La nube de pájaros dio conmigo
me sigue a todos lados como un perro faldero

Un globo de helio acalambrado en mi dedo 
pide “pido y gancho”
para desplomarse
con su piel de látex desplumado
aquí
donde yo estoy
como un paracaídas
o un charco


Igual no podrá salvarme 
del chubasco de cáscaras pintadas al agua
ni del rapto.

Llevo días escapando,
una de ellas me ubicó
me mira fijo
y ahora tapa con su dedo acuoso 
las fotos que sueño a ojos abiertos

Algo de todo ese viento me barre la mirada
sacando basuritas.

Ahora mismo 
viejos fragmentos de alas abatidas en vuelo
componen este cielo
que me traga.



En Buenos Aires llueve, son casi las tres de la tarde, sendos goterones golpean el ventanal que está a mi lado, mientras escribo una que otra cosa, y tomo un té de frutas rojas. Esta hora es agridulce, como el té, pero me entibia las manos sostener la taza, tanto como escribir me templa la inquietud que comienza a socavar mis ganas.
"Necesito un amor que no cueste trabajo, para seguir de pie"
dice una canción que ahora canto bajito.

9 Comentarios

  1. Vendrán lluvias suaves...

  2. Tuky says:

    si encuentra un amor que no cueste trabajo recuerde aceptar la promo 2x1 y después le pago ;)

  3. Imagino esos goterones golpeando el ventanal y no sabes la envidia que te tengo.
    Aquí es un calor infame el que nos golpea sin descanso.
    Y eso no tiene nada de poético.

    Sigue cantando.

    Besos.

  4. Maravilloso texto, cada vez escribís mejor y mejor y mejor, y no son puras palabras... estás inspiradísima.
    El amor... el amor nunca no debería costar trabajo...Pero a pesar de que él esté o no, de pie siempre estás aunque no lo sepas.

    Un abrazo grande!!!!

  5. Malena says:

    Llovía a las tres de la tarde y yo estaba en la ruta. Aunque la música sonaba no podía deja de pensar (nunca puedo). Creo que escribo para sacarme la bandada de pájaros okupas de mi cabeza, que se empeñan en revolotear cuando viajo.

  6. Genín says:

    Por aquí mas calor aún que por donde está el Toro, ese tiempo que tienes tu lo agradecería yo un montonazo...
    Pero bueno, en realidad no me quejo, el acondicionado funciona bien y la moral está a tope...
    Besitos y salud

  7. Reina says:

    No me gusta la lluvia....
    Y necesito un amor que no cueste trabajo, para seguir en pie...
    Me gusta el té de frutas rojas...:)

  8. A mí me gusta la lluvia, mucho y ahora, a 40º en Sevilla, más que nunca.
    Vengo a darte las gracias por tu visita y a dejarte un abrazo cariñoso.
    Me ha gustado como escribes, me permites que te grabe?

    Qué pases un feliz día, Pato.

  9. LaLy says:

    Ay Patito! Estas tormentas traeràn calma.

    Y como decìs vos: "...algo de todo este viento me barre la mirada sacando basuritas.."

    Besos

    LaLy

Gracias por tus palabras