"El mundo está oscuro, ilumina tu parte"


Si no tuviera las manos tan averiadas como las tengo sería artesana. Me encantan las artesanías y si son hechas con cosas recicladas tienen para mi mas encanto. Me gusta restaurar muebles viejos, pintar paredes con trapos, juntar botellas y frascos y latas y porquerías, en fin voy buscando por ahí cosas que no sirven y las hago volver a la vida con otra cara. Hago desastres y voy acumulándolos en mi casa, obvio. 
Otra de las locuras que no puedo ocultar es cambiar los muebles de lugar. Mi familia ya se acostumbró a irse de una casa y al regresar por la noche, encontrar otra casa en la misma dirección, atrás de la misma puerta que se abre con esa llave que tienen en la mano, pero no es la casa de al lado, es "casita" salvo que es "otra casita". Por el problema de mis manos rotas y mis brazos que han perdido fuerza, eso ha mermado, que no es lo mismo que decir que ha dejado de suceder. De tanto en tanto doy vuelta todo. Hoy le tocó al jardín. (Esta noche voy a bramar de dolor) Tengo un fondo importante de modo que me llevó casi todo el día la tarea titánica de reorganizarlo para el tiempo lindo que se viene. Terminé de ordenar y se largó a llover, pero ese es ooootro tema. Ya vendrán días para estar afuera y el jardín estará precioso. Entonces cuando empezó la lluvia, mientras preparaba mates y ponía el disco de mi amigo Samuel Leví escuché una frase de una canción que me pareció la frase mas acertada del día: "El mundo está oscuro, ilumina tu parte" y me quedé pensando en eso, en la verdad que encierran esas pocas palabras. Poner luz en el propio mundo. Me senté, me quedé mirando para afuera en un punto fijo y vi que faltaba algo. 

¡¡¡Farolitos!!! 

Me puse a jugar con esa metáfora, tuve el antojo de colgar farolitos en mi mundo. ¿Para qué guardo frascos de vidrio de todo tipo y tamaño si no es para hacer algo genial cuando enloquezco? ¡¡Para eso!! ¡¡Eran para hacer farolitos!! Y mientras me terminaba de destrozar las manos con una pinza y un alambre oxidado, tratando de hacer la manijita del farol alrededor del cuello del frasco, se me vino de pronto un párrafo de Los siete locos de Roberto Arlt, que estoy leyendo por las noches y me tiene atrapada la tragendia existencial de Erdosaín. A veces esa angustia que padece la siento propia. En un pasaje dice "puede ser que tenga talento, pero me falta vida...entusiasmo...algo que sea como un sueño extraordinario...una mentira grande que empuje la realización"
¡Eso me pasa! -dije hablando sola- 
Yo me sentí así como ese tipo mil veces y encontré un sueño extraordinario, una mentira grande como una casa y me importa tres rábanos que sea mentira, eso es lo que me empuja a hacer todo lo que hago. Al fin de cuentas, qué es verdad?
Nada mas cierto y real y de verdad que los ocho farolitos que termino de hacer para iluminar mi mundo.

Ps, me quedaron preciosos no se parecen ni por asomo a esas divinuras de la foto





19 Comentarios

  1. Genín says:

    Pero por favor, adentro pon velas o cualquier cosa, pero no luciérnagas que las pobres se morirían.
    Beberías cuidarte mas, cuando quieras mover los muebles, indicale a alguien como lo quieres hacer, pero no te rompas tu, plis...
    Besitos y salud

  2. Pato says:

    Genín
    Jjajajaj!!
    Voy a poner velitas y es un secreto entre vos y yo, pero no me retes, me cuido cuando estoy en un grito, pero si no
    no...
    Pero shhhh, es un secretito ;)
    Besos!!!

  3. Me tiento a tirarte muchas flores, quizá narcisos, porque, ya es evidente que sos un "gran pez". Me encanta esta escritura llena de luz, me encanta. Creo que quizá, serías la alfarera de Levi Strauss, y de lo que hagas, saldría luz. Porque de esas manos lesionadas, salen luz. Y eso, es tirar flores.

  4. Pato, no es mentira... es el ángel que tienes dentro tuyo, pero para que él pueda expresarse vos debes cuidar SUS HERRAMIENTAS, o sea tu cuerpecillo.

    La frase que transcribiste del libro de Arlt me mató.

    Un abrazote enorme y seguro que los farolitos quedarán tan luminosos como tu alma!!!

  5. Fiaris says:

    Me encanta hacer ese tipo de cosas que haces,pero cuidate ¡porfi!!!
    cariños.

  6. Reina says:

    Entre otras cosas soy artesana... reciclo todo lo que encuentro... no compro nada nuevo por ese "si lo puedo hacer yo..." en fin... me encanta el arte y la artesanía, tengo un altillo lleno cosas esperando ser recicladas... de a poco se van convirtiendo... hace unos años hice de esos farolitos... y dentro le puse velas (que yo misma hice) con citronella para los mosquitos... pero me encantó la idea de colgarlos todos juntos así... yo simplemente los desparramo por el jardín entre las plantas...
    Entiendo eso de crear la propia mentira para poder vivir... pero cada día me cuesta más escribir el guión... tendré que hacer más farolitos este año para alumbrar mi rincón, se está volviendo muy oscuro... :(
    Deberíamos vivir más cerca... nos llevaríamos bien... :)
    Un beso muy grande...!!!

  7. Desde que te conocí tú eres mi farolito.

    Un farolito precioso.

    Gracias.

  8. Me lo llevo al trabajo,completito.
    El post,digo.Me has iluminado el día.Es precioso,lleno de luz,gracia,creatividad.Mismamente como tú;
    No sabes cuánto se agradece que saltes sobre el dolor de tu mano y nos escribas.Un enorme abrazo masquenuncajacarandá***

  9. Pato, gracias por tu luz. He empezado una mañana muy poco prometedora con una sonrisa y asintiendo a la frase de tu amigo, que es muy muy clavada.
    Intentaré encender alguna bombillita a mi alrededor laboral, que está más oscuro que gris.

    Un besazo grande

  10. Precioso pato, cuanta razón tiene esa frase, tenemos que trabajar para iluminar nuestra parte del mundo cada uno como quiera y sepa. A mi también me gusta transformar los objetos, reconozco que tengo muchas ideas y pocas llevo a la práctica, pero me gusta imaginar que usos nuevos se le pueden dar a los objetos. Y yo padecí una madre que hacía y hace lo mismo que tu, llegabas a casa y te encontrabas, tu habitación en otra habitación, el salón al revés... Ahora lo hace menos, tiene menos fuerzas. Y tantos años quejándome de esto y ahora soy yo la que lo hago jeje...y es cuando me sucede a mi, cuando más la entiendo a ella. Muchos besos y que disfrutes pronto del jardín y de los farolillos. bicos

  11. Fátima says:

    Me hizo gracia tu escrito. Precisamente hoy no sé porque mi rinconcito está oscuro. Por qué tengo un nudo en la garganta.
    Intentaré encender un farolillo.
    Gracias

  12. Me atrapas en tus escritos, me llenas de luz esta alborada....


    Besos :)

  13. Precioso,
    Desde el texto hasta el concepto.

    Tengo pendiente explicar algun dia por que, entre todas los caminos de la creacion, elegi el arte de la palabra.

    Entre otras cosas, por la torpeza de las manos.

    Y a eso otro que haces, tambien lo practico, y lo llamo "un pequeño cambio escenografico", frase que me quedo pegada desde alguna funcion de buen teatro infantil en mi cada vez mas añeja infancia.

    Un beso y gracias,

  14. Anjanuca says:

    Yo también confieso esa adicción a cambiar muebles y plantas de sitio. En la terraza y en el salón me rodeo de la luz de las velas y el aroma del incienso de lavanda. La luz de esos pequeños fueguitos me relaja.

    Besucos.

  15. Sheol13 says:

    Nunca sabremos que podría ser y de que manera podrá llegar esa luz que tanto anhelamos. Un abrazo.

  16. Roberto says:

    Esto me encantó, me sentí identificado con un montón de cosas, yo también cambio muebles de lugar, debe ser que uno lo hace por los demás, no te pasa que estás esperando que vuelva alguien para que note el cambio?
    y lo de la mentira es cierto, hay que crearse una mentira, por ahí nosotros mismos somos una mentira imaginada por alguien,entonces no sintamos culpa, si se trata de estar bien, además yo estoy convencido de que lo que yo hago (laburar con lápices, pinceles, colores) no es otra cosa que mentirle a la gente. les estoy mostrando algo que es una gran mentira, construida con verdades, pero como si fueran imágenes virtuales que desaparecen en cualquier momento.
    bueno. los farolitos los voy a copiar, con tu permiso, en cuanto tenga un rato, me pongo a hacer unos, espectaculares para las noches de verano!!!
    gracias!

  17. Es imposible iluminar TODO el mundo, pero a veces es suficiente con iluminar nuestro mundo, y que otros sigan nuestro ejemplo.

    Saludos

    J.

  18. Malena says:

    Seeee, definitivamente es el arsénico que nos ha dejado secuelas, jajajaja. Yo cambio permanentemente los muebles de lugar. Hoy me parecen maravillosos de una manera y mañana ya fue. A cambiar de nuevo! Y cuando estoy muy loca, pinto la casa o coso cortinas nuevas o almohadones.
    Los farolitos son divinos. Voy a ver en mi colección de frascos de vidrio (que tambien junto, no sé bien para qué) si rescato alguno que devenga en farolito.

  19. Con lo que a mi me gusta la luz. El sol, mi motor. Las velas, me encantan... quizás por eso sean el regalo perfecto para mi, con olor ya no pueden ser mejor :)

Gracias por tus palabras