Demorada en medio de un camino
justo cuando atardece  
descubro cómo mi sombra sube 
y se engorda  

profana lengua extendida tras de mí
 húmeda síntesis
viviendo en mí por asalto
se desangra

queriendo mover mis estancados pasos


¿serán pasos en el aire
o
aire de paso?


el viento se detiene      
está helando en mi garganta


 un sofoco de carozo araña este cielo de papel    no para hasta rasgarme el alma    jirones solitarios cuelgan del techo     mi ánimo anda oxidado    desmoronándose     busca una silla     un vaso con agua    clonazepan   algo

aire 
por favor que me estoy ahogando

 .

una ventana abierta al fin 
tiemblan mis manos atragantadas de espanto
miro esa nube oscura a mis espaldas

.

sinuoso guiñapo

7 Comentarios

  1. De guiñapo nada.
    Que no.
    Ni hablar de guiñapo.

    Todo lo contrario.

    Besos.

  2. Genín says:

    No, no te ahogues, respira profundamente, una y otra vez, oxigenate, date un chance, resistir es triunfar, y es que ya lo sabes corazón, todo pasa...
    Salud y besitos

  3. Anjanuca says:

    Ahora mismo he sentido gran envidia de tu lapicera. Lo que habrá disfrutado escribiendo esta maravilla.

    Besucos

  4. Abrir las ventanas, siempre abrir las ventanas y respirar bien. Hay que respirar bien para que los guiñapos se desintegren y la persona brille. Brille calmada, aunque sea un poquillo.

    Coger aire y resistir, ya es todo un logro.

    Ya es todo un logro para cuando, otra vez, vuelva a venir el ogro :)


    Un abrazo

  5. Leí
    Demorada en medio de un camino
    justo cuando atardece


    y se me puso la piel de gallina.
    Cuando uno lee estas cosas, no sé qué palabras puede decir. Lo mejor es ninguna.

  6. Que manera de plasmar los sentimientos o sensaciones!!! sos una grande, de verdad.

    Un abrazo enorme!!!!

  7. Malena says:

    Angustia que ahoga, especialmente cuando cae la tarde.

Gracias por tus palabras