"El poeta no tiene mas alternativa que crear poesía, irremediablemente,
pero también está en la índole del poeta rebelarse alguna vez contra ese don divino,
que si bien le permite vivir momentos de intensidad y elevación no sospechadas por los demás, también lo hace vulnerable en medida que los demás no conciben"
-Alfonsina Storni-


¿Cómo pudo ser si hasta ayer el perfume de las madreselvas,
era como un lago donde sumergía la nariz para encontrarme con la magia?



                           Ha dejado de sucederme la pequeña maravilla, me he vuelto pobre de lo mejor que tenía.


Las paredes se desnudan fácilmente y crece el pasto debajo de los zapatos. Un matorral de yuyos secos me empujan por debajo de la suela, tanto es así, que apenas cierre los ojos los hierbajos me cubrirán y seré una casa en ruinas. Algún que otro yuyito entrelazado tomará forma de globo y comenzará a girar por la calle, en su rodar abandonado. Redondo y solo como película del lejano oeste, dejará escuchar su queja errante y nada mas formará parte del decorado.



                                                                             

7 Comentarios

  1. Madre mía!!!
    Es de lo mejorcito que he leído últimamente.

    Genial, genial!!!

    Besossssss

  2. claudia says:

    has hecho un decorado perfecto, de hierbas secas arrastradas por el viento. Asì sucede a veces cuando creemos haber perdido la magia, la encontramos en los opuestos. Un beso, me encantas

  3. Quino says:

    Lo has clavado, Pato!!!
    Como decimos acá en España. El decorado con hierba seca que puede ser utilizada como pasto (haciendo un ensilado) o que cada hierba la lleve un viento de un fuerza tan ínfima... que rodaría como si estuviese en el desierto sin ningún oasis... Un huerto sin agua, a dónde nos lleva? a ningna parte... pero con el asfalto actual... a lo mejor se puede perforar como si fuese petróleo. En fin una narración para ciertos lideres políticos... Genial!!!

    Besos con mucho cariño.

  4. Pero no le quitemos valor al decorado, puede tener antiguas voces, viejos perfumes, y hasta a nosotros mismos, que nos lleva el viento. Finalmente, siempre nos lleva el viento.

  5. Un gusto y un placer volver a leerte, mi querida Patito.

    Gracias por estar siempre aquí.

    Un beso grande!

  6. Malena says:

    Hasta que lleguen voces a perfumar los yuyos del suburbio ...

    :)



    Las palabras exactas y la imagen justa.

  7. Hay que huir del decorado, de la obra y del teatro.

    Huir sin descanso para que no nos atrapen.

    Besos.

Gracias por tus palabras