Cada día hace lo mismo.

Se sienta frente a su patio blanco y mira pasar su vida con vértigo. Convertido en un espectador de cine mudo, acecha. Quiere frente al cándido patio pescar esos momentos con su red de cazador furtivo, recrearlos, quitárselos al aire para que no sigan fugándose como halcones peregrinos, pero le pasa algo insólito. Se queda con las manos abiertas, los dedos listos, la boca quebrada y tiesa, los dientes presos, los ojos lóbregos y las palabras yertas. 

En una estación remota de la que no pueden salir. Entonces se queda allí, pintado a carbonilla entre lo níveo, desdibujándose sobre las grietas de sus manos.


12 Comentarios

  1. A veces me pasa eso mismo...luego me atrapa el vértigo de los días y tampoco puedo atrapar a los halcones peregrinos.( hermosas imágenes,siempre me sorprenden)
    Besos,jacarandá ***

  2. Ver pasar la vida es a veces triste, incluso una vida dichosa, no? yo soy tan tendente a recordar, q m estanco y por eso tengo q hacer un esfuerzo grande para asentarme en el presente y aprehenderlo.
    Un beso, linda

  3. Dile que no se preocupe.
    Cualquier día morirá y se acabará todo.

    Besos.

  4. Parece una estacion remota de alguna cancion llena de jinetes palidos

  5. No lo había pensado, pero es verdad, se nos escapan los instantes como esos halcones...

  6. Genín says:

    Hoy, cumpliendo 71 años, me quedé sentado confortablemente en mi porche del ranchito viendo pasar mi vida, y es curioso, cuando ya pasó toda, sentí una sonrisa en mi rostro...
    Besos y salud

  7. Gabrielli says:

    Creo que si uno vive una vida (sea cual fuere ésta), no está de más verla pasar frente a sí cada tanto, pues eso implica un cierto nivel de reflexión. Un beso!

  8. La vida siempre está escapándose.. Pero quién no ha intentado enlazar el viento alguna vez mientras el tiempo hace su digestión con nosotros adentro, no?

    Un abrazo, Pato

  9. Los recuerdos están allí para traerlos al presente, y entonces, volver a vivir esos momentos, pero no creo que sea buena idea quedarse amarrado a ellos...

    Me dio mucha tristeza el personaje de tu relato, querida Patito. Pienso que hay mucha gente así, viviendo de un pasado que tal vez fue mejor que su presente :-(

    Muchos besos.

  10. Desvanecerse no es pecado. Ni dejarse a las largas tardes tendido entre el patio blanco y las fotos que parecieran moverse en el iris de la memoria. Es, como tender la mano e intentar pescar con la red de los intentos, la arena tersa y calida de lejanos brotes. O la mira desprevenida. O la severidad de las tormentas. O la calma de la palabra mansa y sana. Entonces, decía mientras acechaban los olvidos con sus negras alas de cuervo o muerte, que nada se desvanece, ni el chasquido de los labios a pronunciar un nombre en bemol, o la chispa nervio motor del reloj que se ha detenido en el instante en que, pitando el aire, se desprende una voluta que pareciera ser el rostro de lo que fue. Y ahora es, pero con líneas que circunnavegan como marcando hitos fronterizos entre vivencias.
    Desvanecerse no es pecado. Ir hacia la nada vacío de arcones es el dolor de quien, pendiente de una estrofa, no logra remar sobre el desierto de sus palabras.

    Eusebio Obdulio Mirondo
    (estibador y martillero público)

  11. Pato says:

    Eusebio Obdulio Estibador Desempleado: TENGO URGENCIA EN LEER UN BLOG DONDE UD ESCRIBA.

    Lo que ha escrito en estas dos entradas son de una belleza que encrespa los tallos de las amapolas, mire lo que le digo!!!

    Un abrazo enorme y a la espera de sus letras =)

  12. Caia says:

    Linda plantilla la de tu blog. Leerte o comentar.. mañana o pasado, con menos sueño, de lo contrario me perdería de mucho al leerte, vos poco si comentara.. De todos modos comenté, ZERO aporte, pero bue.
    Salut!

Gracias por tus palabras