"Te propongo,
un amanecer cualquiera aferrada de mi brazo
compartiendo una quimera te propongo simplemente...
Te propongo...
que me quieras..."



En 1970 ella era una adolescente, el amor de su vida era Sandro y para colmo se llamaba Rosita.

Sandro, Sandro de América, el de Los de Fuego, el de Rosa Rosa, el de las películas que se quedaba ciego, paralítico, la chica linda y rica se enamoraba de él y de fondo, en alguna casa de la zona Norte, chicas y chicos felices bailaban canciones con ritmos frenéticos.
Rosita sentada en la butaca de cuero marrón del cine de su pueblo, soñaba con ser la protagonista de cada una de sus películas y cantaba sus canciones como si hubieran sido escritas para ella. Sus ojos de soñadora la dejaban colgada por horas mirando las revistas donde él aparecía siempre sonriente y rodeado de bellezas, todas ellas modelos, cantantes o actrices, pero jamás se dejaba ver con una novia.

Ella ignoraba su lugar, su lejanía, su imposibilidad.
Los años luz que los separaban eran inexistentes en su cabecita de postulante a novia de Sandro, nada era imposible, él en las películas era tan común, tan muchacho de barrio, tan pobre, tan simpático que ¿por qué no podría fijarse en ella que era igual que él?

Se quedaba horas frente al espejo peinándose como las chicas que lo rodeaban, maquillándose, disimulando su nariz grandota y sus labios gruesos, probándose ropas que compraba en la tienda del centro y bailando sus canciones, estudiando miradas sugerentes, las palabras que podía usar para seducirlo, las poses.
Ella dejaba de ser la chica tranquila, de hogar que todos conocían para transformarse en una mujer fatal cuando se quedaba sola en su cuarto y pensaba en él.

Tal era su ilusión y su convencimiento de que se iba a casar con él que llegó a preparar el ajuar, que se usaba en esos tiempos. Y por ende dejó pasar muchachos que se acercaban a ella, porque estaba dispuesta a serle fiel mientras él era famoso y estaba dedicado de lleno al cine y al canto.
La vida sentimental de Sandro era bastante secreta, por lo tanto ella estaba segura que él no estaba con nadie y que esas chicas eran solo publicidad y él debía estar cansado de chicas fáciles y chillonas. Cuando Sandro la conociera iba a pasar lo que ella había visto en tantas películas.

El encuentro parecería casual, ella estaría escondida tras un árbol esperando que él saliera de su casa secreta y sin querer tropezaría delante suyo y con lo amoroso que es Sandro la invitaría a un café.

Él iba a mirar "sus labios de rubí, de rojo carmesí", su boca tan sensual iba a temblar y "su aliento, fatal fuego lento" la derretiría lentamente, él agacharía esa mirada de gitano salvaje que mata y se intimidaría ante la mirada de ella, se iría acercando de a poco, su voz al igual que su boca tambien temblaría -Sandro siempre temblaba y hacía temblar- y le diría entre susurros "pide lo que quieras, pero nunca pidas que mi amor se muera, si algo ha de morir, moriré yo por ti", ella se quedaría sorprendida o finjiría estarlo y le ofrecería sentarse a tomar un café -porque esto iba a suceder cerca de algún cafecito de Buenos Aires, que hay tantos-.
Y él mirándola le diría "Quiero escribir una canción a tus cabellos, luego en la arena tu cara dibujar" y ella le tomaría las manos adoradas y las besaría con fervor.
Una vez que él hubiera perdido el miedo nadie lo detendría y le diría "Quiero llenarme de ti, quiero poderte encontrar, entre la naturaleza, mi vieja tristeza, poder olvidar" y ella le diría que si, que con ella iba a olvidar su tristeza y todo cuanto lo agobiara y que serían felices para siempre.
Afuera se oirían campanas sonando, los pajaritos volarían de sus nidos, las flores abrirían sus pétalos dejando perfume de primavera en el aire y Sandro le diría "Tengo un mundo de sensaciones, un mundo de vibraciones que te puedo regalar".
"Tengo dulzura para brindarte, caricias para entregarte, si tu me quieres amar" y ella le contestaría "serán los días mas felices que puedas tu vivir, con luz de mil matices y todo es para ti"

El mozo los miraría apoyado en el mostrador con una sonrisa de oreja a oreja y se le notaría la felicidad de los 70 en la cara, afuera del bar llegaría una barra de muchachos todos felices en un auto último modelo descapotable y le tocarían bocina a Sandro y las chicas con ropas multicolores le harían seña de que lo estaban esperando y Sandro la tomaría de la mano y saldrían corriendo entre las mesas, con los cabellos al viento -aunque estén aun dentro del bar los cabellos volarían de felicidad- y al salir les diría a todos que ella era su novia.


Y Rosita siguió días y años, soñando ese noviazgo.

Su piel entró a secar por el sol de todos los veranos que él no vino a buscarla y los sueños se le fueron pinchando y se volvieron amarillos como las fotos y los recortes de la revista Radiolandia, igual que su vestido de novia que ella misma había confeccionado.
Entró a ponerse triste, vieja, amargada y sola, mas aun cuando Sandro enfermó y una mujer desconocida salió en la televisión diciendo que era su mujer y que el estado de salud del Gitano era critico. Los años se le vinieron encima sin que ella pudiera evitarlo y sus días se fueron entretejiendo de hastíos y recuerdos que miraba por Crónica y las películas de Volver.

De repente se dio cuenta que era una mujer grande y que la vida se le habia terminado soñando.

Uno de esos días en el centro inauguraron una pizzería nueva y ella fue invitada por unas amigas que la convencieron de que saliera a divertirse un rato, el pizzero años atrás había pretendido su amor, pero había sido ignorado por ella y para robarle una sonrisa puso en el equipo de música uno de los primeros temas de Sandro, el que mas la hacía volver a su juventud, el que llevaba su nombre.

Rosa Rosa.

Y el pizzero, dueño de una seguridad a prueba de balas, la miró a los ojos como enamorado y se acercó al micrófono y le dedicó estas estrofas, sin pestañear, sin que se le caigan las medias, sin que nada le importe.
Ahí paradito con su delantal blanco y su gorro de cocinero, parado delante de los clientes de la pizzaría, cantó para ella.

Ay, Rosa dame todos tus sueñosdueño de tu amor quiero seray, dame de tu ayer las heridasvida, junto a mí has de tener, ay!Ay, Rosa, Rosa eres orgullosay sin contemplarme tu fe se destrozamientras tanto yoagonizo por ti, ay!


Él habia elegido la canción mas pegajosa de todas, había colocado una mecha en su corazón de novia dormida y la había encendido y ella se había quedado allí, ruborizada y en llamas mirándolo.

¿Cómo jamás se había detenido en él? ¿Cómo había ignorado su mirada de fuego, su voz abrasadora, su jopo renegrido cayendo sobre su frente? ¿Cómo nunca tuvo en cuenta sus manos de trabajador incansable y su sonrisa de costado, que era tan sensual?

Los aplausos la despertaron de su descubrimiento y la trajeron de nuevo a la realidad, en donde estaba él parado, mirándola de lejos, sonriente y esperando.

Cómo fue, qué palabras usaron, en qué lugar se dijeron que Si, no viene al caso, lo cierto es que una mañana de noviembre, cuando el sol del mediodía desmayaba los tilos cargados de la plaza, entraron a la iglesia del pueblo tomados de la mano.
Él lucía un riguroso saco blanco, una camisa colorada abierta que dejaba ver su pecho y su peinado era algo exagerado como todo lo demás, pero estaba tan feliz que no importaba cuán ridículo se veía, ella tenía un vestido blanco tan largo como su ilusión, unas florcitas en el pelo y un rosario en la mano.

A la salida una lluvia de arroz los dejó blancos y salieron corriendo de la mano hacia un auto descapotable que los llevaba a una fiesta soñada.

"¿Cómo te diré que aquél amor que había lo perdí.
Ay, cómo te diré que ya no quiero mas saber de ti"

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Todo lo que aparece entre comillas son versos extraídos de los siguientes temas de Sandro.

Te propongo.
Porque yo te amo.
Penumbras.
Rosa Rosa.
Quiero llenarme de ti.
Tengo.
Cómo te diré

41 Comentarios

  1. -Pato- says:

    Esta es una historia casi, casi casi real, que le sucedió a alguien que conocí en mi infancia.
    Digo casi, porque no pude presenciar todos los momentos y yo viví esta historia como si fuera una película de esa época en verdad :)
    Besos.

  2. ybris says:

    Pues es una historia preciosa. Menos mal que el final parece ser feliz.
    Que ya veía yo a Rosita sacrificada a esos sueños que no nos dejan ver la realidad.
    ¡Qué tendran esas canciones de la adolescencia que nos hacen ignorar hasta lo que vemos!

    (Voy al anterior, que no quiero perdérmelo)

    Un beso.

  3. No sé quien es Sandro, pero aquí tenemos equivalentes, y también conozco algún caso que ha sobrepasado la treintena en algo parecido a lo que has escrito.

    En fin, genial el post, muy bueno, de los mejores que has hecho, cada vez te pones el listón más alto y ya no sé donde eres capaz de llegar.

    Es muy bonito Pato.

    Me alegro de lo de Gloria Fuertes, a mi me derrota su sencillez, parece que hoy en día para ser poeta, de los buenos me refiero, tienen que utilizar palabras poco gastadas por la gente, o dar giros retorcidos a las frases, que quedan torturadas por cierto, haciéndolas casi reservadas para una casta de intelectuales, ella no, con mucha sencillez supo transmitir y la admiro mucho.

    Besos.

  4. pez says:

    Como pudo Sandro hacerle eso a Rosa, la pobre ay esperandole porque Sandro le habia dicho lo mucho que la queria y encima se va con otra.

  5. Michi says:

    Buff...final feliz!!! Me estaba amargando con la pobre Rosita, pero "bien esta lo que bien acaba" no?

  6. Pato,has estado genial.Me ha encantado y, como Ybris,me alegra que Rosa fuera feliz al final de la historia, que ya la veía yo momificada y sola...
    Mogollón de besos,reina:)

  7. Estupendo Pato, te digo que me estás malacostumbrando a encontrar sólo buenas historias por aquí.

    Besos

  8. -Pato- says:

    YBRIS, qué suerte que te haya gustado esta historia, tenia muchas ganas de contarla.
    Finalmente Rosita fue feliz con un hombre de barrio, simple, que en definitiva era bastante parecido a Sandro en sus películas :)

    Besos y canciones que no se olvidan
    ----------------------------------

    TORO, Sandro es un idolo popular de la canción en Argentina, mas o menos comparable a Maradona en el fútbol sus fans han ido creciendo con él y arrastrando a sus hijas y a sus nietas!
    Yo me he resistido durante años a su embrujo, porque era demasiado popular, generaba histeria en las mujeres -el tipo es el erotismo encarnado- pero finalmente debo admitir que he terminado admirándolo, que me encanta su sentido del humor, su manera de decir, en fin caí en sus redes como la mitad mas una de las mujeres de mi país.
    Y desde la admiración es que escribí esta historia, que viví como espectadora fiel.
    Rosita fue la niñera de una amiga de mi infancia y estaba asi de enamorada de él.
    Me he divertido mucho escribiendo este post, por ahí por eso te gustó tanto.
    Traté de rescatar toda esa onda naif, que había en ese momento en él cine y en las revistas y en las canciones en Agentina, antes de que se viniera el desastre de los 70 que ya nos dejó marcados para siempre.
    Sandro hoy es un tipo de unos 60 años, tal vez mas, que tiene una salud muy débil -gracias al pucho- y vive en su casa misterio de toda la vida, allí para su cumpleaños se congrega una multitud de admiradoras, que llevan mate y la torta de cumpleaños y esperan por él todo el día, en un momento él se pone guapo y sale a saludar a sus chicas, todas son sus novias, le gritan todo lo que se te ocurra y mas, lo besan, lo miman y lo dejan feliz, con su supuesta esposa -porque aun no se sabe a ciencia cierta si está casado o no- contrariamente a las chicas hermosas que siempre lo rodearon en el cine, él en su vida real tiene una mujer común y silvestre, gordita y nada atractiva.
    Eso a los ojos ajenos, él dice que es hermosa ;)
    Mirá todo el rollo que te largué, podría haberte dicho simplemente que Sandro es un mito aquí.

    Y pasando a Gloria Fuertes, a mi me anganchó por el mimso lado que a vos, esa simpleza me ganó.
    Ayer me lo pasé leyéndola y quedándome con cuanto poema de ella encontré, porque es para volver y volver.
    Tenés razón que pareciera que para entrar en la categoría de gran poeta tenés que ser rebuscado o que no se te entienda, cuanto mas dificil hablás o decís parece que fueras mas culturoso. Eso no es lo que me atrapa a mi de un poeta, sino la manera en que me arrolla su manera de trasmitir lo que siente, y si no lo entiendo...No me deja sentir nada.
    Vos tenés mucho de eso, no sé si ella ha sido tu influencia, pero vos tenés la suerte de decir en pocas y precisas palabras, mucho.
    Explicame por favor porqué ha sido infravalorada o porqué es un sacrilegio gustar de ella que no logro entenderlo, a mi me ha fascinado.

    Bueno esto ha sido casi un mail, pero ni me di cuenta de que se hizo extenso.

    Besos y pasiones compartidas.
    ----------------------------------
    PEZ, Rosita lo esperó una vida, pero de entrada todos, menos ella sabíamos que se iba a ir con otra. Finalmente, si yo miro a la mujer de Sandro actual, no difiere mucho de Rosita, ella no estaba tan equivocada entonces, a él no le gustaban esas chicas hermosas que lo rodeaban.

    Besos y fans.
    ----------------------------------
    MICHI, ajajajjaj!!! Qué susto, pero no iba a empezar la semana con un cuento con final amargo, esos los dejo para otro día, que tengo un par ;)
    Besos y finales felices por ser lunes :)
    ----------------------------------
    DALIA, te gusto! Qué suerte, tenía mis reservas con este cuento, porque muchos de ustedes no lo concoen a Sandro, pero de amores imposibles sabemos todos, asi que la cosa fue por ahí.
    Finalmente Rosita fue feliz, igual fue tremendo que el novio se casara con una camisa roja toda abierta a la usansa de Sandro, ajajajaj!!!

    Besos linda, pero muchos!

  9. -Pato- says:

    JOSÉ ANTONIO, jajja, eso me asusta un poco, el día que me salga algo horrible, no me digas nada, asi no abollás mi autoestima, ¡¡¡ajajjajaj!!!

    -era un chiste nomás-

    Besos!

  10. Badanita says:

    Patito:
    Que bella historia. Mas allá del final felíz a mi siempre me dejás pensando.
    Cuántas veces somos Rosa?
    Cúantas veces miramos hacia donde no debemos y nos perdemos de quien nos pueden hacer felices?
    Por qué somos ciegas? Nos guiamos por ilusiones de adolescentes y eso nos lleva a quedarnos solos.
    Me ha gustado tu relato como todos los que escribes.
    Ya formás parte de mí. Que locura linda!
    Cosquillitas-

  11. KAMELAS says:

    Pato, tengo la linea telefonica de casa estropeada y me parece un sacrilegio ponerme a leer tus relatos en el trabajo, con interrupciones, llamadas por telefono, etc ..

    Hay cosas en la vida que hay que hacerlas sin interrupcion, no crees ?

    Un beso

  12. -Pato- says:

    BADANITA, si muchas veces pasa eso de quedarse colgada de una ilusión, mas allá del final feliz, esta mujer se perdió años de proyectos personales suspendidos en algo ilusorio. Pero tambien si lo mirás desde otro punto de vista, fue su elección, su modo de amar, o que teniendo en cuenta el tiempo y el espacio no le quedó otra.

    Un amor partido, pero amor al fin.

    No sé, cada historia de amor tiene tantas miradas como ojos la miren.

    Un beso, y ambas formamos parte!
    -----------------------------------
    KAMELAS, coincido ampliamente con tu apreciación.
    Tomate tu tiempo y volvé cuando tengas tiempo y estés tranquilo, que yo te espero.
    Te espera Rosita, tambien ;)

    ¿Con todas las chicas que te esperan ultimamente cómo vas a hacer?

    Besos y risas :)))

  13. meiga says:

    uyss patito, a ver, vamos por partes, Kalimotxo, dicese de la mezcla de coca cola y vino tinto, aki en mi tierra muy tipical :-D
    Una vez, el q entonces era el futuro padre de mis hijos me dijo q era la princesa de sus sueños, hoy en dia, es mi vecino :-S otra rosita??
    mil besitos wapetona

  14. -Pato- says:

    MEIGA, ahhhh eso que yo hago cuando me equivoco al servirme coca y por error servirme luego vino y tiro, está mal????? =0
    Lo voy a probar!

    Y el que te dijo lo de los hijos y la princesa y ahora es tu vecino, perdone Ud. mi duda ¿qué onda?
    Porque mi Rosita nunca tuvo la minima posibilidad de cruzarselo en la calle a Sandro, pero si es tu vecino...
    Mil besos para vos y gracias por lo del kalimotxo !

  15. Badanita says:

    Kalimotxo!!!!!!!!!!!! siiiiii!! que rico! tomé allá!
    Ups ... pero que metida soy! lei eso y me emocione!
    besitos!

  16. Qué bonita Pato!!! Me encantó más porque al igual que vos, en su momento me resistí a su embrujo, pero al final caí y lo respeto mucho como artista.
    Besis.

    ps: Ah! y ya actualicé mi blog!

  17. Pero a ver, a ver! Quién mezcla coca con vino, quién??!!!!

  18. Cascabel says:

    Impresionante, Pato!
    Me pareció ver en pedazos de tu historia a una amiga del barrio que suspiraba por Bon Jovi y que hasta lloraba de la ansiedad que le entraba sólo de pensar en él...Confieso que nunca logré entender aquello hasta que llegó mi primer amor platónico...no era famoso pero era para mí mejor que cualquier estrella de la canción a pesar de no saber apenas nada de él...
    Es increible cómo podemos construir verdaderas vidas paralelas a la realidad únicamente a base de fantasía y esperanza.

    Es una historia preciosa.

    Mil besos encantados!

  19. Sigiloso says:

    Preciosa historia, y final mejor que el esperado.

  20. panchy says:

    Guauuu, si es preciosa la historia me has hecho recordar bellas canciones y momentos.
    Cuidese mucho, besitos.
    Panchy.

  21. Karina says:

    No, no puedo ser tan buenoooooooo.
    Espectacular!!!
    Besos que propenen...soñado.

  22. -Pato- says:

    BADANITA, bueno...acabo de probar la famosa mezcla llamada kalimotxo (ahora paso por lo de meiga a contarle) y la verdad prefiero la coca por separado y el vino idem, no me gustó...

    ----------------------------------
    MAY X 2,
    :)

    Viste que pasó eso con Sandro? Que no lo podíamos escuchar ni ver y despues...nos ganó!

    Capo total ;)
    -----------------------------------
    CASCABEL, todos conocemos una historia parecida, porque los ídolos populares mueven ese tipo de amores eternos, insustituibles.
    Y a falta de una realidad a favor, no viene mal la fantasía ;)

    Me alegra que te haya gustado :)

    Besitos!
    ----------------------------------
    SIGILOSO, besos y finales felices!!
    ----------------------------------
    PANCHY, me alegro!

    Besos y buenos momentos compartidos ;)
    ----------------------------------
    KARINA, ajajjaja!!!!

    Besos proponedores de quimeras!

  23. princesa says:

    pasare por aqui a leer más, ya que nos une la argentina, te vi en el blog de petra... saludos desde mi reino.

  24. pucha, estamos pato, princesa y myself...

    que bueno, los angeles de charlie version transandina

    jajaja

    Sandro de america, mala, porque me haces estas cosas?

    Besos

    Petra

  25. Hola Pato.

    No sé porqué fue infravalorada.

    Pero puedo deducir.

    Primero por ser mujer. Por desgracia eso aún está vigente.

    Segundo por ser demasiado lisa y llana, por no hablar el código elitista de demasiados artistas, sean pintores, escultores, poetas, etc.

    Tercero porque su poesía molestaba al régimen político de entonces.

    Y no necesariamente por este orden.

    Besos.

  26. -Pato- says:

    PRINCESA, una alegría tu visita, despues paso por tu casa a saludarte!
    Besos.
    ----------------------------------
    PETRUSHHH, ajajjaj me hiciste reir con los de los angeles de charlie!!!

    Para que no te olvides de las convulsiones de los hombres de esta tierra, ajajjaj!!!

    Besos.
    ----------------------------------
    TORO, entiendo. Cómo me envenenan ese tipo de prejuicios absurdos, pero es con lo que ella habrá tenido que luchar, seguro que con todo eso en contra sacó lo mejor de si.

    Estaba leyendo el otro día que según las modernas teorías que investigan la literatura es probable que muchas de las obras anónimas sean el producto literario de una mujer que no podía dar a conocer su autoría. Por otra parte escritoras como George Eliot o Gerge Sand por nombrar algunas firmaron con seudónimos masculinos para poder trabajar y publicar.
    Increíble, pero real.

    Besos y muchas gracias.

  27. Nestor says:

    Estoy aplaudiendote.
    Hasta me pondría de pie,si pudiera llegar al teclado.
    Mis reverencias.
    Y un beso.
    Nestor
    PD:Mis gratitudes por tu visita.

  28. -Pato- says:

    CRÓNICAS, qué bueno que pasaste por aquí!

    Me alegro de que te guste Rosita, es una historia que me dio mucha felicidad escribir.

    Besos y soy yo quien agradece haberte conocido.

  29. Aca estoy nuevamente!!! Pasa que todavía me cuesta entender cómo le ponen al vino coca??!!! Creo que más de un enólogo que conozco se infartaría, jajajjaja!

  30. -Pato- says:

    MAY, ajajajajjajj!!!!

    Yo ayer cuando lo hice sentí que era medio sacrílego, pero dije todo es probar...

    Y vuelvo al vino solo sin dudar!

    Besos sin coca :)

  31. Pato nos cruzamos!!! Yo posteando algo en mi blog para que no me critiquen, ;-) y justo leí tu comentario, jejeje.
    Besis sin coca, of course!!!

  32. Noa- says:

    Cuantas historias y poesias contienen las letras de las canciones, y cuantas historias y poesías se han forjado a raiz de las canciones.

    Saludos

  33. -Pato- says:

    NOA, me fascina la estrecha relación que hay entre esas historias y las canciones o las poesías.
    Como si fuera una gran casualidad o una gran causalidad, yo las uso siempre para empezar cada una de mis historias.

    Un gusto encontrarte por aquí, he pasado a leerte y tu blog me he encantado, me gusta cómo escribís.
    Un beso

    -no sé si esto se publicará finalmente porque blogger no anda bien-

    probando...

  34. Noa- says:

    Vuelvo a tu casa a agradecer tu paso y tus palabras en mi rincón.
    Y a confirmar que pese a haber problemas con blogger, se publico tu comentario.

    Ahora que te he descubierto,llego de la mano de Toro y DaliaNegra (lei comentarios tuyos en sus blogs que me hicieron pensar que sería buena idea descubrirte en tu casa), seguire leyéndote.

    Saludos

  35. meiga says:

    Estas perdonada patito, a todo el mundo no tiene pq gustarle... es algo muy tipico de mi ubicacion.... :-) vos no te apures te querre igual, lo prometo
    mil besitos

  36. -Pato- says:

    NOA, qué mejor que venir de la mano de Toro y Dalia, que los adoro.

    Un beso y nos leemos :)
    ----------------------------------
    MEIGA, ufff qué suerte que me querés igual!!!!!

    :)))

    Besitos aliviados.

  37. aysss!!! las historias donde el amor está presente siempre siempre se me antojan....
    Sandro era el idolo de mi Tía y desde pequeña lo escuchaba en una pequeña radio de transitores que ella celosamente se pegaba al oido y tarareaba... entonces yo recuerdo repetir con sonsonete de burla....
    " sandro, sandro , sandro de américa....!
    y me sentía el cuco :$
    jajajajajaa besos amiga...

  38. -Pato- says:

    CIELO, jajajajjaajaja!!!!!

    Claro nuestras tías y madres o vecinas morían por el, en mi caso fue la niñera de una amiga, que es la chica de mi historia, loca por Sandro, totalmente loca!

    Yo lo negué con todas mis fuerzas hasta que me hice grande, quiero decir mujer hecha y derecha y lo vi con ojos de mujer, y entendí porqué morían esas mujeres, el tipo derrochaba sensualidad, te gustara la música o no, te pegabas a él como una mosca, ajajajja!!!

    Besos!

  39. Anónimo says:

    Interesting site. Useful information. Bookmarked.
    »

  40. AYYYY PATO ES QUE TU ERES UNA CAJA DE TESOROS!!!!
    QUÉ UEN RELATO, Y NO DUDO QUE CASI CIERTO.
    YO ME LA PASABA ESCUCHANDO A SANDRO, PEGADA EN UN TOCADISCOS PORTATIL.
    SIEMPRE ME GUSTARON LOS MÁS CURSIS, NO ME IMPORTABA NADA LO QUE ME DIJERAN, TAMIÉN ESCUCHABA ROCK ETC. PERO SUPONGO QUE ME ATRAÍA MUCHO COMRENDER EL IDIOMA.
    HOY POR HOY, CON UNA FRACCIÓN DE 10 SEGUNDOS DE CUALQUIERA DE LOS TEMAS,LO CANTO DE MEMORIA CONTODOS SUS MATICES.
    LO MISMO LEONARDO FAVIO, UNOS PATÉTICOS ÁNGELES NEGROS, PIERO!!!!!

    GRACIAS MIL POR ESTE REGALO

    BESOS

  41. Anónimo says:

    Rosa existio y es verdad que lo amo y espero toda la vida y lo sigue amando, el destino los separo, pero el amor nunca murio, Rosa fue el verdadero amor de Sandro.

Gracias por tus palabras