Hoy no tengo palabras, nada mas que dolor y mucho, mucho miedo.
Por esta pesadilla ya pasé, ya escuché las mismas frases de esperanza y ya todo aquello terminó mal, es por eso el miedo y por eso el silencio enorme que me deja muda.
Esto que escribo es un desgarro de mi alma, pero no queda mas que este tiempo de espera y hacer lo que uno sabe.
Y yo no sé mas que escribir, apenas...
Desearía tener la fé de los que rezan.
Desearía no haber pasado antes por esto para no sentir este desasociego.

La muerte agazapada en un joven es el monstruo mas espantoso que pude ver en mi vida y yo ya vi esa cara antes.
Todas mis fuerzas, toda mi energía van detrás de que esta vez el destino no quede trunco en esta mueca fatal.

En mi cabecita de pájaros volados, rondaba la ilusión de pavonearme con la camiseta de Boca frente a su cara de circunstancia de hincha de River y tal vez aun nos quede ese tiempo por delante...

Que no se acabe el tiempo, es mi deseo y mi rezo.

6 Comentarios

  1. crub says:

    Pato, fuerza! Un beso de navidad!

  2. Jenny says:

    Que todo lo que te rodea se vista de la fe que andas necesitando, y que ella nazca asi en vos, mas que nunca

    un beso y que pases lindas fiestas con tu familia!!!

  3. -Pato- says:

    Gracias a Crub y a Jenny por sus palabras de fuerza, no saben lo bien que me vienen.

  4. crub says:

    Un excelente 2006, Pato!!!!!

  5. Anónimo says:

    Enjoyed a lot!
    »

  6. Verbo... says:

    He venido leyendo tus entradas, desde la primera, pasando páginas antiguas, y me preguntaba (mientras te leía) si aún estaban vivas?, me respondí: que están vivas para quien las lea, para quien las necesite, y le sea útil.

    En ésta mañana de domingo, vine a verte, a leerte, las memorias que has dejado hace años por aquí, palabras que para mi hoy son vida, y útiles.

    Soy de las que oro, de las que reza, y también he tenido desasosiegos grandes, muy grandes en las fe.

    Tuve (y aún tengo) un sueño personal que no he alcanzado, que me frustó mucho la trayectoria del intento, también me dieron muchos miedos, y algunos de ellos aun no los he superado, los dudo, no los quiero a mi lado, me transmiten mucha inseguridad... pero el sueño aún me vive, y a veces me llama, me recuerda que aún lo tengo que alcanzar.

    Aquello fué muy frustrante para mi, porque lo aposté todo, y hasta sacrifiqué a mi familia, mi marido confiaba en mi en aquel momento, mis hijos tambien me creian, pero no lo pude lograr, me frusté demasiado, y me encuevé, entré a mi último cuarto, por meses sin salir...

    Por eso digo que mi marido es un santo, y que mis hijos se merecian una mejor madre, porque literalmente me abandoné y los abandoné... (es una historia larga)

    Aún me vive ese sueño por dentro, y siento que todo me vuelve a llamar para cumplirlo, pero quiero esperar un poco mas, sentirme segura, y sobre todo, si al volverlo a intertar no se cumple el sueño, estar segura de que tengo otras salidas, y no dejarme encuevar o entrar en laberintos ni preguntas ni rezos ni oraciones de porques???

    Hoy lo mas importante en mi vida es ver crecer a mis hijos saludables y contentos, una vez se emancipen y los vea encaminados, vuelvo a intentar mi sueño con tranquilidad y con tiempo suficiente para volverlo a formar, por allí están, me llaman, etc.

    Pienso en Susan Boyle, ella dijo que en el recién concurso le dió la oportunidad a la canción, no a ella, sino a la canción, ella entendía que la canción merecía ser escuchada, y eso digo yo: cada uno de nuestros sueños merecen ser escuchados, tienen su tiempo, su momento, creeme que la vida los empuja, y en su momento salen a la tarima.

    George y yo tenemos un refrán que dice: todos los caminos nos conducen al mismo lugar, no nos vamos a perder, la diferencia es que hay caminos mas largos que otros pero todos llegan al mismo lugar, unos llegan primero, otros despues, pero todos llegan, valga el refrán que dice: los últimos serán los primeros...
    lo importante es contemplar el camino y gozar de su belleza, independientemente de cuando lleguemos, todos vamos a llegar en su momento, todos.

    La contemplación y el gozo, nos van a llevar rebosantes al lugar, por eso, que no se pierda el gozo y la alegría de ser, mientras caminamos.

    Ya no rezo tanto, ni oro demasiado, te soy sincera, la contemplación me ha dado mejores resultados.

    Por eso miro y busco la belleza incrustrada en cada esquina de un libro, de un blog, de un periódico, de la misma naturaleza, y hasta del último recorte que se dió mi marido, mis hijos, etc.

    Y una vez la encuentro, alabo, bendigo, me alegro, levanto mis manos y agradezco.

    Esto me ha dado mejores resultados y satisfacciones que rezar y orar, o la fe.

    :)

    Besos ♥

Gracias por tus palabras