Colgada al viento
tiendo a vivir
esta naturaleza mía
.

De turbio algodón, de hilo en fina trama, de tela de araña, de musgo, de cielo, de lana.
Capitas de cebolla y cortezas de papa.
Todo en franco remolino agitándome
-revuelta por dentro-
.

Aprieto el aire frío que se quema entre mis dedos.

7 Comentarios

  1. Me gusta mucho este poema.
    Te imagino así.
    Y digo que te imagino porque esa otra tú la tienes siempre oculta.

    Besos.

  2. Qué hermosas letras Pato querida. ¡Viva el lino, el algodón, la cáscara de papa! y todo aquello que bien revuelto eres hermosamente TU.

    GRACIAS POR LA HUMANIDAD DE TUS LETRAS.
    UN BESO GRANDE PATO!!!! Y COMO DIRIAS VOS PARA MI ESTO SE MERECE:

    AAAAPPPPLLLLAAAUUUSSOOSSS!!!

  3. Codorníu says:

    Cinco minutos. Crucen los dedos. Suenan los himnos. Despegamos. Los llevamos en el corazón.

  4. Patito me voy suspirando...uhmmm

    Besos con cariño

  5. ybris says:

    Miro la foto y entiendo esa postura de estar colgada al viento para poder vivir la propia naturaleza.
    Cómo me gusta el verso final:

    "Aprieto el aire frío que se quema entre mis dedos."

    Besos

  6. Ardaire says:

    Precioso canto , esa imagen de la ropa al oreo siempre me acerca paz y me conecta con una distancia infinita,es como si mi propia existencia fuese eso, un hilo sin principio ni fin y las ropas las formas de la vida más tangible, en colores y limpias desprendiendo un aroma a jabón hecho de hierbas. . Qué buena síntesis y que bueno ese remolino!!
    Muy lindo :)
    Besos.

  7. alkerme says:

    Muy bonito poema.

    Saludos,

Gracias por tus palabras