Ya no está, sólo lirios pisoteados y cascotes sueltos es lo que ha quedado. Casi, casi el tango Nada, se me hace un nudo en la garganta y me quedo mirando.

El mismo paisaje de siempre, pero sin la casona vieja que hacía que ese lugar fuera tan bello.

La calle es la de entonces, los árboles tienen el mismo follaje, el jardín luce mas grande, las flores han crecido de manera tenáz sobre las ruinas, los pájaros mojados se amontonan de igual manera en las ramas por las tardes...

Pero al no estar la casona, las sombras llegan despues de las siete, los autos ya no se detienen para verla batallar contra el tiempo, las flores se han extendido por todos lados y se han vuelto vulgares. Los niños han dejado de correr por sus fondos.
El paseo obligado de los curiosos ha dejado de serlo. Al principio cuando la derrumbaron se sintió la conmoción, pero luego entró la costumbre y la resignación.

En breve estará cubierto el lote de maderas y harán un edificio lujoso mas, y van.

No importa cuantas cintitas verdes pongas en tu puerta para evitar el avance lento, pero decidido de quienes tienen el poder, ya es tarde.
No importa que no se puedan construir edificios altos en la zona, siempre hay algun político que consigue los permisos, siempre hay alguien que antepone sus intereses a los de una comunidad.

La cuestión es que la casona de los lirios azules se vendió al mejor postor.
La casona que se envejecía junto al pueblo y que le daba importancia a la plaza ya no está.
Se vendió en trozos de mi infancia, en tardes de luto, en canastos llenos de higos robados a mi abuela, en vinos añejos tomados con mi padre, en bolsillos rotos con el alambre de púas, en siestas secretas con mis primas.
Se vendió con el alma rota y la escalera intacta.
Se vendió sin ser mirada, sin ser tenida en cuenta, sin que nadie explorara su belleza por dentro. Sin que nadie se asomara a la ventana y viera que desde allí se veía el Rio de la Plata y por las noches, en el cuarto mas pequeño se olía a jazmines.
Sin que a nadie se le ocurriera un mejor plan.
Se vendió igual que he visto vender esclavos en las películas. Buenas puertas, buenas ventanas, inmejorable madera...y asi.

Es mas, se vendió como una puta.

15 Comentarios

  1. Que triste, realmente la corrupción, la codicia y la avaricia acabaran con nosotros.
    Bellos escrito.
    Un beso.

  2. ybris says:

    Quizás las cosas se vendan como putas, pero los recuerdos permanecen y nos sostienen.
    Para que nosotros no nos vendamos como ellos.
    Gracias por la visita. Es un placer haberte conocido

  3. Totalmente de acuerdo con Ybris. Siempre nos quedarán los recuerdos y esos nadie te los puede quitar y ni siquera los puedes vender al mejor postor

  4. Mía says:
    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
  5. Mía says:

    (ups...tecla equivocada)

    Y creo que no estoy de acuerdo con ninguno. El escrito es hermoso por la nostalgia empapada en la verdad. Todos, todos somos rostitutas del tiempo, y todos sin excepcion nos vendemos al mejor postor. Los recuerdos son el ancla del alma al cuerpo, pero no la vida.

    Beso.

  6. Discrepo. Una puta se vende por dinero. Y le gusta sentir los billetes en el bolsillo, fajos de plata a cambio de cuerpo.
    A esta otra no. Esta otra, la de cemento y ladrillos, no tuvo opción. Más que pagar por sexo, a ella la violaron.

  7. hermosa nostalgia...todo avanza y avanza y avanza...

  8. -Pato- says:

    Torosalvaje: la corrupción es una enfermedad de la que no podemos escapar y nos lastima a todos por igual, incluso a los que se benefician con ella.
    Gracias.
    -------------------------

    Ybris, para mi tambien ha sido un placer concerte y te seguiré visitando.
    Los recuerdos es lo que nos da la forma interna, pero las ciudades mas bellas que he visto han conservado los recuerdos por fuera
    tambien.
    Saludos y gracias por tu visita.
    ---------------------------------
    Simplemente yo, gracias por pasar mi blog te digo lo mismo que a Ybris.
    -------------------------
    Rebecca, gracias por tu concepto sobre el texto, en verdad habia nostalgia al escribirlo, pero yo hablaba de los recuerdos que ademas de llenarnos el alma, nos llenan la vista.
    Otro beso para vos.
    -----------------------------
    Jean Georges tenés razon, aqui hubo violación, entrega, cuando lo escribí sentí que la pobre se habia hecho puta porque no le quedó otra, tanto tironeo, tanta pelea en el medio, tanta palabra vacía la dejaron como decís vos, sin opción y dijo, vengan por mí y como si fuera Túpac Amaru la descuartizaron.
    Gracias por tu visita.

  9. -Pato- says:

    Cronopio, si avanzamos tanto que terminamos perdiendo la esencia.
    Saludos

  10. crub says:

    "..sin ser mirada, sin ser tenida en cuenta, sin que nadie explorara su belleza por dentro..."
    Hay por lo menos una persona que lo desmiente, y a traves de ella, todos nosotros.
    Y tu casa no se prostituyó; no entregó los lirios ni surció los bolsillos rotos por las púas. Simplemente, se fué, pesadumbre del barrio que ha cambiado, amargura de un tiempo que murió.
    "y el olor de los jazmines viejos/ una suave sensación / de que el tiempo se echó a perder..."

  11. -Pato- says:

    Gracias Crub finalmente me llegó la emoción despues de sacar la bronca.
    Vos siempre tendrás las palabras?

  12. Isthar says:

    Acabas de dejarme el corazóin encogido.

    Cuando son tantos recuerdos los que están en juego, cualquier venta estará siempre por debajo de lo que en verdad valía. pero por suerte la memoria que la acompañaba no está en venta :)

  13. Y yo que pensaba que ver la casa de mi infancia invadida por maleza a lo Kipling era desolador...

    Besos pato,

    Gab

  14. Aye says:

    detesto esto que están haciendo en mi barrio...
    justo cuando empezaba a gustarme.. :(

  15. Anónimo says:

    You have an outstanding good and well structured site. I enjoyed browsing through it
    »

Gracias por tus palabras