Al hombre que no me supo amar:

                                                     No te odio, aunque vieras cuánto lo he intentado. Con vos era más fácil el odio que el amor, y sin embargo te amo.
                                                    
                                                     Te amo, así de simple. Verás, este amor ha sido natural, no lo he forzado. Te amo sin que me cueste trabajo. Y no me importa que me hayas olvidado. Que hayas quitado de vos mi recuerdo, como quien se quita la ropa usada. Si es que te lo has quitado, a veces algo me dice que no pudiste. Igual ya no importa. Y no es que no me importe porque quiera que no me importe. No es que haga un gran esfuerzo para que tu olvido no me dañe. No hago nada, si me vieras.
                                                     Ahí está tu olvido, baila delante de mis ojos un tango irremediable. Tu olvido se ha posado en todas las cosas y aunque no quiera evocarte, estás en todo lo que miro a diario. Ahora por ejemplo, estás parado en la puerta de entrada, sin embargo nadie más que yo te ve allí parado en este mediodía.
Las horas pasan una detrás de la otra como las cuentas de un rosario deslucido y yo nada mas te amo. Completamente muerta. En este baldío en el que me he quedado después de haberme dado a vos, como me he dado. En secreto guardo nuestro juego favorito, sin que nadie lo sepa como vos siempre quisiste.
                              A veces, sólo a veces vivo, si supieras que es al final de cada frase tuya, te quedarías callado, pero no, para que yo viva hablás y después decís Alma, y entonces entre tus labios se pasea mi nombre y viaja por unos instantes en el estribo de tu boca, esperanzado.
                                
                                Siempre tuya, A.

(Fragmento de una novela que tengo escrita y que me gustaría publicar...)

7 Comentarios

  1. Creo que deberías publicarla, un abrazo¡
    Feliz semana.
    UN beso.

  2. Ojalá puedas publicarla.
    Mira que escribes bien Patricia.
    Genia!!!

    Besos.

  3. Que hermosa manera de contar algo tan triste.
    Muy bueno!!!
    Ojalá puedas publicarla.
    Cariños....

  4. Gabrielli says:

    Esa carta pide publicación de lo demás. Si bien es tan PERFECTA que se capta su sentido por sí sola, me parece una picardía que el resto quede en la oscuridad. Un beso grande, Patito!

  5. Genín says:

    Todo cabe, nada sorprende en los sentimientos del ser humano.
    A ver si las cosas se dan y lo puedes publicar :))
    Besos y salud

  6. Darío says:

    Todo lo que roza su mano brilla. Un abrazo.

  7. Rosa B.G says:

    Hola, sería una lástima no saliese a la luz esa novela ya que esta carta, siendo un fragmento de la misma, llega a tus lectores, me incluyo. Una carta llena de amor, rabia contenida, tristeza, melancolía, etc
    Una mezcla explosiva

    Un beso
    Rosa.

Gracias por tus palabras