Sur...

paredón y después

Sur...

una luz de almacén

Ya nunca me verás como me vieras

recostado en la vidriera

esperándote

-Homero Manzi-




Me voy por la ventana de mi prisión.

Todo mi cuerpo se va a través de mis ojos, que se salen de mí, como brazos interminables que me salvan. Me pasa lo mismo con los pasos, se me escapan de los pies, suben por la pared y saltan al vacío, buscando caminos de arena.
Y las manos, ya se me han ido.

Sin embargo yo estoy acá, parada desde hace años, mirando siempre.

Veo el gris de las casitas de enfrente, que sólo yo veo. Un gris algo verde. Nunca es mas claro, cada día un poco más oscuro, siempre un poquito más. Un día pienso que será negro, pero hoy es de ese color sin alma de los días insípidos.

Y a lo lejos el mar, con sus costas, ese mar que me llama a cada instante, sabiendo que no iré. Los que me miran no oyen el mar, pero a mi me enloquece ese murmullo cerrado de las olas, siempre mareando mis ojos., siempre salando mi boca, siempre azul al fondo, aunque mis ojos sólo vean el gris húmedo de las paredes de abajo.

Todo de mi se va, todo de mi se está yendo desde el principio, sin embargo mi cuerpo pintado se queda.
Y eso es lo que ve quien me mira.
Una mujer de espaldas mirando por la ventana.

Mis ojos miran para adelante, pero lo que veo, está detrás de mí. Son ojos mirando. Los siento. Los escucho parpadear. Los percibo pegados en mi centro, donde brillo.
Donde ya no estoy.

Soy luz, estando en sombras.
Han de ser las escaleras invisibles a las que me trepo cada día para irme de esta celda cuadrada. Esta condenada ventana donde alguien me ha perpetuado.
Celeste y verde y gris y un color canela como mi piel en las paredes, se termina confundiendo en las miradas de quienes me miran, y ya no saben si soy yo, o son ellos proyectados.

Son ellos mirando el mar, son ellos apoyados en el marco de la ventana y sintiendo el salitre pegándose en sus labios. Son ellos dibujando horizontes, y viajando solitarios por mi espalda, haciendo escala en mi cintura, adueñándose de mi falda transparente.
Son ellos. Yo no soy.

Yo soy esa estampa que dejé, pero también soy la que se está yendo.
Me arranqué la falda, me solté el pelo, desnuda quedé, helada. El viento marino me secó las lágrimas.
Yo no quería estar para siempre y que en las manos me crecieran algas. Por eso me estoy yendo, aunque siga acá parada.

Me voy buscando que la arena borre todo y de mi no quede nada.
Sólo esta imagen quieta, que de tanto en tanto aparece detenida en interminables y burdas copias de colores fraudulentos.
Colgada en una pared desierta, para entretener alguna mirada.

-Salvador Dalí-

29 Comentarios

  1. Yo creo que Dalí te hubiera aplaudido, aunque como estaba medio chiflado igual no, pero yo si que lo hago.

    Besos.

  2. Ese Toro y sus salidas que son entradas, joder, jajajajajajajaja

    Por mi parte, me has llevado contigo, oteando desde tu hombro; a mirar ese mar tuyo, que siempre es tan distinto a los otros mares. Tu lo haces a placer y uno, va detrás de ti extasiado.

    Besos.

  3. pura levitación, genuina proyección... mirando, siempre mirando, condena de un cuadro y su figura, oteando lo que nunca tocará con su mano

    un beso

  4. Bello, muy bello. La elección de la imagen no pudo ser más acertada. Y esos versos de Homero Manzi. Me encantó.
    Un abrazo.

  5. neptunia says:

    Que maravilla Pato, me quedo helada leyendote, como siempre. Es inquietante la manera en que muchas veces me encuentro en tus relatos. Hay un dejo a sirena que busca regresar al marm que me resulta intimamente conocido. Ya lo he dicho muchas veces, nadie lo expresa como tu.

    Un abrazo

    PD: hace unos días leí en un libro sobre chamanes mexicanos, que lo que se lleva un chamán de esta vida son imágenes, y me ha resultado muy sugestivo.

  6. La ventana de Dalí, tu texto y John Lennon cantando "Mujer" a Yoko(Somos todas Yoko) conforman la belleza!!! yeh, yeh!!!
    Un abrazo

  7. meridiana says:

    Por esa ventana donde es posible escapar de nosotros mismos, el mar es siempre un anhelo, porque nos obtura con un murmullo de madre, nos aquieta o azuza los demonios, nos devuelve a cualquier orilla, nos pide todo y nada.

    Un abrazo

    Lilián

  8. Amiga si supiera escribir, hubiera escrito esto

    Creo que la de la foto soy yo, pero ni siquiera tengo fuerzas para estarme yendo....

    ahora pienso en un verso del poema que monté de un compatriota tuyo:

    "el ojo es el fracaso de la mano"

    besos

  9. ybris says:

    Ni te imaginas, mi querida amiga, lo cerca que tus letras te me han traído hoy y lo estrecho que han dejado el océano sobre el que vuela el poema que hoy escribes.
    Y es que venía yo también de estar parado (quieto y de pie, como aquí y allí se dice) ante mi ventana.
    Y también como preso en fuga tras los propios ojos en busca de verdor, de playa, de rumor de acantilado.
    Te miré un instante a tus espaldas así parada en tu ventana.
    Y supe que no estabas.
    Te encontré muy lejos de ti pero muy cerca de donde yo estaba.
    Hay personas que sólo son cuando se fugan.
    Como hay personas que sólo están cuando se hablan.
    Como nosotros ahora.

    Deja que hoy te abrace en el lugar a que nos han llevado nuestras dos ventanas diferentes y lejanas.

  10. ybris says:

    Por cierto me olvidé decirte que tu entrada me hizo retroceder dos años hasta
    http://nomequedo.blogspot.com/2006/08/mirar-por-la-ventana.html
    y comprobar que ya estabas tú también allí.

    Besos.

  11. mangeles says:

    Precioso como cuentas el cuadro. A la mitad ya veía el cuadro de Dalí de la muchacha en la ventana. Es un cuadro precioso, casi tanto como tú relato. Le ví hace un par de días en el Museo Reina Sofia de Madrid. Un beso cielo.

  12. Pato, yo leyéndote quedo desnuda, y helada. TQM

  13. Pato,me faltan palabras para alabar esa maravillosa capacidad que tienes para escribir. Me siento tan identificada con esa mujer parada en la ventana, parece que me estuvieras viendo.
    Coincido con la Gata, por más que lo intento sigo parada sin fuerzas para irme.
    Muchos besos!

  14. karina says:

    Bellísimo Pato!!!

    Un himno al viaje que pueden hacer los ojos.

    Un guiñecito con chick

  15. Sibyla says:

    Qué maravilla!

    Quién le hubiera dicho a Dalí, cuando pintó a su hermana Ana, que esa imagen pintada podría inspirar uno de los textos más bellos que he leido nunca.

    Pato, siempre disfrutando con tus letras!

    Te envío mi mirada hacia vos, llena de admiración:)

  16. Verbo... says:

    Después de leer y escrutar
    sólo me pregunto que
    ¿a quién le dice?

    ¨¨Son ellos. Yo no soy.¨¨

    Quizas a quien la tiene perpetuada en ésa ventana,
    o a su propia conciencia.

    M.

  17. ángel says:

    tersa prosa poética, con aroma a tango en la entrada, y a enigma de Gala mirando al mar de Sitges.

    Un gusto entrar por aquí a tu espacio.


    saludos....

  18. LaU says:

    Que bello texto y la imagen un conjunto perfecto.

    Te acompañe por esa ventana, donde pierdes si eres tu o son ellos, donde vez de manera distinta, donde ellos ven de manera distinta, pero creo yo, que así son siempre las cosa, miradas de manera distinta una misma situación... ahmmm yo me entiendo.

    Saludos querida Pato!!
    Un beso

  19. El éxodo says:

    Qué difícil resulta salir de uno mismo cuando la piel se transmuda en muro por la negra alquimia de la ausencia y el silencio. Pero el mar está ahí, verde; el cielo, azul. Tu alma es hermosa, romperá esos muros.

    Besos.

  20. -Eugenio!!
    -Que?
    - Gracias.. por pintarme.

    Los grises se pueden repintar y por las ventanas, además de huir tb se puede entrar.

    un lobo redimensionado

  21. Todo de mi se va, todo de mi se está yendo desde el principio, sin embargo mi cuerpo pintado se queda.
    Y eso es lo que ve quien me mira.
    Una mujer de espaldas mirando por la ventana.
    (...)

    WOW! Que hermoso escrito nos has pintado hoy en la pared de estos caminos estrechos.

    Siempre pense en los espectadores de un cuadro, tan involucrados en lo que miran, tan ajenos a esas historias.
    Asi me dejas hoy, un poco involcrada, un poco ajena.
    Me quedo mirando el mar, soy la que se acerca a la ventana, hasta puedo sentir la sal de mar en mis labios o el viento.
    Pero poco se de esa mujer que salio a buscar movimiento, que se canso de estar quieta, expuesta, sola frente a la inmensidad del mar, aun cuando miles de ojos se le pegan en la espalda. Poco se de ella, de lo que queda de ella en ese cuadro, de como se esta marchando.
    Creo que decidio pintar su propio cuadro, creo que se fue para buscar los colores que necesita para pintar su vida.
    Y asi me quedo un poco involucrada, un poco ajena, mirando la silueta de quien quiza ya no está.

    Hermoso Pato! Gracias por tanta calidad en tus letras! ^_^
    Un abrazo enorme, lleno de mar.

  22. Yeli says:

    Sublime!!!
    Permíteme aplaudirte de pie desde la distancia.
    Un abrazo
    Yeli

  23. Hermoso, esto querida. He perdido, para serte franca, la capacidad de comentarte.
    Ahhh, amiga esas íntimas miradas tuyas!!!
    Un abrazo enorme.

  24. Felicidades por tus palabras, realmente hermosas!

    Abrazos energéticos para ti!

  25. Axtlan says:

    que texto Pto!

    eres Luz

    un beso enorme

  26. En julio de 2007
    DESNUDOS EN EL BOSQUE.


    Desnuda en el bosque- Camille Pissarro.


    Saturnino Espin
    Fotografía: Desnuda en el bosque de los risueños árboles.



    DESNUDOS EN EL BOSQUE.



    En el medio del bosque
    o de la vida,
    desviste su pudor,
    su humana condición
    alborozada.
    Un ojo
    la espía en retaguardia,
    molestia ocasional en la honda tierra,
    y su esencia astral ve convertida
    por ensayo y error del oculista,
    en carnes,
    pechos,
    brazos y cabellos,
    que descubren su simple solidez
    de mito,
    de bañista infatuada.
    Ahora existe, por añadidura,
    elocuente y soberbia.
    Un ruido no es un ruido
    si no hay quien lo soporte.
    La música no es música
    si no hay quien se deleite.
    La belleza no existe
    si no está en la mirada.







    Publicado por Premio consuelo para Lucía Folino






    Es mi blog hay un poema inspirado en el mismo cuadro.
    No es éste. Ëste es para los Cuatro Gatos, que espiaban por la ventana.

  27. PIZARR says:

    Querida Pato, cuando escribes de esta manera me desarmo por dentro...

    Y cuando seguido leo algunos comentarios... me remato yo misma...

    Como cuando Ybris te dice: "Hay personas que sólo son cuando se fugan.

    Como hay personas que sólo están cuando se hablan."

    O cuando Camille dice: "Condena de un cuadro y su figura, oteando lo que nunca tocará con su mano"

    Me reconozco en ese ser cuando me fugo... a veces no queda mas remedio que abrir la ventana, coger una cómoda postura y decidirse a salir volando del cuerpo y del entorno, en definitiva de la carcel de la vida...

    El miercoles sali volando por mi ventana hasta mi Valle... el me salva casi siempre...

    Un verdadero placer leerte Pato

    Un beso grande y tranqui, que tu "porfis" será atendido en breve... jajaja

  28. La imagen de Dalí Pato ha quedado perfecta para ese paisaje que nos has regalado... de la vida misma...
    beso amiga!

  29. Deseo says:

    en mi blog también puse esta pintura de Dalí...

    quizá te apetezca saber lo que digo...

    un saludo!

Gracias por tus palabras