"Yo veo el futuro repetir el pasado,
veo un museo de grandes novedades
y el tiempo no para, no para."

-El tiempo no para- ( Bersuit Vergarabat)


Se le acumularon las penas y los años en la misma bolsa y los sueños se le fueron escapando por un agujerito del saco sin que se diera cuenta.

Vivió para ir perdiendo todo y una noche cuando se dio cuenta que en el bolsillo ya no le quedaba nada, se acostó a dormir y no se despertó jamás.

En ese lugar quedó su saco roto, su silla desvencijada, su cuadro de casas blancas sin terminar, su alma, su ventana que miraba el mar, las escaleras gastadas, un libro que no llegó a leer, la heladera rota y un par de alpargatas desmechadas en la punta.

Cuando se acostó en esa cama lo tenía preocupado la heladera rota, y se puso a pensar cómo arreglarla al día siguiente, de pronto él creyó que soñaba, porque con gran facilidad se fue saliendo de esos pensamientos, para meterse en el bolsillo del saco que lo tragaba y así en forma despareja se fue dejando consumir y esparcir en retazos por una calle extraña, que jamás había caminado y que jamás había soñado. Una vez todo desparramado por allí, se fue armando como todas las cosas rotas, con mucha paciencia y cuando hubo quedado como nuevo se detuvo a mirar el espectáculo en la vidriera de un negocio del barrio.
Era un verdadero espectáculo verse por completo.
Lo que más le brillaba era algo por dentro, algo que tenía como sustento sin embargo no pesaba casi nada.
Pensó que era parte del sueño y temía moverse y despertarse, entonces respiraba despacito, nada mas que para no morir, cuando en verdad ya estaba muerto.
En aquella cama, estaba muerto.

Y en estas calles por las que brotaba todo lo que el bosillo del saco perdía, estaba recien hecho.
Se armaba después de haberse roto, después de haberse consumido en tandas adentro de un bolsillo, se paraba de nuevo y con su aspecto de puzzle se encantaba.

Todo le parecía hermosamente raro.
Y se largó a caminar para cualquier lado. Cuando llegó a la esquina se encontró con una encrucijada, porque el camino se le abría en dos.
Y se sintió tironeado y el desconcierto lo tuvo luchando por un rato.

Como estaba recien pegado se dividió facilmente y se fueron por separado.
Una parte suya se fue buscando esas cosas que lo iban a hacer sentir como antes, se fue camino a una calle que terminaba en el mar, buscó y rebuscó las escaleras hasta dar con ellas y las subió, caminaba despacio y tranquilo como reconociendo cada escalón, seguro de que iba a encontrarse con algo en los bolsillos y descubrió un agujero y varias monedas que se le iban escapando.
Al llegar a la puerta supo que estaba abierta y entró, se sintió como en su casa y se sintió muy bien, había un cuadro conocido que le gustaba mirar, la pintura sin terminar dejaba ver un paisaje en el que se veía un caserío blanquecino y más allá el mar, se preparó un café y se refugió en un libro que le pareció interesante leer, la silla era cómoda, pero lo era tanto que a poco de sentarse le entró esa modorra tan común por esos días y sin que le molestara no tener nada para comer, se descalzó y se metió en la cama que había en la habitación, era un rato nomás. Después, con mas ganas iba arreglar la heladera que lo tenía tan preocupado.

Así en esos pensamientos lo encontró la muerte, cuando pudo haberla esquivado.

Su otra mitad despegada encontró un camino extraño, sinuoso y cargado de tilos, curiosamente parecía que lo estaba esperando un caserío abandonado en esos parajes raros. Al fondo del camino, en un lugar poblado de encanto se levantaba una casita blanca, no muy alta, con paredes algo gastadas que sostenían un techo a dos aguas y ventanas azules abiertas de par en par con unas cortinitas volando, cuando él se fue acercando y subió la loma, al fondo reconoció el mar, y el paisaje le pareció haberlo visto en algún cuadro aun no terminado.
La puerta igualmente azul estaba abierta y al entrar unos ojos mansos lo esperaban, no hubo preguntas, ni libros, ni sacos apoyados en sillas destrozadas.
Hubo nada mas que brazos agitados.
Desde la cocina se escuchaba la heladera que por suerte funcionaba.

Y en el cuarto de barro, en una cama blanca como las paredes de la casa, ella no lo dejó en paz hasta llegar la mañana, al fin él había llegado.


"Remontar el barrilete en esta tempestad
sólo hará entender que ayer no es hoy
que hoy es hoy
y que no soy actor de lo que fui."

-Spaguetti del rock- (Divididos)

27 Comentarios

  1. mmm Pato... los pedacitos de nuestras fracciones....cuantas mas veces nos desfragmentamos en caminos y vamos dejando un poco de nosotros en los sueños...pero al final, el corazón encuentra su destino...
    Hermoso!
    muchos besos querida amiga
    feliz sábado:)

  2. UMA says:

    A mi el tema de morirse, de morirse un poco, de las encrucijadas, de los caminos, de partirse en dos (o en mil)me amarran fàcilmente.
    No me cuestiono ya los caminos que he elegido -me han traìdo hasta acà y de nada me arrepiento- por màs dolorosas que hayan sido las experiencias...asimismo las vivencias que no he elegido, las fortuitas.
    Tu escrito està lleno de puntos comunes con algunas cosas de mi vida, se notò no? tambièn me voy cuando vengo a leerte.
    Es increìble las formas que toman tus letras cuando te leo.
    Gracias por tus palabras, Pato.
    Un abrazo y buen finde.

  3. Ay Pato, te dije alguna vez lo bello que escribís???!!!!!!
    Qué difícil son las encrucijadas y remontar el barrilete en la tempestad lo es más aún.
    Besos elevados

  4. Quiero otro, vengaaaa otroooo, pues eso, como un niño me quedo al que le ha entusiasmado tanto el cuento que no se quiere bajar de la nube, y en su egoísmo primario sólo quiere más palabras para la felicidad sin fin.

    Que loquita tienes que estar para escribir estas maravillas.

    Que domingo más rico de buena mañana.

    Un beso.

  5. Pato, poco que decir más allá del goce y de la pregunta, por qué dejarlo en paz, pues, pertúrbalo para siempre.

    Saludos

  6. -Pato- says:

    CIELO, yo siempre creo que al final se encuentra el amor, que el amor siempre te está esperando.

    Besos y fragmentos reunidos.
    ----------------------------------
    UMA, el tema de las encrucijadas, las muertes a medias, los caminos partidos, inconclusos y con un brillo naif de conclusión tambien son mi debilidad.

    Un abrazo grandote que en Mardel debe hacer muuuucho frío!
    -----------------------------------
    MAY, si creo que si :) que me lo has dicho ;)

    La dificultad hace que uno quiera de algun modo darle solución, y a mi me da por escribir...

    Besitos de domingo soleado.
    -----------------------------------
    TORO, me hiciste recordar la Balada para un loco, tango exquicito de Piazzolla, piantao es igual que loco.

    "Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
    Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
    y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...
    el loco berretín que tengo para vos"

    En verdad estoy medio chiflada :) pero soy inofensiva.

    Besos piantaos piantaos piantaos
    ----------------------------------
    JOSÉ ANTONIO, ay tenés razon!

    Una vez que él se tomó tremendo trabajo de reconstruirse, dejar su pasado y llegar, que no lo deje en paz nunca, que lo perturbe de por vida :)

    Besos de acuerdo.

  7. Leopoldo says:

    ¡Que dificil es elegir o vivir los sueños o soñarlos!

  8. Cascabel says:

    Después abrieron la la nevera, que estaba llena de pasteles de nata y crema, bombones de chocolate y fresas maduras de primavera y por la casa sólo se escuchaban risas de vidas satisfechas...
    Si la muerte conduce a eso, yo ya no me espanto! mientras voy a seguir robándole a la vida cuadros terminados por adelantado.
    Qué gran don tienes, Pato!

    Mañana mismo buscaré el libro que me has recomendado. Mil gracias.

    Besos y más besos asombrados.

  9. -Pato- says:

    LEOPOLDO, estás en un punto del camino donde podés vivir el sueño que quieras, solo depende de vos.
    Un abrazo optimista.
    -----------------------------------
    CASCABEL, cómo me gusta cuando no conformes con mi fin, le siguen dando vida a los personajes, como si ellos siguieran vivos un rato mas dentro de ustedes, adoro eso! Por favor una porción de pastel de frutilla para la narradora, ajajj!

    Respecto del libro, no sé si está editado en España, buscalo en google, que ahí seguro encontrás algo de Felipe Pigna, creo que el sitio se llama El Historiador y allí te darás una idea de cómo escribe y desde dónde.

    Besos encantados (acabo de entrar al sitio y te lo recomiendo)

  10. Hilda says:

    Es la segunda vez que te visito y ya estoy totalmente "enganchada"e impaciente por volver a leer.
    Me encanta el estilo que tienes para contar las cosas.
    FELICIDADES, Y POR FAVOR,SIGUE DELEITÁNDONOS CON ESTAS MARAVILLAS.
    Gracias
    Un besito

  11. -Pato- says:

    HILDA, muchisimas gracias y espero contar con tu visita cuando lo desees.
    Besos de domigno que empieza a escaparse.

  12. Dibújame un sueño para entrar en él,ábreme la puerta que da al otro lado:)dime donde está el jacarandá,que hay días que soy la mitad que se acuesta pensando en la nevera rota...
    Besos de acuarela***

  13. -Pato- says:

    DALIA, Daliaaaaaa no te me desaparezcas en el eter sin que pueda darte un abrazo grandote!

    Volvé a leer el cuento y sentí desde el principio que sos vos, imaginate en el cuadro el paisaje que mas te guste, el sitio mas soñado y si querés llegar hasta el final, que en la casita te estén esperando los ojos y los brazos del hombre que mas te guste.
    Bueno, mejor -y ya que estamos- ponemos al hombre entero que con los ojos y los brazos no vas a hacer mucho que digamos, ajajjaj!!!

    Besos Dalia y dulces sueños! A esta altura buen amanecer :)

  14. ybris says:

    Nos estábamos leyendo al mismo tiempo. Quizás me imaginaba tu mirada cuando escribía sobre ello.
    A veces el único modo de vivir con dignidad es dejarse una mitad despegada de cualquier peso para encontrar "unos ojos mansos que lo esperaban".
    Como siempre, una delicia leerte.

  15. meiga says:

    Que precioso patito, me saltaste las lagrimas....hoy amaneci un poco tontorrona, y recien me tiraron un jarro de agua fria asi que me quede....jodida, muy jodida....
    pero no te preocupes que para mañana ya se ha pasado...
    mil besitos niña.

  16. Michi says:

    La de la Guadaña siempre expectante... :(

  17. jaja, si justamente hago eso cuando te leo,Patito,irme por donde tú dibujas :)
    El problema está en que hay que volver al mundo de neveras estropeadas.
    Tú sigue dibujando mundos,para compensar.
    Besos:)))

  18. pez says:

    Pues yo tambien quiero ir a esa casita eso si con la nevera llena de helados de chocolate de esa manera vamos ni bolsillos me quedarian de los rotos que estarian

  19. -Pato- says:

    YBRIS, siii nos estábamos cruzando!!!
    Vos estás escribiendo cosas maravillosas sobre lo que nos pasa a todos los que andamos descubriendo este mundo del blog.
    Yo te leo y me descubro en tus versos.
    Es que si no dejamos una parte de nosotros despegada la vida se torna pesada, los compromisos, las obligaciones, los deberes...terminan siendo un mazaso tras otro.
    Dejar una parte que sea capáz de remontar vuelo es sano.
    Un beso volador :)
    ----------------------------------
    MEIGA, uhhh qué mal empezar un lunes así...
    Espero que no sea nada grave :(
    Despues me paso por tu casita.
    Besos.
    ---------------------------------
    MICHI, si pero fijate que no me refería a la guadaña definitiva, sino a esas pequeñas grandes muertes que nos hacemos nosotros cuando no nos atrevemos a vivir, cuando dejamos la osadía, cuando tenemos miedo, cuando no encontramos otra salida mas que la misma de todos los días, y me atreví a ver qué había del otro lado si él volaba, si una parte de él se atrevía.
    Besos.
    ---------------------------------
    DALIA, el verdadero mundo es una gran nevera estropeada, una gran nevera llena de cosas podridas, una nevera grandota que nos tiene comprimidos, todos apretados, cada uno en su estante sin poder salirnos de allí porque sobrevienen las catástrofes.
    Yo creo que escribo cosas que por ahi resultan naif, o poco probables o directamente imposibles, pero lo hago desde el amor profundo que le tengo a la vida, desde las ganas irremediables de ser feliz y de hacer feliz a quienes como yo aun tienen una parte del corazón vivo. De quienes a pesar de todo siguen creyendo en el amor como camino, de quienes siguen soñando.
    Yo sueño con los ojos abiertos y mis sueños son campartidos por ustedes porque los adoro y porque sé que soñamos cosas parecidas, todos tenemos una nevera rota, todos tenemos una parte densa y que nos invita dulcemente al hogar de la costumbre, de lo consabido, pero tambien todos tenemos ilusiones, y ganas y fantasías que por ahi podemos hacer realidad y si no, mientras duró el cuento, fue realidad.
    Yo sé, despues hay que levantarse, agarrar el maletin de las herramientas y ponerse a arreglar la nevera.
    A mi tambien me pasa.
    Dalia mirá el divague que me mandé, vos sabés que yo te quiero mucho?
    Besos :)

  20. -Pato- says:

    PEZ, bienvendo a la casita de los sueños y ustedes sigan llenando la nevera (no si ya digo nevera de lo mas normal, voy a terminar hablando de tu) con manjares y se va a terminar rompiendo tambien ahí!!

    Besos y helados de chocolate! :)

  21. Yo también te quiero mucho,dibujante de sueños :)Besos***

  22. Pato, ya está! Ya coloqué un post nuevo, jajajja!
    Besos tranquilizadores ;-)

  23. -Pato- says:

    DALIA,besos y cariños correspondidos :)
    ----------------------------------
    MAY, gracias por sacarme del incendio, ajajajj!!!
    Yo solita me metí...

    :)

    Besos tranquilos.

  24. Un hombre que siempre vuelvo, que se pierde en sus bolsillos y cree salir de allí; que en verdad ya está muerto y seguir vivo constituya una acertada sinonimia.

    Que la heladera ande, que no. La vida dividida en caminos, donde elegir algo es privarse de lo otro; donde desechar lo otro es adquirir la experiencia de lo decidido.

    Ese hombre con su historia; ese hombre, sí...Ese hombre somos todos. Y queriéndolo imitar quiero ver adónde está mi alma, en qué bolsillo ha quedado. Porque entre los de las camperas y los del pantalón ya no se encuentran; porque en los de la camisa tampoco.

    Ah, ya sé...Quizás se encuentren a la altura de mi pecho descosido, el bolsillo que conduce al corazón. Ya no quiero dar puntadas sin hilo, ya quiero que mi alma cierre mis heridas. Lo lograré!, jeje...Y más con ese tema que me fascina: Spaghetti del Rock. Con esa canción, alguna vez me enamoré. Saludos, Pato...

  25. -Pato- says:

    ADRIANO, es un gran tema este de Divididos, letra y música una verdadera joya.

    A ver, todo el tiempo la vida nos enfrenta a caminos que se abren, que se bifurcan, que nos obligan a elegir, es parte del crecimiento y parte de la vida misma.
    Bueno, no sé es una idea recurrente que tengo.

    Y tu alma se ve todo el tiempo, claro vos no la ves porque por ahí ya estás acostumbrado, pero yo te veo brillar de un modo que impresionás. Sos todo alma, me extrañó que dijeras eso de vos.
    Debés andar con algun bajón típico de un desamor o algo así y te debés sentir oscuro, porque de ese color es el desamor, y entonces te parece que se te ha perdido la esecia, pero quedate tranquilo que tu alma goza de muy buena salud, la dejás ver a cada rato, cada vez que te aparecés por acá, cada vez que te leo en tu blog, cada vez que te encontrás con tus amigos, con quienes vos querés ella está ahi.
    El día menos pensado escuchando otra canción van a volver a enamorarte, una chica va a ver tu esencia y no te va a dejar escapar.
    Acordate :)

  26. Anónimo says:

    Your website has a useful information for beginners like me.
    »

  27. Anónimo says:

    best regards, nice info »

Gracias por tus palabras