Después de recorrer el pequeño caserío decidimos volver para estar un rato con aquella familia, pero apenas llegar ella quiso volver a recorrer las calles desérticas. Nos dio la impresión que buscaba algo y la seguimos. Nosotros también comenzamos a buscar sin saber qué, pero nuestros pasos eran espaciosos como globos inflados y escapados de una mano, nuestros ojos eran linternas en la noche, nuestro cuerpo avanzaba entre tinieblas que no nos pertenecían, pero estábamos allí tras su vuelo enloquecido de cigarra y fuimos unos mas en la noche. 

Podríamos haber escapado en el auto del viejo que dormía, pero nuestros pies picaban mas rápido. Corrimos a toda velocidad como si supiéramos lo que nos esperaba, íbamos en silencio. 
Nuestra respiración agitada se escuchaba como un eco que latía en la garganta del viejo.

Llegamos a una orilla ancha y ahuecada entre unas colinas, allí nos esperaba un tumulto de barcazas incendiadas. Comenzaban a explotar ante nosotros, nos habían estado esperando para que viésemos el espectáculo lumínico en la oscuridad. A lo lejos, casi saliendo de la bahía vimos estallar una especie de corazón gigante envuelto en llamas. Era el barco mas grande, sus restos volaron lentos en el aire hasta apagarse sobre el agua. Todavía con el calor del fuego pegándonos en la cara pudimos vernos y estábamos todos, incluso ella. Por un momentos nos sacudió un temblor hercúleo y nos desdibujamos un poco, cerramos los ojos deseando que todo fuera producto de la ansiedad, pero desaparecimos cuando el viejo despertó de un salto en su cama.

9 Comentarios

  1. umm que interesante relato pato. Que fácil sería todo si pudiéramos desaparecer de vez en cuando al despertar otros..Te imaginas, que cada despertar de una persona supusiera,la desaparición de otros? Sería genial!!

  2. Que buenoooooooooooooooooooooo...
    Ese final me ha hecho aplaudir!!!

    Que inesperado y que genial.

    Bravooooo.

    Besos.

  3. Ese viaje en las tinieblas es realmente inquietante...
    Besos***

  4. Despertares que matan... :)

    Muy bueno y trepidante relato, Pato.

    Un abrazo sin manchas de petróleo ;)

  5. Tan etéreos son los personajes del sueño del viejo...

  6. Genín says:

    ¿Ah?
    Y de donde y como y porqué?
    Besos y salud

  7. Yeka says:

    Lo vi, lo vi! Me encantó.

  8. Las calles desiertas siempre son sugerentes...

    Saludos

    J.

  9. Reina says:

    Dónde van los personajes de los sueños cuando despertamos...?
    Que lindo tema para otra historia.... ;)

Gracias por tus palabras