"En la ventana hay una nota:
el pájaro no vuela tiene las alas rotas"

-Media Verónica- (Andrés calamaro)

Como cada mañana se dejaba remolcar de la cama y se trasladaba pesadamente por toda la casa buscando un motivo para salir a la calle a pelear, a sonreir, a tener ganas, a comprar el diario, a tomar el consabido café, en el bar desiempre, con las mismas caras de todos los días.
Se levantaba a sabiendas que ese día iba a terminar igual que el de ayer, que el de la semana anterior y el del mes pasado y si se ponía rotundo y negativo, sabía que el día de hoy se parecía casi por completo, salvo por algunas arrugas de mas, por algunos pelos menos al de diez años atrás.

Con ese humor y esa energía desolada se duchaba, se vestía, ponía el café en una taza, dos cucharaditas de azúcar que no revolvía, un chorrito de leche descremada, dos tostadas con miel y prendía la tele.

Allí en el noticiero del canal de mas ráting de la TV la vio, estaba tirada en la calle, vieja y en pleno abandono, casi que se quedó sin reacción mirándola. Estaban pasando un estracto del programa de la noche, ese que hablaban de la gente que vivía en la calle en pleno Buenos Aires.

Se quedó helado porque la ultima vez que la vio, estaba hermosa, por ese entonces ella lo estaba dejando. La imagen que le devolvía la tele era la de una mujer flaca, fané y descangallada como dice el tango, si hasta casi se puso a llorar de la impresión.
Habían estado juntos un par de años y ella lo habia abandonado por un bailarín de tangos que había conocido en un piringundín de San Telmo.

Se le hacia tarde, pero no le importó, primera vez en su vida que llegaría fuera de horario al trabajo.

Qué loco volver a verla así, en la tele, a esa hora, en ese estado. Ella era una mujer poco previsible, pero jamas imaginó verla así, en un lugar tan tórrido, tan desmejorada, si hasta parecía enferma. Sintió de pronto las ganas que había perdido y se levantó como un resorte de la silla, se metió adentro de la campera y bajó las escaleras corriendo, se subió a un taxi y de repente estaba bajando en esa esquina que acababa de ver en el noticiero.

Amanecía, las veredas aun estaban dormidas, las paredes mas altas eran las únicas que devolvían algo de luz, por los umbrales aun la noche estaba soñando.
Y al fondo de la puerta de un negocio clausurado, bajo una pila de frazadas y sobre un colchón de cartones dormía una mujer destruída, su almohada era una tonelada de frío acumulado y su cabellos ensortijados, dejaban escapar todas las canas y los llantos que se habían ensopado en ellos la noche anterior.
Una mano conocida le acaricíó la frente y le corrió el flequillo, se dejaron ver unos ojos añorados que se quedaron petrificados mirando ese rostro que venía del pasado.
El rostro de un hombre que había dejado sin piedad hace mil años, ahora se apiadaba de ella y la miraba con ternura.

El tiempo pudo detenerse, correr espantado hasta doblar por la esquina, o pudo sentarse entre ellos, comer unas galletitas húmedas y darse la oportunidad que en otro momento no se habían dado.

Por lo que pude ver el tiempo optó por esto último, porque cuando me levanté del bar y dejé esa ventana que me los devolvía en cinemascope, los vi tomados de la mano, ella sonreía por primera vez en años y él parecía estar viviendo un día inesperado.

29 Comentarios

  1. No creo en las casualidades...vuelvo a tu blog y me encuentro con "Media Verónica"
    Te la recomiendo interpretada por Pedro Aznar (cd Tributo a Calamaro)
    Un hallazgo invalorable tu blog
    Besos

  2. patito
    Sabes tu linda historia me recordo a la de un amigo del pasado que estaba en las drogas, se perdio un año y lo encontramos en las calles, gracias a unos amigos pudimos internarlo y sacarlo de toda esa miseria.
    Muy buena historia.
    Te mando un beso carñoso

    Alexis Coald

  3. Oceanida says:

    Me ha recorrido un frio por la espalda, aun no se porque, al leer este post, recuerdo a alguien con mucho dolor, que se levanta cada dia como ese hombre..alguien que quiero mucho, y aunque la historia no es la misma es alguien que espera siempre,no se, me hiciste recordarle. Tan lejano, tan desvalido que me he puesto a llorar entre rabia y dolor.

    Preciosa tu historia, me hizo temblar.
    Me lleno de leerte Pato.
    Mil gracias por ser tu, por tu comentario de hoy, la verdad es que me canso, por tu amistad y por tu entender..

  4. Oceanida says:

    Ah y que sepas que antes de entrar me quite el traje de lentejuelas, me quede con mis harapos de siempre y sin mascara, porque este es un sitio donde no me tengo que esconder de la vida, ni de sus ojos...porque aqui ella no me puede, tu la vences con tus letras...y con tu amistad.
    Un beso de esos, lleno de polvo del camino.

  5. MAURA_ says:

    Una linda historia amiga de esas que solo "tú" sabes narrar.
    Un abrazo con el cariño de siempre.

  6. Qué historia tan estrujante que se
    vuelve diamantina de colores entre tu pluma con un hermoso final...avasallante...siempre me sorprendes, me dejas en estado de encantamiento...

    BESOSSSSSSSSSSSSS amiga.

  7. Cascabel says:

    Pato, lo sé, soy una repetitiva, pero es que mi capacidad de expresar se bloquea contigo, de verdad...Es impresionante!
    No sólo por la esperanza que transmites de seguir adelante, de desafiar a la desidia y la insistencia de saludar los días que se vuelven rancios de parecidos con el anterior...siempre hay esperanza, la vida nunca pierde la capacidad de sorprender ni nosotros de sorprendernos con ella...
    No importa cuán abatido pueda estar un corazón ,los milagros suceden y suceden todos los días...

    Qué bello rescate desesperado practicaron estos dos seres tuyos...qué de tiempo llevaban imaginando de mil maneras en momento en que llegaría...que finalmente llegó...
    Yo me voy ya contenta al trabajo, con la esperanza danzando...eres una hechicera de alegría, Pato.

    Besos y más besos con azúcar removido.

  8. zooey says:

    Tus relatos son viajes regalados.

    Yo me encontré sentado en otra mesa un poco más allá de la tuya, en el otro ventanal. Te ví a tí mirándolos y les ví a ellos. Era como un cuadro de Hopper, como una escena de Wenders. Miré hacia la la calle y pedí otro café. Luego cogiste el bolso, te levantaste mirando hacia afuera y te fuiste. Pasaste al otro lado de la ventana mirando hacia alguna esquina de la avenida Corrientes. En la vieja radio que tenían dentro de la barra del café, Calamaro cantaba "Son las nueve".

    Mil gracias y un abrazo.

  9. Noa- says:

    Y que belleza sentarse en una mesa alejada. Ver a Zooey, mirandote a ti. Ver tu rostro iluminado por las letras desgranadas en tu relato viéndolos a ellos.

    Y yo regocihada viéndoos a todos.

    Un abrazo

  10. Ay Pato, si el Flaco Spinetta te leyera iba a dejar el rock, y se dedicaría a leerte, o ponerle música a tus cuentos, yo quito el volumen y ya está jajajaja, él si que tendría que estar aquí ahora con el encendedor prendido, cantándote tus canciones preferidas como agradecimiento.

    No sé que significa piringundín, por favor dímelo.

    Después de leerte crezco. Cada vez.

    Besos.

  11. -Pato- says:

    FLORES, gracias, te debo pasar por tu blog, pero he estado sin tiempo estos días, luego me tendrás por allí.

    Calamaro es mi músico de cabecera desde mi juventud, y he sido tantas veces media verónica, que a este tema lo adoro.

    Voy a escuchar la versión de Pedro Aznar, pero descarto que va a gustarme.

    Besos y un placer tenerte por aquí.
    -----------------------------------
    ALEXIS, qué suerte poder encontrar y rescatar a un amigo que ha caído en ese pozo.
    No les debe haber sido fácil.
    Un abrazo grande por haber podido con eso.
    Besos.
    -----------------------------------
    OCE, me alegro que puedas venir a mi casa sin mas preparativo que agarrar tu alma y venirte.
    Esa es la idea.
    Pero a la vez siento haberte apenado con mi cuento.
    Uno al escribir siempre larga lo que siente, lo que ve, lo que le llega, en fin son vivencias mezcladas con fantasías, con imágenes o imaginaciones, lo que no se puede saber es lo qeu pasa del otro lado, por eso esto de comentar está bueno. Del otro lado siempre hay alguien que ha pasado por eso, o a alguien le sucede algo así, o nos remonta a otra historia y lamentablemente no siempre esos recuerdos que uno provoca son los mejores.

    Este cuento se desprende de algo que yo vi en estos días y que me dejó conmovida, y para no morir un poco en esta puta realidad que nos mastica, le puse el final que mas me hacía feliz a mi.

    Besos sin lentejuelas.
    -----------------------------------
    MAURA, gracias de corazón y abrazo:)
    -----------------------------------
    SOLDESOLES, gracias tambien a vos, me ruborizás con tus palabras.

    Besos encantados.
    -----------------------------------
    CASCABEL, lo que le decía por ahí a Oce, las historias se suceden, se repiten, nos pasan por al lado, nos habitan, nos recorren y un dia se nos van.
    Quise que fuera así porque esa mujer se merecía volver a la vida y ese hombre tambien.
    Gustos que una se da :)

    Besitos y feliz de haberte dado ese impulso antes de ir a trabajar.

    Besos azucarados.
    -----------------------------------
    ZOOEY, vos me matás definitivamente, así qeu yo me fui justo cuando Calamaro empezaba a cantar son las nueve?
    Esa es mi tipica suerte.

    Las imágenes dentro de las imágenes y uno reflejándose en ellas, adoro esa idea.

    Besos y la próxima vez que te me veas, no dejes que me vaya si está por cantar Andrés.
    -----------------------------------
    NOA, encadenaste imágenes!

    Qué hermoso es poder compartir con gente como ustedes loq ue escribo.

    Besos.

  12. -Pato- says:

    TORO, qué risa! :)

    Si el flaco se dignara por esas vueltas que tiene la vida, que uno nunca sabe, a ponerle música a una de mis letras yo ni lo voy a poder disfrutar, porque muero en el acto de algo. Pero no todas las melodías del flaco me gustan, ahora si la música se la pone Calamaro ahí si que ya me verán volando por los aires, ajajajaj!

    ¿Las volviste a escuchar a estas canciones o simplemente colapsás en los primeros acordes?

    Muero de risa.

    Y piringundín es un local de mala muerte, un salón de baile pero de esos con aspecto deplorable.

    Besos

  13. Ya sé de quien es la letra, ¿quien si no?, la verdad es que está muy bien, ahora tengo el encendedor prendido a ver si así....... jajajajajaja.


    Besos.

  14. Hace ya un tiempo que te leo aunque no te comente y me encantan tus cuentos, sueles ponerles un final tan dulce. A mí me acaban seduciendo los finales tristes cuando escribo, me pierde la melancolía y las historias de desencuentros (una de mis canciones favoritas es "Aunque tú no lo sepas" de Quique González, con eso lo digo todo, ¿no?). Pero tus cuentos siempre logran emocionarme y hacerme sonreír. Seguiré leyéndote.
    Un saludo.

  15. -Pato- says:

    Toro, ¡¡acertaste era del flaco!!

    Y ahora con encendedores en alto nos cantamos Alma de diamante -vos sin música- :))

    Besos.

  16. -Pato- says:

    CORAZÓN SILENCIOSO, creéme que promediando el final del cuento muchas veces me veo tentada a dar un final triste, pero no sé cómo es que acabo encontrando la vuelta, para que la cosa no termine tan mal. Mis personajes casi siemrpe son perdedores y me parece injusto dejarlos sufriendo por siempre, supongo qeu ya han sufrido y es el momento de darles una alegría, como que me la doy tambien a mi.

    Encantada de que me visites y que te animes a comentar.

    Y mi canción favorita tambien es "Aunque tú no lo sepas", mirá que he escuchado música, pero Quique es mi mejor descubrimiento musical.
    Ese tema es una joya.
    Besos y feliz de comapartir esta canción.

  17. sil says:

    te acordas dee sa cancion del flaco que dice "para saber, como es la soledad..." bueno eso justito.Hoy.
    tu cuento me recordo a Miguel Angel Aguirre de Glew
    te acordas?????????
    sil

  18. -Pato- says:

    SIL, cuando te encuentro por acá el sol brilla mas fuerte y claro que me acuerdo de Miguel!

    Tema de Pototo (para vos)

    Para saber como es la soledad

    tendrás que ver que a tu lado no está

    quien nunca a ti te dejaba pensar

    en donde estaba el bien,

    en donde la maldad.

    La soledad es un amigo que no está

    es su palabra que no ves llegar igual.

    Si es que sus sueños son luces en torno a ti

    tu te das cuenta que él ya nunca ha de morir,

    nunca ha de morir.

    Al observar como muere la flor

    tu verás que también muere la paz

    es que esa paz revivirá en su voz

    la flor te la dará para plantarla igual.

    La soledad es un amigo que no está

    es su palabra que no ves llegar igual.

    Si es que sus sueños son luces en torno a ti

    tu te das cuenta que él ya nunca ha de morir,

    nunca ha de morir.

    Para saber cómo es la soledad

    habrás de ver que un amigo no está.

    Para saber cómo es la soledad

    habrás de ver que un amigo no está.

    -Spinetta y Molinari-

    Y ahora cómo sigo yo, eh? Con todo lo que te extraño...
    Besos de distancia que no me va a ganar jamas.

  19. Pato,con la basura montas cometas...y a los extraviados les muestras el camino al cielo...
    Deberías patentar tus ojos,valen mogollón.Un abrazo colosal;)

  20. ays amiga...
    que historia mas hermosa....
    con un aire de ternura y tristeza, por que de repente pensé, ojalá asi le sucediera a todo aquel que duerme bajo el manto de la noche, añorando una mirada de amor que les despierte del frio...
    muchos besos mi genia:)

  21. -Pato- says:

    DALIA, :) ¿me ves la sonrisa?

    Besos y ojos con patente ;)
    ----------------------------------
    CIELO, un abrazo que arrope todos los fríos, todos los miedos, todas las noches en soledad, todas las miradas que no fueron, todas las mañanas vacías, todos los momentos repetidos, un abrazo que valga la pena dar, eso es lo que quise que les suceda a estos dos personajes, para que pudieran empezar a vivir desde otro lugar.
    Besos.

  22. Edge says:

    El tiempo está sobre nosotros.

    Nos movemos al son que nos dicta él?

    Cuándo podremos controlarlo?

    SalU2
    T.

  23. -Pato- says:

    EDGE, nunca.

    Sólo nos queda soñar con algunas cosas que haríamos en tiempos que nunca sabremos si serán reales o imaginarios.

    A vos que te gusta el cine -La vida es sueño-

    Besos.

  24. Miguel says:

    Sin palabras.
    Quien pudiera escribir como garabatea patito.. (casi de Sabina)

  25. -Pato- says:

    MIGUEL, tremenda comparación la tuya, entro a flotar!! :)

    Sabina es un capo, un maestro para mi.

    Besos.

  26. Badanita says:

    Patito:
    Llegué reee tarde. Lo se. Y aunque hayas posteado de nuevo yo te dejo mi coment igual :)
    Tu cuento me emocioné a mas no poder.
    Ahora sé que te ha motivado a escribir esto pero a mí me paso SIEMPRE de imaginarme una historia asi.
    A la vuelta de mi laburo hay una señora con 2 hijos. Duermen en la puerta del Banco, entre frazadas viejas y cartones.
    Ella es preciosa. Tiene una mirada muy triste pero estoy segura que una vez vivió en una casa decente, que tuvo su cocina en donde hacia la comida para su familia, una cama en donde hacia el amor con su marido y quien te dice hasta un jardín.

    En estos cuentos descubro las similitudes entre vos y yo. En vos me veo. Eso me gusta también.

    Tus cuentos llegan muy adentro. Ya lo sabés.
    Besitos :)

  27. -Pato- says:

    BADANITA, en esas cosas que vos estás pensando pienso cuando veo a tanta gente viviendo en la calle, en que alguna vez fueron personas, y ahora estan viviendo como animales, porque el nivel al que han sido llevados, a ser despojados de un derecho universal como es la vivienda, es de terror.

    Besos y a mi tambien me gusta.

  28. Uno no sabe las vueltas del destino. Lo que alguna vez se creyò perdido aparece, de repente y conmociona la vida.
    Hermoso relato, me deja un dulce sabor a esperanza...

    Un abrazo de Luz.

  29. -Pato- says:

    PRINCESA, por suerte estaba este relato para poder aunque sea descomprimir un poco la angustia del anterior.

    Besos :)

Gracias por tus palabras