Luego de leer la carta, hubo un vuelco interior en su ánimo, un mar de dudas la revolcó por las profundidades de la incertidumbre. Leyéndola una y otra vez, fue sintiendo cómo sus manos perdían calor y su cuerpo se estremecía en medio de aquél barro siniestro de letras inmisericordes.
Ella leía y un frío intenso la iba trepando desde abajo, como si el suelo se hubiera vuelto de nieve, una nieve barrosa, casi líquida, donde ella se hundía y letra tras letra era tragado cada centímetro de su piel por ese hielo tumefacto.

Sintiendo una gran náusea, tragó saliva, el paladar se le había convertido en un estanque agrio, en el que se acumulaban algas podridas y el olor nauseabundo le subía por la garganta quemándola por dentro, como si una ola de fuego le alcanzara la garganta y un vómito a punto de salir, se frenara sacudiéndola, estremeciéndola, helándola.
Ella leía y temblaba, casi no podía sostener el papel entre sus manos, pero lo sostenía, mientras el suelo se quebraba, se hundía, la tragaba entre sus fauces gélidas, convirtiéndola en un lodazal descolorido.

Lentamente todo se fue emborronando ante sus ojos, que vueltos dos lagunas a punto de rebalsar, le impedían la visión correcta.
Ella leía y sus ojos aguados la surcaban formando deltas. Pequeños ríos turbios, arrastrando penas como pedregales.

19 Comentarios

  1. Lena says:

    Pobre.

    Tanto dolor.

    Al menos sabe llorar...no importa que las lágrimas sean turbias mientras broten....

    Mil besos voladores, Marula!

  2. Ya sabía yo que del contenido de la carta no pondrías nada.

    Qué decía?

    Besos.

  3. q texto mas sensorial. me senti por un momento sosteniendo el papel yo misma

  4. Jackie says:

    He recibido un par de cartas asi y lo has descrito a la perfeccion, palabra por palabra.

  5. ybris says:

    Hay cartas así.
    Amargura y lágrimas son la única respuesta.
    Penas como pedregales.
    Qué sencillo hacer daño ¿No?

    Besos.

  6. libertad says:

    A veces me pregunto si son necesarias esas cartas. Bellas tus palabras.
    Me alegro de tu vuelta. Es un placer leerte

  7. Codorníu says:

    Mejor hacer un barquito de papel, un avioncito o una pajarita. La papiroflexia ayuda a borrar de la mente lo que nunca debió entrar. Aunque si era tan importante, son inevitables las lágrimas.

    Un beso, amiga.

  8. Yo también he recibido dos cartas así.Puñales de papel.Pero la vida tiene esas cosas...inmisericordes,como tan bien las denominas.Besos,jacarandá***

  9. karina says:

    Con qué hermosas palabras me haces evocar ese instante en el que algo te desarma. (aunque no sea leyendo una carta)Hermoso.

    Besos

  10. Un buen día para que se hubiera muerto el cartero antes de llegar.

    Un lobo en la esquina.

  11. perdí todo contacto real con la sensación que describes amiga, no puede evitar extraviarme imaginando lo que la carta decía... ni te digo todas las penumbras, tragedias, desgracias, desamores me pasaron por la mente...
    uffffffffffffff!!!
    te abrazo y apapacho mucho amiga linda!
    besos!

  12. Solo conoce el dolor, quien lo ha sentido y llorado de verdad. Un besito.

  13. Mai Puvin says:

    Brillante manera de contar lo que sucede alrededor... sin el mensaje concreto. Me encantó leerte.

    Un abrazo. Visitame, te agregaré a mi lista

    Besotes argentinos.

  14. PIZARR says:

    Pues me pasa como a Cielo, que leía corriendo esperando a llegar a ese momento en el que me desvelabas el contenido de esa nefasta carta.

    Pero como siempre tu ingenio y tu saber hacer, nos ha dejado pensando en el contenido de la carta mientras narrabas lo que la misma provocó. Da igual lo que dijese, lo que importa es el mar de lágrimas que desató en quien la leía.

    Por cierto tu le mandas vientos a Ybris y yo te mando los calores de Bilbo, que me sobran todos Pato y se que tú los necesitas para dejar de hacerte un bollito apretado por el frío.

    Un abrazo

  15. Loc@ says:

    Qué precioso has descrito ese sentimiento que hemos tenido en alguna/as ocasión. Cómo te invade... Saludos. PAQUITA
    OLVIDÉ DECIR QUE ENTRÉ POR LA PUERTA DE FERNANDO SARRIA

  16. LaU says:

    Debio ser muy duro leerla, pues creo que iba muriendo con cada letra escrita...

    Besos Pato

  17. Uff qué bien descrito
    los balcones de los ojos se val llenando de lágrimas hasta que nos ciegan, al menos un rato, cuando ya la verdad y el llanto son inevitables
    siguen los besos retrasados

  18. Uff qué bien descrito
    los balcones de los ojos se val llenando de lágrimas hasta que nos ciegan, al menos un rato, cuando ya la verdad y el llanto son inevitables
    siguen los besos retrasados

Gracias por tus palabras