"¿Si intentara una nube
Una pequeña nube,
modesta
cotidiana
transprotable,
privada?"
-Oliverio Girondo-


Debería poder manejarlo como si fuera un ejercicio, pero no sé si voy a poder. Lo intento. Como se intentan las pequeñas o grandes búsquedas de tesoros.
La veo destemplada, me sonrío un poco y le ofrezco un café, algo calentito, que le quite ese frío que la vuelve mas flaca. Me dice que no, pero sin palabras, un leve movimiento de cabeza y se queda callada. Yo le acerco un chocolate, se lo llevo a la boca y ella lo aparta y se queda jugando con el papel metalizado y el chocolate se desvanece sobre la mesa, se ablanda, mientras sus manos hacen una flor con el envoltorio color canela.
Me la regala. Es bonita, parece una rosa un poco arruinada. De una mano me la pasa a la otra y la flor salta entre los dedos.
Pensá un poco en él, le digo. En sus ojos de almendra y en su voz. Le digo que su voz es como si algo estuviera raspando contra una piedra pómez y ella ríe, menos mal pienso para mis adentros y me atrevo a decirle que sus ojos padecen de insomnio y se enoja. Tiene razón en enojarse, no debí decírselo. Porque los ojos con insomnio parecen siempre a media asta y es feo. Intento arreglarlo y le hablo del color y de la mirada y de esas cosas bonitas que hacen de ella un puñado de ternura.
Sin querer veo que se lleva el chocolate a la boca y que le gusta, mientras revuelve el café y yo le canto bajito, y le acomodo la mirada en unos cerezos florecidos que hacen que todo el horizonte se vuelva una nube de algodón inflada.
Qué haría hoy por no verla así.
Tan lejana.
Sería capaz de peinarle las lágrimas o de jugar a las escondidas en el parque de aquél pueblo perdido del Oeste. Qué haría si pudiera encontrarla como me sucede en ocasiones, que le digo una palabra o dos y de pronto se sonríe y todo cambia, porque inesperadamente ella me mira desde los colores claros, donde no hay penumbras ni borrascas. Pero hoy no me mira, hoy tiene la mirada perdida allá, a lo lejos.
Sólo un intento quiso ser esto por alcanzarla y tomarle la mano antes de que se vaya quien sabe dónde. Mientras la cafetería se va llenando de gente que no importa, que no tiene nada que ver con el frío y los cerezos y con esta pena blanca.

24 Comentarios

  1. Y tú desde dónde la miras?

    Creo que también la miras desde la penunbra y la borrasca a veces... o no?

    Los colores claros son ese instante en que le acaricias el pelo y ella se siente arropada por tu amor que sabe a café, a chocolate y a cerezos en flor.

    Estoy segura de que contigo no tiene nunca frío.

  2. Mer G.G says:

    cai en tu blog por otro...todo un placer leerte,me encantó desde el principio hasta el final.

    Mer

  3. Sentí frío.
    Besos,jacarandá***

  4. ybris says:

    Suena tan real que parece hasta fuera de lugar decirte lo preciosas que suenan tus palabras relatándolo.
    No puede ser, no quiero creer que tan hermoso e intenso intento tenga nada por pago la lejanía de su mirada.
    Hay ternuras que nunca pueden caer en saco roto. Hay entregas que nunca pueden acabar en los párpados pesados de un insomnio.
    Quizás las miradas parezcan perdidas en la lejanía pero los oídos nunca dejan de quedarse con la belleza que les llega al fondo.

    Preciosamente triste tu bello relato hoy, amiga.

    Besos con mis mejores deseos para ella.

  5. Esta semana el tiempo para mi ha sido escaso y por eso hoy en la mañana es cuando he podido leerte despúes de tu descanso....

    Y leo y releo ese "intermedio" y me detengo en la frase
    "Sobre todo no dejar pasar por alto que es necesario memorizar el camino que te lleva a los momentos únicos".
    Luego de un buen rato de adentrarme en ese emotivo paseo aderezado con tus letras, paso al segundo....cargado de emotividad y de esa pureza que te caracteriza.
    Me gustan los encuentros con esas miradas perdidas, quizá porque dicen tanto....
    Muchos besos y gracias por tanta dulzura!

  6. Cada vez hay más personas así, que están físicamente pero que no están. Que están en otro sitio, que se están yendo de éste cada vez más, que su cuerpo sigue aquí pero su memoria ya no.

    Que pena.

    Un beso.

  7. mangeles says:

    Pero puedes tocarla...y sentirla...y guardar su olor para siempre junto a tí...

    Si mira al infinito seguro que está viendo algo...y seguro que ese algo es el sentimiento de tú amor.

    Se puede perder la memoria de los hechos...pero es imposible perder el sentimiento del amor que se nos graba en la piel.

    UN BESO y gracias por tan bonito post cielo

  8. "Sólo un intento quiso ser esto por alcanzarla y tomarle la mano antes de que se vaya quien sabe a donde"... y yo estoy segura que más que un intento, lo conseguiste, y no sólo la alcanzas y tomas su mano, sino que tu amor la abraza, la cobija, la llena con tu ternura.
    Es un interminable camino en tus palabras el que hace que sepa que la tienes más cerca de lo que crees, que en un rincón de su perdida mirada estás siempre tu, tan cerca como tus pensamientos y tan lejos como los recuerdos.
    Un beso inmenso y un abrazo eterno querida amiga.

  9. karina says:

    Ohhhh!!!!!!!!!

    Qué dulce, qué dulzura, me llenó de ternura esta relación, me quedé pensando en las escondidas del parque del pueblo perdido del oeste...

    Creo que un poquito más y te hubiese mirado con esos colores claros, sin borrasca, sin poder irse, caer rendida a tus pies, no sé quien pueda resistir...

    "como se intentan las pequeñas o grandes búsquedas de tesosros..."

    Con que chocolate, café y origami, eh... Jajaja!

    (el destemplamiento dio para todo, ja!)

    Me parece precioso, una relación que promete convinaciones de letras infinitas...

    Un beso!!!

    Karina

  10. Me quedo con esa "pena blanca" de este relato tan lleno de tristeza.
    Un abrazo, Pato.
    Que tengas un excelente fin de semana.

  11. Codorníu says:

    Tú en primavera y yo en otoño hablamos de lo mismo. Nunca dejé de pasar por tu lado y leerte en esas cafeterías llenas de gente.

    Qué bonito lo has dicho.

    Un beso.
    Pepe.

  12. Que bien dices las cosas, tan sencillas, tan claras, tan sentidas....la verdad que llega, unas como puñal otras como caricia. Un saludo.

  13. Dédalus says:

    Tienes el don de la imagen, Pato. El de la palabra la dibuja y, con un mínimo de imaginación, se nos representa en la pantalla del ordenador, viva antes nuestros ojos, de tantas emociones como nos haces sentir con tus escritos.

    Vales, tía. Mucho, además.

    Besos.

  14. Yeli says:

    Que manera de trasportarnos al instante y hacernos sentir que somos expectadores del evento que narras!!!!
    Un abrazo
    Yeli

  15. Creo que soy demasiado egoísta... creo que me quedaría pintandole el cielo cada vez que fuese necesario... sería muy triste para mi, no poder hacerlo...

    Besos.

  16. raga says:

    como dice Wislawa Szymborska:
    "...Con la descripción de las nubes
    debería darme mucha prisa,
    después de una milésima de segundo
    dejan de ser ésas y empiezan a ser otras..."

    bello texto

    dos besos

  17. Feliz día de las madres Patuchi... Eres una mamá-hija que tiene el corazón de pan dulce.

    Te quiero ♥

  18. Lena says:

    Rosa arruinada...Pena blanca

    Mis penas serían menos penas

    y mi desamor menos desamor

    si los pintaran tus palabra...

    Niña de Alas que se desperezan...

    Besos, Marula.

    (gracias...gracias...tu apoyo es fundamental para mí....ojalá pueda mirarte de frente un día...verías los colores de mi rostro agradecido...me emocionas)

    Ahora debería contar un chiste de los míos, malísimo, para salir de este apuro que me invade.

    Pero no recuerdo ninguno.

    TQM (eso no es chiste)

  19. mangeles says:

    ANDA QUE ME HA DICHO EL COLEGA ASCANIO...(nunca he estado en su blog...pero en comentarios mola mucho...tiene un muñeco que enseña el ombliguillo) QUE HOY ES EL DÍA DE LA MADRE EN ESAS TIERRAS DE VALDANO...

    FELICIDADES

    UN BESO GRANDOTE

  20. Vulcano says:

    La vida va haciendo surcos en nuestra piel, mente y corazón, pero nunca en nuestra Alma.
    Se queda "El alma" flotando y puedes olerla, tocarla y saber a dónde va.

    Un millón de besos,

    Vulcano.

  21. mia says:

    Que puedas ver tanto en ella

    también refleja tu capacidad

    de comprender y derramar tanta belleza....

    Y creo que a veces te le pareces!

    Besos desde Holanda

  22. zooey says:

    Bueno, también son necesarios los tiempos destemplados, nos ayudan a apreciar el valor de la ternura, toda esa que se desprende de estas nubes quietas en las ramas de los cerezos, de las flores de papel color canela, de los juegos en el parque, de los pueblos del Oeste, de los recuerdos en forma de ojos y voces, de saber que en cualquier momento una sonrisa lo cambia todo despejando toda penumbra y toda borrasca. Y también nos ayudan a ello textos como éste, que no son intentos, sino verdaderas nubes blancas.
    Un beso.

  23. Nico says:

    Esto vale mucho "Qué haría hoy por no verla así."


    Cuidate Pato.


    Nicolas.

  24. esta nube privada me está dando el camino

    me encanta este intento!!!

Gracias por tus palabras