Remisa en un rincón me olvidé de cómo era. Perdí el uso de los signos vitales tras la puerta del placard. Borré de la memoria mi idioma mas amable.
¿Para quién era que yo hablaba? 
Para quién era que yo explotaba entonces, que me abría, que decía, que cantaba. De qué material biodegradable estaban hechos mis sueños. Para quién yo juntaba hojitas y crayones. En medio de qué bosque se perdió la pizarra mágica.

El día exacto debe haber sido aquél en el que se me ocurrió mirar y ver.
Detonar el sinsentido. Prender el viento en mi garganta, abrir la canilla por donde se escapa el mar. Aflojar los resortes internos que ya ni me importaba sostener y caminar desde entonces como una marioneta fané.
Ahora despierto y no sé cómo funciono. ¿Qué es esto de no saber? Si era como salir de un sombrero y jugar a las visitas. Si del otro lado del desierto de papel, un pueblo habitado por mis ojos, era capaz de crecer, cómo es que ahora sólo levanto paredes de rastis y veo campos repletos de espigas secas.

No muchos, pero algunos días sobre esos muros plásticos dibujo grafitis y puertas que no van a ningún lado, ventanas que miran a ríos que no existen, árboles que suben hasta alcanzar nubes llorosas de humo, hormigas que arrastran letras a insólitas cuevas que persigo y nunca llego, miradas en las que hay un rapto de sorpresa, relojes que marcan un tiempo que se perdió en las carreteras del ayer, algunos días creo que vivo, pero me equivoco como siempre y muero.

12 Comentarios

  1. flamel says:

    He sentido un escalofrío al llegar al final...
    No se que decir,hay veces que contigo, no se distinguir ficción de realidad,esa habla de lo bien que escribís...

    Besos.

    Pd:no olvides de pasar por http://flamel-quenuncafalte.blogspot.com/ allí hay un saludo para esta navidad.

  2. Yo algunos días también dibujo cosas así, tristezas que se deshacen y que al deshacerse descubren otras tristezas que andaban por allí dentro escondidas.

    No es fácil describir con palabras eso que escribes...

    Y por cierto, aprovecho para contestarte ahora le pregunta que me hiciste el otro día sobre si es fácil hacerme reír... No, no es fácil, sonreír es más probable, aunque depende de quién y qué, pero sobre todo agradezco mucho que alguien me haga sonreír en esos días en que estos harto de que me piquen las malas pulgas (que también tengo, también).

    Un abrazo bien grande.

  3. Ay madre,y ahora que te digo?
    Coincido con Flamel, escribes tan bien que en ocasiones me pregunto (y deseo) que sea solo ficción, o por lo menos que la ficción haya desmesurado la realidad.
    Te dejo besos,jacarandá***

  4. Mira que si estamos muertos....

    No quiero ni pensarlo.

    Besos.

  5. Serán verdades leves, placeres pasajeros, pero algo que flota y se palpa.

  6. Sin palabras, me has dejado!! esto demuestra que estás muy pero que muy viva!!!

  7. Genín says:

    Pensando en lo que dice Toro...
    ¡Que va!
    El hecho de tener tanta y tan rica imaginación, es prueba evidente de que estamos vivitos y coleando...jajaja
    Besos y salud

  8. EY!. Arriba el animo.

    Capaz estamos viviendo una gran mentira colectiva, pero, como decía alguno en Belleza Americana ... "No subestimes el poder de la negación".

    Y citando ahora al General, "La ùnica verdad es la realidad", y mi realidad es lo que yo creo.

    Besos y nochesbuenas

  9. flamel says:

    Pato,en mi blog que nunca falte te respondí lo siguiente:

    Pato:dalo por hecho,primero nos tomamos unas vacaciones y luego ponemos cerebro y corazón para concretar un Club Atlético de Poesía en Montevideo.
    Las puertas que abre la poesía son infinitas,por ejemplo tu contas que ante la posibilidad de "hacer una noche de poetas en Montevideo "viste en tus compañeros" ojos brillantes , las mandíbulas caídas y las manos en alto"

    Pero bien podría haber sido "ojos en alto,mandibulas brillantes,manos caidas" o" manos brillantes,ojos caidos,mandibulas en alto" por no mencionar toda una gama de posibles matices que van de la algarabía a la euforia.
    Pato:ya estaremos hablando de esto ...
    Besos.

  10. Yeka says:

    Mueres y luego resucitas...flamel, en su primer comentario ha expresado muy bien lo que también me pasa cuando te leo.
    Un abrazo!

  11. Elizabeth says:

    Romper las vacaciones tiene sus recompensas, siempre y cuando sea para leerte. :)

  12. Reina says:

    "algunos días creo que vivo, pero me equivoco como siempre y muero."

    :)

    Beso grande...! :)

Gracias por tus palabras