Comprimida entre los muros de una ciudad autista
me voy perdiendo
en un puñado de partículas

que caen
por el bolsillo roto de los días

algo queda de mí
esparcido
aquí
sobre esta escarcha del asfalto
y tal vez florezca entre las grietas   mañana

si antes no me tragan con sus bocas anchas
las veredas que miran el cielo

acaso un atisbo de este incierto reloj de arena
son mis horas
lánguidas

Voy oculta en el paisaje
esperando en los umbrales
que la tormenta se demuela a golpes
contra la inmundicia que flota en los callejas.
Vas oculto en el paisaje
Esperando en los umbrales
Que la tormenta se demuela a golpes
Contra la inmundicia que flota en las callejas.

Hay un grito espantado dentro de mío
un intento furibundo
por contar mi desconcierto
¿Escuchás mi voz?
¿La estás oyendo?
-Dijiste algo-

El horror se pegó a mi garganta y desafino al hablar
seguro es eso, pero aún
las paredes a mis costados se elevan
trasponiendo la sucia cubierta que pulen los aviones y
flotan sobre mí
virutas que oxidan el aire.

Tan en otra voy
que ni sé si cerré la puerta al salir de casa
Pienso 
y piso 
las baldosas
Piso 
y pienso 
la incomodidad
Pienso 
y piso 
una rayuela imaginaria
por no ver tus ojos perdidos entre la gente
por no encontrar tu mano
tropiezo con tus pies embarrados
que miran
ahogados de tierra
junto a la caja de jabón ala
tus zapatos ajenos lloran
con la lengua afuera
como un niño.
Niño vos
que ya sos viejo,
vieja yo que me hago trapo ante tus ojos.
Ya se caen las ventanas y sus vidrios
ya los techos, ya los muros
ya el humo se escapa por el negro de tus labios
Alto
muy alto
allá donde los rascacielos
rasgan las chapas
donde las uñas de los muertos se defienden
arañando el suelo
da lo mismo estar arriba que abajo
nos aplastamos igual
vamos a chocarnos
tu fuerza y la mía serán fuego
nada mas nos queda
somos descartables


dejá hacer  su trabajo al viento
que empuje este miedo infame
que tenemos
que seque la ceguera de mis manos
apenas puedo escribir
y correr por los pasillos de la noche
como ahora
apartando cortinas de agua
rompiendo decorados de papel
desandando los silencios
que nos mastican hace tanto

llevo días huyendo en la quietud
es circular
                  no sabía que podía terminar así
yirando

desconozco los motivos
tengo miedo de escribir
ahora que todo se derrumba

y sin embargo voy rodando empapada en tinta
todo el día sangro azul por las venas de una bic
soy el arma que debería increpar sobre el papel
un instrumento poco fiable
que se consume
por las calles
buscando palabras 
que hemos vaciado.

12 Comentarios

  1. Yo tengo miedo de que dejes de escribir.
    Este poema es una fiesta de sentimientos.
    Te aplaudo.
    Me ha encantado.

    Besos.

  2. Genín says:

    Tu seguirás escribiendo mientras que la mano obedezca a tu cerebro y pueda sostener un Bic, tu sangre de tinta azul, no se gasta ni se seca, ni necesita transfusiones, solo escribir para mantenerla en movimiento y no se seque en las venas :))
    Besos y salud

  3. Creo que no cerraste la puerta...

    Un beso.

    Ciérrala¡

    abrazo.

  4. Creo que ese es el hueco que describes.

    Besos.
    :)

  5. Silencios que nos mastican.Tú y yo de algún modo somos hermanas.
    Un abrazo, azul jacarandá***

  6. http://www.youtube.com/watch?v=6qwthmj6KzY

  7. Cuánto sentimiento, eso es lo que me maravilla de tus escritos, que te tocan el corazón en su sencillez, sin palabras pretenciosas, con las imágenes cotidianas convertidas en poesía.
    Pato, un abrazo grandote.

  8. Te invitamos a participar de Revista Nuevas Voces, un espacio para el intercambio y el pensamiento: www.revistanuevasvoces.com.ar colaboraciones@revistanuevasvoces.com.ar Saludos!!

  9. Patito, este es de esos poemas que yo premiaría si llegaran a un concurso.
    Lo premiaría por la elocuencia, la espontaneidad y lo real, Por la fuerza narrativa que abarca la emoción desnuda, por la sencillez que toma los riesgos de andar por casa, que son los más riesgosos para hablar (porque la grandilocuencia es fácil y la sencillez es muy difícil). Lo premiaría porque habla con los hombres, porque cuenta a una mujer, porque no imposta, porque se comunica, porque está excelentemente escrito, porque aunque sea caligramático y mucho no me guste, me recopa el paralelismo entre el yo y el tú en lo oculto del paisaje.

    Es tan sincero que no dice nada más que la verdad.

    Ojalá otros poetas escribieran así y siguieran tu ejemplo. La verdad no tiene remedio, pero cuando se la dice así, suena a que realmente es verdad y además, suena a que toda verdad aloja a la esperanza.

    ¿Se nota que me gustó? Mirá todo lo que me hiciste decir....

  10. "desconozco los motivos
    tengo miedo de escribir
    ahora que todo se derrumba"

    Y sin embargo lo decís escribiendo (¿Paradoja poética?)

    en lo personal he hecho música y me he sentido libre,he conocido el éxtasis. he pintado ,hecho escultura y he fluido libremente. Escribo y me enfrento al miedo ,a la angustia ,a la desazón...no entiendo bien porque sucede pero es así...lo mas inexplicable es que igual sigo escribiendo...mejor me voy a pintar una canción antes que todo se derrumbe.

  11. Floreces en la tinta de cada palabra, transformada en verso y el verso en poema.

    Un aplauso enérgico de tanta admiración.

    mariarosa

  12. Descomprímete, estarás más ancha.

    Un beso.

Gracias por tus palabras