Un alien me mastica por dentro. Vaya a saber cuántos órganos ya se ha comido para dejarme así, con éste óxido en la garganta. Tal vez esta mano que teclea no sea mía, o sólo pertenezca a la mitad aún no devorada de mí que escribe desesperada antes de que sea tarde. Antes de olvidar cómo era que se hacía.
Una cáscara que sangra como el durazno del flaco, escribe llorando. Una espalda se dobla sombría y acuna un sentir cargado de voces. Prisionera de una garra infame, ahora pone un punto, o dos y dice penas, en vez de gritar el hartazgo. 

Si sobremuero ya sabré qué camino encontrar para contarlo.




6 Comentarios

  1. Maldito alien.
    Se irá, verás como se irá.
    Siempre se van.
    Eso si, nos dejan hechos polvo.

    Besos.

  2. aris says:

    Me alegra ver que has sobremuerto... y has podido contarlo

    Un sonoro beso

  3. Genín says:

    ¿Sobremuero? jajaja
    ¡Que bueno!
    Es la primera vez que leo esa palabra...
    ¡Me ha encantado!
    Besos y salud

  4. La sensación de tener miedo a olvidar como expresarse, seria como llevar muda el alma...a no desesperar, solo es una sensación...

  5. Bello. Bello.

  6. No veas...:(
    Besos***

Gracias por tus palabras