Para seguir el viaje hay que ponerse de pie y cargar la mochila de lo que uno lleva, que por algo se hizo tal acopio. Ese es un momento de elección. Qué llevar y qué dejar a la orilla del camino.
Las cosas son así.
No quiero más filos, ni puntas, ni pinchos.
Ni traiciones solapadas.
Ni silencios que aturden.
No soporto las ceremonias tediosas del saludo.
No sé cómo estoy. Qué se yo cómo estoy. Vos tampoco sabés cómo estás, pero decís bien y yo desde acá te veo la herida. En el costado de tu boca, ese borde que te mordés me lo dice claro.
He tenido una buena vida y eso que tuve que cargar conmigo que.
Te acordás, siempre fui un plomo.
-Risas, de aquellas risas-
¿Vos qué tal?
(…)
Ah, pero ahora bien.
(y no se porqué ahí viene el puñal, veo que lo estás desenfundando, está cortando el aire, lo siento…
Se clava en mi carne, se hunde, estoy sangrando, dejo que lo hagas, no te digo nada, soy tan cobarde)
¡Qué bueno, cuánto me alegro!
¿Nos vemos uno de estos días o nos llamamos?
Dale.
-Sabemos que eso no va a suceder igual decimos eso de llamarnos-
Nos damos un abrazo y en el medio pasa un tren que nos pisa los zapatos.

19 Comentarios

  1. Un poema muy sentido.. pero necesario en su denuncia..

    Me solidarizo.

    Un Abrazo
    Saludos fraternos..

  2. Pues si.
    Ya sabes tú todo lo que he dejado atrás, y lo que me queda por dejar.
    Pero no se pueda luchar contra uno mismo.
    Hay que elegir, o me convierto en un falso y tendré excelentes relaciones sociales y familiares (todas falsas) o hago caso a lo que siento y sigo mi camino hacia la soledad.
    Obviamente voy hacia la soledad.

    Besos.

  3. Georgia says:

    y poco a poco nos vamos despojando...hasta que solo nos queda la mascara

    te abrazo

  4. al final esos intercambios de palabras falsas, nos dejan más solos que antes, más silenciosos que antes así pasan miles de trenes.
    Abrazos, Pato.

  5. No olvides cargar contigo siempre la alegría de ser como eres. No la olvides, vas a necesitarla para dar más pasos, cuando más lo necesites.
    No se trata de ir a la soledad.
    Se trata, de ir, sólo de ir, a donde queremos llegar.
    En el camino encontrarás compañía, también trampas para ver si estás preparada, pero especialmente personas que te valoren finalmente por ti misma.
    Hacía allí vamos cargando nuestro equipaje, intentando no perdernos en el camino.

    Besosss

  6. virgi says:

    Guarda lo que tu corzón te indique. El camino irá tamizando la carga. Y también iremos recogiendo alguna.
    Pero al final, poco, muy poco, es lo que nos acompaña.
    Un abrazo

  7. Eli says:

    Se escucha el silbato, por momentos la humareda amortigua su estridencia, pasos centrífugos, voces distantes, susurros ininteligibles de muchedumbre centrípetas, entonces, súbitamente desaparece el equipaje y la boleta vuela, dejando esparcidas identidades inconexas. Al salir de entre las sombras que pueblan el andén, la vida recupera su color y la elijo como acompañante. Solté el equipaje y abracé a quien lo portaba. No me he ido del todo, aunque sigo de viaje...

    Leerte es reencontrarse, recuperando los trazos que nos arrebató el viento que escapaba del andén.

    Besos amiga.

  8. manu says:

    Feo esos diálogos, esas palabras automatizadas, “nos vemos luego”, “después hablamos”, y uno que quiere mantener su orgullo y no preguntar “cuándo!”, “cambié de num si me querés llamar”…nada, al otro no le interesa.

    Si se quiere hacer un viaje, caminar por cualquier lado…hay que llevar lo puesto, nada anterior, que el viaje nos alimente.

    Un besote

  9. Aprender a decir no quiero más de esta hipocresía...Cargar en esa maleta solo lo que me haga feliz...

    Patito besos con cariño

  10. white says:

    cuando encrotemos nuestra propia soledad y no nos hiera, entonces emprenderemos el camino.
    Besos

  11. white says:

    cuando encrotemos nuestra propia soledad y no nos hiera, entonces emprenderemos el camino.
    Besos

  12. white says:

    cuando encrotemos nuestra propia soledad y no nos hiera, entonces emprenderemos el camino.
    Besos

  13. Codorníu says:

    Cuantas veces pasa eso. Cuántos trenes que nos separan o se nos escapan. De esos trenes está la vida llena.

    Un beso desde la estación.

  14. beatriz says:

    GRACIAS PATO POR PASAR Y QUEDARTE EN MI BLOG, COMO VOS DECIS ES MUY BUENO SENTIR QUE UNO NO ESTA SOLO EN LAS HORAS DE SILENCIO.
    COMO VERAS SOY NUEVITA EN ESTO Y APRENDIENDO NO MAS. BUENISIMA LA MUSICA QUE PUSISTE!! BESOS Y HASTA PRONTITO!

  15. Verbo... says:

    He llegado con la fuerza del viento, y me he detenido en mirar las imagenes del andar con sombrilla y mochila en tus caminos.

    Nunca te lo habia dicho, pero cada vez que te veo, me digo:

    La verdad es que tiene un andar muy sexy.

    :)

    Sos musa Patricia Angulo
    he parido un poema en ingles mientras te he leido.

    Dice asi:

    On her way

    Look at her
    look the way
    of her sexy walks.

    She could dance
    with the wind
    while drink
    from her fountain eyes...


    :)

    (benditos ojos, los tuyos)

    Un besito
    (alt 3)


    M.

  16. Verbo... says:

    El poema en ingles
    lo voy a subir a mi blog
    con la foto de tus caminos.

    Un beso.

  17. mangeles says:

    Que bello, poema Patricia. Los trenes se nos van, pero alguno cogemos..y ese que cogemos es el "bueno", porque es el nuestro.Y aunque nos parezca que sí, la realidad es que no hay tantos trenes que coger... Esa es la realidad, la vida real, la falta de trenes para cada uno...

    Besos, guapa

  18. Hola por tus caminos,

    Me gusta mucho tu blog, y la música que la acompaña muy buena.

    felicitaciones !!!

    desde Galicia

  19. ybris says:

    Seguiremos viaje.
    Aceptaremos encuentros.
    Nos diremos lo previsto.
    Y seguiremos siendo quienes éramos.

    Besos.

Gracias por tus palabras