-Melanie Köhle-

En la mitad del cielo, las nubes de espuma se sacudieron con un grito desgarrado. Idéntico al que clamó Gloria Stuart en tantas películas de terror.
Un sonido agudo, un aullido filoso, nacía en mí. Agrietando la burbuja del sueño, me revolví estremecida.
Mis ojos agazapados en el cielorraso vieron la proyección de unas breves imágenes en movimiento, entrecortadas, borrosas. Advertí en medio de los grises, cómo el miserable insecto corría sobre la cama sin importarle mi serenidad. Por el contrario, aprovechándose de ese refugio frágil del sueño, iba a embestirme veloz, cuando grité.
Fue un instante.
Alarido y derrumbe, una misma cosa.
Todo hecho trizas sobre la cama. Restos de cielorraso entre mis uñas. El refugio socavado, ahuecada la calma, partido el encanto, la espuma desvanecida, el cielo desplomado y mi llanto.
Todo estaba allí, menos el motivo del pánico.




12 Comentarios

  1. Que bonita nana la que has escrito.
    Si le pusieras música serviría para que se la cantaran a todos los niños del mundo antes de irse a dormir.
    Y al día siguiente todos tendrían el pelo canoso.

    Besos.

  2. El Ogro says:

    uff a mi mente la imagen del cuandro de El Grito...

    que se calle el aire...que susurre el viento

    un saludo

  3. Esta podría ser Susana (la de mi entrada) y el pánico puede ser a los dragones de las palabras o a los silencios interminables o a los vestigios de la noche que no recuerda.

    Un beso

  4. Quino says:

    Muy interesante la historieta. Parece un cuento de esos que me dedicaban de pequeño para dormir... con el único cambio de que aquí es una nana realizada por ti, Pato. Tanto es así, que te pido con tu permiso si me la puedes regalar...

    Besiños y Feliz Fin de Semana !!!

  5. Cronos51 says:

    El miedo que invade y se transforma en terror, ese que no es bueno que nos i,pide pensar con claridad momentaneamente solo para descubrir después que el motivo ha desaparecido por si mismo o quizás nunca existio.
    Mi afecto y cariño para ti Pato

  6. Genín says:

    Entre la foto, y luego el texto...
    Hoy parece que tengo un día especial para sentir escalofríos, menos mal que me he reído con el comentario de Toro...jajaja
    Besitos y salud

    PD.
    Ya he sacado dirección de correo por si algún dia me necesitas y la he puesto en el perfil, era algo pendiente e imprescindible:
    miherencia@hotmail.com

  7. Así andaré de atravesada estos días que has conseguido que este cuento me haya hecho soltar una carcajada... será porque yo también he vivido momentos parecidos (todo es posible)... y que después de tanto alboroto el motivo del pánico no esté!!!! Sólo el desorden, el sueño roto, los oídos atentos como radares y lágrimas mojando las sábanas...
    Muy bueno!!!!
    Millones de besos y pañuelos!!!

  8. Ahhh la mezcla de los techos, los insectos y los entre sueños son terribles.
    Me encantó, demás está decirte que escribes magistralmente.
    Un beso enorme Pato querida!!!

  9. Nos tememos a nosotros mismos... quizá.
    Un abrazo enorme, Pato.

  10. July says:

    El grito puede ser por multiples motivos...a veces de dolor, desesperacion, ira....pero tb de color, de alegria, de ilusion...

    Que carajo! que gusta gritar!!!! :)

    bezzzzzzz

  11. claudia says:

    instantes enigmáticos los de la pesadilla, que hacen correr frente a nosotros, nuestro propio pánico.Saludos Pato

  12. Malena says:

    Ufff .... pesadilla.
    Te despertás empapada en sudor frío y cuesta entender que el motivo del pánico se esfumó.

    Hace siglos que no me pasa.

Gracias por tus palabras