"Señor la jaula se ha vuelto pájaro, qué haré con el miedo"
-Alejandra Pizarnik-

Le peor prisión es la que creamos nosotros. El peor de mis carceleros soy yo. La peor llave es la de ciertos esquemas mentales rígidos que no nos dejan salir a vivir las diferentes posibilidades que ofrece la vida, porque no. Lo peor que hay es el miedo.
Ser jaula duele, endurece, te oxida los huesos, pero es tan cómodo. Es estarse quietita viendo detrás de los barrotes y nada mas, los ojitos turbios, las alitas mustias y volar y volar en círculos de baba.
El tema es ser pájaro, qué miedo y qué bello a la vez.
El tema es qué hacer con el miedo de ser lo que soñamos, lo que pedimos, lo que deseamos, lo que buscamos.
El tema es qué hacer con el miedo.

16 Comentarios

  1. Si.
    El miedo es una cárcel infalible.

    Ojalá pudiéramos convertir los barrotes en alas.

    Besos.

  2. Los miedos son las sogas que ahorcan los caminos que nunca recorreremos.
    Un abrazo, Pato.

  3. El miedo es el que impulsa al valiente.

    besos.

  4. claudia says:

    Te leo y rompo los esquemas en tus letras,ya no soy mi carcelero, me fui quitando el óxido de los huesos y sí,...escribo con los ojos rotos con los desechos del miedo, con el cuerpo. Me encanta Alejandra por que desde "La jaula" sé "que afuera hay sol",y eso destruye el miedo. Besos Pato y gracias

  5. Exelente entrada. Muchas veces nos quejamos de las limitaciones que tenemos en esta vida. Pero luego nos damos cuenta que la mayor limitación que tenemos somos nosotros mismos, que somos inseguros, que tenemos miedos. besos y buen fin de semana

    http://el-ser-bohemio.blogspot.com/
    http://mi-adn.blogspot.com

  6. Genín says:

    Yo creo que a estas alturas soy pajarojaula...
    Salud y besitos

  7. Hola Pato, que suerte que ya estás otra vez, no fue tanto tiempo no?...
    Ayer, no tenía compu disponible y aparte vino mi amiga y su hijo a cenar con nosotros. Igual extraño el programa, que si bien lo escucho después, no es lo mismo.
    Extraño las charlas con vos.
    En fin.
    Ay querida Pato!!! los miedos son esos cerrojos, que aún teniendo la llave en la mano titubeamos en introducirla abrirlo.
    Un besote grande!!!

  8. La metáfora de la libertad. Tu texto me hizo acordar a una realidad a un testimonio que escuché hace poco, sobre un preso que llevaba varios años en una celda y ante la proximidad de quedar libre sentía cierta preocupación. Claro... Después de tantos años, y teniendo en cuenta la información que le llegaba del afuera, creía que en su celda iba a estar siempre a salvo...

    Un abrazo.

  9. Si Patito soy prisionera de mis propios miedos, soy un pajarillo con miedo a volar, a probar la libertad....


    Besos con cariño

  10. Lirium* says:

    Siempre fui temerosa a lo nuevo, como si en mi covacha y con mis cosas bastara...
    El año pasado pude desprenderme de esos miedos (siempre quedan, obvio).. de algunos mandatos familiares que uno sigue también por miedo y desprenderme de muchas cosas que sentía me daban seguridad... aposté a un proyecto y fracasé, pero me quedó el saldo positivo de poder vivir más liviana de mandatos y sin tantas cosas... con menos miedos.

    Excelente Pizarnik.

    Un abrazo, te sigo por el reader pero últimamente no estuve visitando... veré si retomo.
    Buena semana!

    Preguntita: para escucharte por la radio: qué días y a qué hora?

  11. Lirium* says:

    Ahora he visto que el programa es los sábados, veré si puedo escucharte el próximo. :)

  12. ybris says:

    Temerlo.

    Besos.

  13. Eleme says:

    Con el miedo limpiarse el culo!

  14. carmeloti says:

    Hace tiempo que llevo meditando, escribiendo, releyendo, quemando y eleborando palabras, creando marañas para matar al MIEDO.

    Ese que muta se transforma, a veces de estados, otras tantas con nombres propios y a proposito siempre me destruyen.

    El miedo es el dueño de mis sueños, el soberano de mis fracasos, y el señor fuedal que viola la dulce doncella de mi futuro.

    Si solo un día me atrevíera a hacerle un corte de manga y vivir tan libre como el que nada teme, y solo arriesgarme al dolor y entender que forma parte de una realidad que es la vida, que el miedo solo sirve para intentar huir de ese dolor que aún siendo incierto ya duele.

    Bucle pernicioso ese entramado mental que por ser prevenidos acaba por mantenernos muertos en vida.

  15. Carver says:

    muy acertada tu reflexión, me ha gustado leerte.Como dices "el tema es que hacer con el miedo"

    un saludo

  16. manu says:

    El tema es si vale la pena dejar de intentar por temor. La comodidad es amena, es concreta, es segura como una silla de madera, pero lo otro, lo incierto…puede ser un sofá de cinco plazas con masajeador incluido.

Gracias por tus palabras