abrazarte.

    Así.

  3. Pato coincido con lo que te ha dicho Cielo, ya sabes que tu fueguito me ha alumbrado y calentado muchas de mis noches, igual que lo ha hecho con las de tantos otros viajeros que se han acercado a tu lado para reconfortarse.

    Que no te apagues nunca.

    Un beso y gracias.

  4. zooey says:

    Sé de lo que hablas. Sí, lo sé. Fíjate si lo sé que no me hace falta ni que a lo lejos parpadeen lucecitas del color del fuego, es más, cuando las hay hasta me deslumbran aunque sean pequeñas y lejanas. Imagina cómo es que las veo fundidas con la claridad más absoluta de los días radiantes, los de atmósferas limpias después de las galernas. Y también en medio de las penunmbras de un día cualquiera, allí, disfrazadas de oscuridad tranquila. Y en unos escasos minutos recuperados a una tarde robada. Y entre los pasos cotidianos. Y en un día como el de hoy que ha amanecido con un viento desertor, en el que el agua cae sin cesar en forma de besos finos y lentos, casi suspendidos.

    Claro que lo sé: fuegos en medio de cualquier noche o de cualquier día, fuegos como ese, el que deshila besos y caprichos a fuerza de ser supremo.

    Besos.

    (Óxido en la orilla, mar de fueguitos. Mar, fuego, óxido. Océano, luz, tiempo. Agua, llama, miradas. Movimiento, danza, sentido)

  5. Tú eres un fuego intenso y benéfico,Pato.
    Muchos besos ***

  6. marina says:

    Es la primera vez que vengo a tu casa...pero permiteme que te diga que pienso que si somos luz...la tuya es calida como un día de verano, un día de esos al que siempre apetece volver.Emocionante.

    Un saludo.

  7. Noa- says:

    Mar y fuego, tierra y viento.
    Unidos los elementos en lo más profundo del alma, llevaba el olor de tierra, de la tierra que siempre quiso habitar como perfume vital.
    Esencia de ascuas de cien fuegos, encendidos por alegrías, por lágrimas, por deseo, por ardor y pasión, por vida y muerte.
    Así cuando paseaba por las calles del pueblo, o por el acantilado, todos respiraban profundamente aspirando su perfume.
    Y a su paso veían vagando tras ella, lucecitas como chispas, de cada instante vivido y leído.

    Un abrazo

  8. Isthar says:

    Últimamente creo que es de fuegos como esos, chiquitos, contagiosos, radiantes, de los que me he rodeado. Y me tienen atrapada en un vaivén de sonrisas y luces y magia y colores, y no sé decirles que no, porque se cuelan por los ojos y te prenden dentro, y tu mundo se enciende, y todo parece tan colorido, que sólo tienes ganas de prestar tus pupilas para que los demás vena cuán hermoso puede ser mirar alrededor...

    Mil millones de besos, princesa

  9. -Pato- says:

    CIELO, qué linda sos :)

    Si que sabía que eran ustedes los fueguitos, yo comenzaba a pensarlos y ustedes se iban encendiendo.

    Besitos!!!
    -----------------------------------
    Ybris y qué esperamos??

    Démonos un abrazo aunque todo el aire que hay sobre el océnao nos separe no sea cosa alguna vez echemos de menos este abrazo ;)

    Y jamás me pidas perdón por tus divagues, que siempre los encuentro llenos de sabiduría.

    Abrazo entonces.
    -----------------------------------
    TOROFUEGUITO, vos me alumbraste primero, je!
    Vos no te apagues nunca.

    :)=)

    Besos
    -----------------------------------
    ZOOOEY, con ese comentario poético yo lo único que puedo hacer es mirarlo y mirarlo, hasta quedar encendida, vos sos uno de esos fueguitos que arden la vida.

    Ese juego de palabras genial que has hecho al final, eran como olas :)

    Besos
    -----------------------------------
    DALIA, gracias vos tambien, si mal no recuerdo unos de los primeros fuegos que vi encendido por aquí :)

    Besos
    -----------------------------------
    MARINA, un placer tenerte de visita por aquí, espero regreses y bueno yo pasaré a conocerte.
    Me ha iluminado tu emoción.

    Besos
    -----------------------------------
    NOA, esencia de ascuas de cien fuegos, cómo me ha gustado eso!!!!!

    Si hasta pude sentir el perfume en el ambiente, el olor de la tierra, en la noche y las luces quemando.

    Genial Noa!

    Besos

  10. -Pato- says:

    ISTHAR, nunca le digas que no a esos fueguitos, que si vieras cuánta gente sólo ve fuegos bobos...ajjaj!!!

    Feliz por los fueguitos de colores que te rodean, no podía ser de otro modo, tratándose de vos :)

  11. Dedalus says:

    Lo has dicho tan bien, Pato, que el mismo Galeano te sonríe. Si aún aprendo a amar la vida es porque, de algún modo, presiento que estar vivo es estar ardiendo...
    Pero cuando escribo sobre esto, y releo las imágenes que has sabido crear para nosotros, no pienso sólo en fogosidad, no en alampamiento. Cabe un fuego tibio, cabe la ternura de la llamita leve que en tus ojos se reflejaba cuando miraste la noche, cabe la luz de la luciérnaga, prendida en el remoto espacio de una hoja negra. Todo ello es fulgor, todos lo somos pues desprendemos algo de luz...
    Creo que si supiéramos captar ese pequeño fueguito de cada cual, el amor se abriría paso sin tantas cortapisas y terminaríamos por unir nuestras luces en un concierto abierto e incondicional. El mar que dices...

    Un regalo tu visión. Apenas tengo un beso para devolverte el detalle.

  12. Mierda que yo quiero calentarme en un fuegito el orten!!!!! Jajajaja, qué frío hace, no??!!! O seré yo, no sé...
    Mientras te leia y por supuesto a Galeano, pensaba que sí, que tenías razón, somos un mar de fueguitos, pero no siempre del mismo modo, a veces brillamos con luz propia, a veces grandes o chicos, con colores, chispas, locura, te diría que hasta bobos... (quizás las más de las veces, jejejje)
    Hermoso Patín, como todo lo tuyo!!!
    Besis!!!!!!!!

  13. Fuego, camina conmigo...
    Un beso!

  14. Puck says:

    No conocia nada de Eduardo Galeano. Habia oido hablar de el pero no lo habia leido.

    Simplemente, Pato, me encanto el texto que elegiste. Yo solia ser de esos otros fuegos que encienden a los que se acercan.

    Si algun dia volviera a abrir la buhardilla confio en tu y Eduardo me prestarais el texto.

    Un beso

  15. -Pato- says:

    DEDALUS, claro que el fuego de la ternura no quema, pero abriga el alma de cualquier dia, sin importar la hora que sea.
    Me ha gustado mucho tu concierto abierto e incondicional de fueguitos :)

    Besos
    -----------------------------------
    MAY, la pucha que hace frío!!

    Todos los fuegos no queman igual, ni alumbran del mismo modo, pero el hecho de encender ya es una señal de que algo anda bien.

    Besis :)
    -----------------------------------
    SERGISONIC, de eso se trata de estar en el camino, ahí vamos encendidos!

    Besos
    -----------------------------------
    PUCK, sospecho que Galeano estaría feliz de prestar su texto para un regreso :)

    De hecho yo te lo dejo de regalo, con tal de que vuelvas a ser fuego encendido.

    Besos

  16. A veces, en las noches en que la inquietud no me deja dormir, miro por la ventana del salón la oscuridad de la calle para que esta sosiegue mi alma. De vez en cuando descubro alguna ventana alumbrada en la distancia y no dejo de preguntarme que es lo que mantendrá el insomnio de aquellas gentes.
    Un beso, preciosa. Me alegro de volver a leerte.

  17. Magnífica la cita de Galeano, uno de los escritores que conozco capaz de llegar al alma de quienes lo leen. Tiene expresiones muy lindas, simples y profundas a la vez. La de los fueguitos que contás me gustó mucho...

    Y en cuento al texto, me quedé detenido en la expresión de los árboles sosteniendo el cielo. ¿Qué es el cielo, no? Quizás no esté tan lejos como lo creemos.

    Un beso, Pato. Lindo texto para leer un sábado a la tarde...

  18. -Pato- says:

    CAÑA, tal vez la mimsa inquietud que a vos, tal vez la misma necesidad de encender un fuego o permanecer encendidos.

    Besos a vos ;)
    -----------------------------------
    ADRIANO, un capo Galeano :)

    Y hay días que uno pierde las dimensiones de las cosas y siente que el cielo se puede caer sobre la ciudad y la podría dejar tapada por completo, como cuando cae un gran mantel sobre una mesa, por eso gracias que están los árboles para sostenerlo y darnos cierta tranquilidad, je!

    Besos y buen finde!

  19. Bueno, no cabe duda alguna de que tu luz me llegó justito cuando estaba mirando la noche más ocura.

    Deja tu fueguito a la vista un poco más, si? Mira que me pierdo en el pasadizo, Pato, y luego tienes que envíar a por mi.

  20. Hola Patoluciérnaga!!!
    yo no sé quienes eran esos, a lo mejor algunos de nosotros, a veces apagados por bobos, a veces calentando algún corazón frío, otras encendido a fogonazos (esa seguro que era Cieloazul!!!!) y otras intermitentes, como somos casi tod2s.
    El señor Galeano lo dice muy bonito, es cierto, pero tú lo mejoras, solo describes o intentas describir, no tan erudita pero más poética y humana!!!!
    Eres una lucíernaga en las noches oscuras, un cocuyito a veces un poquitín menguado, pero siempre una hoguera un hogar donde sabemos todos que estarás!!!!

  21. -Pato- says:

    JAC, me alegro de haber llegado a tiempo entonces y no te pierdas que he de salir a buscarte!

    Besos
    -----------------------------------
    GATA, qué hermoso eso que decís de la hoguera-hogar, me has sacado una sonrisa emocionada y una carcajada con el fogonazo que es Cielo, definitivamente Cielo es el fueguito que mas encendidos nos tiene, ajaaj!!!!

    Intentaré ser un cocuyito menos menguado, pero de momento es lo que hay :)

    Besos Gata guapa!

  22. Cada persona brilla con una luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores

    Gran frase...y hay que aprender a respetar los tiempos y brillos de cada fuego, hay que aprender a vivir con las diferencias de los otros.

    besos patush welcome back

    petra

  23. Miguel says:

    Hola Pato:
    Todos somos maravillosamente diferentes, y por eso cada experiencia es única, si no que aburrido sería el mundo.
    Me encanta Galeano, sobre todo "las palabras andantes".
    Un fuerte abrazo.

  24. -Pato- says:

    PETRA, nada mejor que las diferencias, como dice Miguel mas abajo, qué aburrido sería todo sin ellas no?

    Besos
    -----------------------------------
    MIGUEL, brindo por las diferecencias y me gustan las semejanzas, tambien me gusta Galeano, je!

    Besos

  25. Maik says:

    Necesito tanto de esa luz, esa luz que tienen todos aquellos que de alguna forma me rodean. Necesito tanto mi luz, esa que a veces se encoje y el parpadeo se vuelve lento que parece que en cualquier momento se apagará, pero que luego, mañana o mas tarde vuelve fuerte y serena, vuelve a llenarme, vuelvo a encenderme de aquel amor que descubro en mi, que descubro entre todos aquellos que me rozan.
    De algún modo nuestras luces se encuentran aquí, querida Pato, entre todas esas letras que dibujamos, entre comentarios tan cercanos pese a distancias eternas, y de allí, de aquí: sale luz, ese precioso fueguito que nos alumbra entre depresivas sombras o en nuestras mayores alegrías.
    Un fuerte abrazo.

  26. -Pato- says:

    MAIK, tenés tanta razón en eso que decis, estos pequeños momentos, estas palabras, estas emociones que compartimos leyéndonos son luces que se encienden en el alma y terminan siendo un abrigo para las horas en que parece estar apagándose todo.

    Un abrazo fuerte para vos :)

Gracias por tus palabras