La calle es un río de barcos inflados que se alejan. Ya no quedan paraguas en los rincones, todos habitan en manos crispadas y cubren zapatos chuecos de pasos que nadie espera. Corren bajo mis ojos en la avenida. Los paraguas y los barcos. Abundan los negros, y de tanto en tanto uno de color brilla para molestarme. Porque me gustan los días lluviosos y grises, entonces no quiero distracciones.
La calle era un río de barcos inflados y paraguas.
Uno no ha podido más y ha encallado para desinflarse. Ha bajado sus hombros, cerrado sus velas, se ha vuelto oscuro, parece no latir.
Es como un corazón herido por corales.

15 Comentarios

  1. Lena says:

    Tiene un corazón gemelo.

    Está aquí dictandome palabras.

    Supurando coralinas.

    Estoy muy triste, Marula.

    Como el texto que escribes.

    Encallada, descuadernada.

    Hoy, ya sabes, es un día negro.

    Leerte me acompaña y me da aire.

    TQM

  2. por fin llego la lluvia :)
    hermoso texto lleno de melancolia

  3. Llueve aquí también.
    Y abundan los paraguas negros.
    El día está de luto.

    Besos.

  4. Patito una entrada muy triste...Se contagia tanta tristeza...

    Besos

  5. paolav says:

    Cuanta carga llevaría ese barco que no pudo más, sin embrago al parecer sólo se detuvo, no hay naufragio...la lluvia, lo bueno que tiene es que limpia y nos permite a veces, escondernos y no mirar a los ojos, a veces quiero eso.

    besos mi querida Patito y a no detenerse!

  6. virgi says:

    Precioso, Pat, muy delicado.
    Algo triste...pero tan sugerente!

    Un abrazo

  7. Fernando says:

    la muerte de un barco...ufff..abrazos

  8. Codorníu says:

    A mí también me gustan los días lluviosos y grises. De esos días, me gustan de manera especial los momentos de antes y después de la lluvia. Pensé que esto sólo nos pasaba a los gallegos.

    Muy bonito el texto.

    Besos, amiga.

  9. Ybris says:

    Sobre la foto, mirando a la luna antes de leerte, latía el verso de Lorca: "ajo de agónica plata".
    Y el barco era gris en agua sobre negro en cielo.
    Pero en tus palabras la tristeza suena tan bella que el color que te molesta a mí me ilumina.

    Besos.

  10. mangeles says:

    Me encantan los barcos, la lluvia, las calles y los paraguas...y la musiquita de Jack Johnson...

    Buen Fin de semana, Patricia.

  11. Eli says:

    Dos veces la lluvia llueve. La lluvia desdibuja, al paisaje con su laberinto, dos muertes del agua, la que cae y la que traga. Dos veces la lluvia llueve.

    Y solo una luna ahogada resplandece...

  12. Eli says:

    Las olas que acunan al barco,
    no saben si ha despertado,
    sea allegro o adagio el canto,
    igual seguirá soñando...

  13. Ardaire says:

    Es la primera vez que te leo. Es precioso lo que escribes. Me llega*

  14. Esa última frase es apoteósica.Besos, dueña de la belleza***

  15. Un corazón herido por corales...
    con esa frase... morí...
    besos Pato!!!

Gracias por tus palabras