No pienso, escucho la mañana. El sagrado silencio del aire que danza entre las hojas. Las agónicas hojas que anuncian su cambio de color un poco antes de irse.
El viaje lento de las horas en el minutero de mis ojos se hamaca.
Y no pienso.
Siento.
No sé pensar bien, me pierdo. En cambio queda tanto por sentir...

Siento la aspereza de este mes que se acaba y me raspa la piel con su viruta diaria, siento que me deja sin cáscara, desenvuelta de una sábana ajada y adherida a los días malparidos de estas últimas semanas.

No pienso,
no puedo pensar en ese baldío desolado
porque estuve en peligro allí
y me fui.
Al carajo me fui-lo aclaro-
Por eso siento y escucho voces mas sabias que la mía, que no es mas que una voz humana ahogada, confundida, desesperanzada, apresada en mi garganta. Pobrecita mi voz de nada, mi voz de rosita, de flauta. Te dejo libre para que vueles como ese puñado de pajaritos que saltan de rama en rama, entretenidos en una conversación de música.

No pienso, siento como si escuchara pequeños ruidos que sobresaltan la quietud de la casa, hay un fantasma en el mueble del comedor que cruje temerariamente, un sahumerio de nosequé flota en círculos su danza de humo. Algo anda mal en la heladera y habrá que llamar al técnico o dejarla andar así como si patinara. No gotea ninguna canilla, pero un perro ladra. Ladra igual, pienso. En ella pienso, terroncito de azúcar y canela, que ya no. Por eso mejor siento que es otoño y estoy viva y puedo estar mas viva aún si quiero. Menos rota, mas trocito de cerámica pegada sobre una pared que a veces se cansa y baja la guardia, y parece que se viene abajo. Y otras, escapa a tiempo, justo cuando el camión con la bola asesina estaba por darle en el centro y derrumbarla.
¡¡Corre la pared!! Se descascara, se estremece, se rearma. No piensa en nada más, que no hace falta. Siente, late, grita como un animal ciego, desafina desde el alma, pero canta.

Otro día vuelvo a pensar
y ver qué pasa…
Hoy no.
Hoy siento que puedo ser hormiga, vapor de sándalo, agua que corre, fantasma encerrado. Un electrodoméstico en problemas, un recuerdo, una flor sobre la tierra siempre, un pedacito de taza rota que guardo porque si. Una pared que se pudo caer en la última tormenta, pero sigue en pie y con eso me basta.

19 Comentarios

  1. Queda mucho por sentir.
    Si.
    Estoy de acuerdo.
    Lo que no me gusta es la pinta que tiene todo lo que queda por sentir.
    Suele resultarme bastante desagradable últimamente.
    De poder elegir querría ser agua que corre en la montaña.
    Lejos de todos.

    Besos.

  2. Pato says:

    Te entiendo tanto!

    Pero ser agua se puede, de alguna forma irreverente se puede, dejando un poco el cuerpo y la cabeza en la orilla, se puede ser agüita fresca que baja y se pierde. Físicamente ya sabemos que de momento no podemos, pero intentarlo por otros medios mas leves, creo que se puede.

    Agua de fuente, bien fría, nube, lluvia, beso, charquito para pies inquietos, para barquitos de papel, para ojos que se miran en los bordes. Agua que corre entre las manos, ser eso que hace cosquillas entre las manos, ese hilo transparente, esa delgada línea en la mejilla que se vuelve puente. Yo creo que si uno lo siente muy adentro, donde nadie mas que uno puede llegar, se puede.

    Besos.

  3. Que buena eres describiendo estados de ánimo!!un mes que se acaba y me raspa la piel con su viruta diaria, chica, yo creo que eso es increíblemente gráfico...
    Me has dejado un montón de sensaciones, algunas tristes como la de la flor sobre la tierra, pero con la certeza de que sabes mirar y mirarte mejor que nadie.
    Yo te dejo una instantánea sentida hoy: el mar era como una balsa azul, el sol quemaba y el mundo era aparentemente plácido y envuelto en calima.Belleza y calma que espero te lleguen.Besos***

  4. Pato says:

    Dalia
    Pude ver esa instantánea, lo mejor es que pude sentirla lisa como la palma de una mano que se apoya sobre la otra irradiando calor.
    Claro que ha llegado, aquí está ;)
    Besos***

  5. :)

    Sabía que me entenderías.

    Besos.

  6. Fiaris says:

    Si queda mucho por sentir
    cariños

  7. Yeka says:

    Me ha encantado! en verdad me ha encantado! Mi abrazo cariñoso para ti.

  8. Y en todas esas pequeñas cosas estará tu esencia. Un abrazo.

  9. Reina says:

    Para qué pensar si queda tanto por sentir... sintamos... pero sintamos amor, alegría, dulzura, solidaridad, amistad... sintamos cosas buenas, generosas, positivas... las demás las podemos dejar olvidadas para siempre...
    Me gustó esa imagen de Toro de ser agua que corre en la montaña...
    Un beso grande

  10. Espectacular!!! si me permite, lo anexo a mi pagina, hoy me da motivos para seguir adeltante. Con su nombre, y su link para que quiensea pueda accedere a sus maravillosos escritos! Gracias por este regalo. Abrazos.

  11. Pato says:

    Yeka
    =) abrazos!!

    Joven Cuervo
    Encantada de estar en las pequeñas cosas ;) besos!

    Reina
    Siempre es mejor sentir cosas bonitas, a veces no se puede, pero vale cualquier intento creo ;)
    Besos

    Milly
    Por supuesto, si algo que escribo da motivos para seguir andando a una persona el escrito es tuyo!

    Abrazos!

  12. Pato says:

    Fairis
    Queda todo por sentir, mejor si estamos despiertos que anesteciados =) besos!

  13. Elizabeth says:

    Tus escritos desatan la vieja piel escamosa y me colocan de nuevo en el Edén que olvidé regar. Gracias por iluminar mi rincón con tus palabras amiga y sí soy requetemaniática a la hora de decorar. Me cansa ver las cosas en el mismo lugar y creo que eso incluye al diseño del blog. Besos saltarines.

  14. PIZARR says:

    Querida Pato, que gusto leerte y sentirte de nuevo.

    No pienses si quieres, pero sigue sintiendo como lo haces y trasmitiéndonos cuanto con ese sentir descubres.

    Y ya sabes que aunque no lo parezca ante tantas ausencias, sigo presente y me acuerdo muchísimo de tí y de tantos otros amigos de este medio que tanto me aportan.

    El mundo rosa sigue su curso, aparece y desaparece... ya sabes... y al hacerlo me llena y me sana y me ayuda a seguir adelante con una sonrisa.

    Un abrazo inmenso y lleno de envidia por ese otoño que os nace. Te lo cambio por nuestra primavera... jajajaja

  15. Me encantó este camino, tiene una lucecita que imanta..(y una se siente bien acompañada, con lo que hace falta, no?).

    Un abrazo, Pato

  16. De nuevo siento tu sentir, Patito querida, y es que escribes tus letras con la piel del alma, con ese lenguaje que te brota a raudales cuando la piel del cuerpo se te queda chica para toda la inmensidad de tu ser.

    Cuando el mundo ha lanzado su eco final al ocultarse el sol, solo nos queda mirar el horizonte y sentir... sentir... sentir...

    Un beso, mi dulce Patito.

  17. Me quedé sintiendo todo lo que decías y no pude pensar qué ponerte en este comentario. Es increíblemente plástica tu forma de contar lo que le ocurre a uno por dentro. Me gustó que al final se sostenga de pie...
    Hay esperanza.

    Un abrazo ENORME, Pato.

  18. Momentos says:

    Me parece que eres una mujer muy sensible.

    Saludos.

  19. Precioso, Pato... sentir es un ejercicio inteligente, que no debería ser un ejercicio, sino un fluir natural... sin embargo nos cuesta, nos cuesta mucho pararnos a sentirnos por dentro, a escuchar nuestra vocecita... pero tú hoy me lo has recordado. Gracias. Yo tb voy a buscar mi rato para sentir.
    Un beso!!

Gracias por tus palabras