Cuando anochezca en tu porteña soledad,
por la ribera de tu sábana vendré
con un poema y un trombón
a desvelarte el corazón.


Es todo tan caótico en su mente, que el vuelo de la cortina, dejando entrar el aire cálido de noviembre es como una caricia y le provoca una paz infinita.
Desde lejos los ojos se acercan casi hasta el borde del balcón y miran para afuera. La luz de la cocina de enfrente está encendida y son las doce de la noche en el reloj de la sala. En el silencio de la noche se escucha el ascensor que se detiene un piso mas abajo y cierto temblor se adueña de ella.

Él ha llegado.
Ahora va a prender y apagar dos veces la luz de su ventana y desde la cocina de enfrente también la luz se va a apagar y encender dos veces.

Si agita y entra a correr de una ventana a otra para ver cómo juegan con las luces.
Descalza por la casa va y viene con el corazón atolondrado.

Los tiene estudiados.
Los espera como si ella estuviera en juego en ese romance de ventanas.
Los espía y desde su soledad de cortina de voile, fantasea con la idea loca de un amor de veredas y calles y puertas y pasillos y ascensores púrpuras.
Los dibuja en su mente, los colorea con los ojos entrecerrados, abre la puerta de su departamento y por una rendija intenta aguzar su oído y es feliz cuando escucha los pasos multiplicados. Cierra la puerta y corre a la cocina, toma un vaso y se tira en el piso de su habitación con el vaso apoyado en el oído.
Escucha todo.
Clarito.

Sueña con los primeros besos.

Sueña cuando los escucha bailar.

Sueña cuando los imagina flotando en el aire del departamento de abajo.

Sueña cuando los ve estirados como de goma.
Larguísimos y circulares y de colores y subidos en nubes rojas, que llueven sobre una ciudad gris. Una ciudad mínima.
Llueven sobre casitas sin pintar, sobre techos con tejas rotas, sobre paredes descascaradas y jardines con flores mustias. Llueven y las calles se inundan de una sangre tibia, mezcladas con hojas secas y con sapos que saltan asustados de una vereda a otra.
Llueven sobre trenes que cortan la ciudad en mil pedazos y sobre vías flacas.
También sobre un puñado de solitarios y los deja rojos y mas tristes, mirándose las manos como si hubieran convertido un crimen reciente.

Dormida con el vaso injertado en la oreja y amanece así a mitad de la noche, se da cuenta que está un poco loca y no le importa.

Mas que loca, está muy sola, casi como una casita gris debajo de una nube roja.



“Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...
Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;
y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...
el loco berretín que tengo para vos”

-Piazzolla y Ferrer-

19 Comentarios

  1. Me has recordado a una vecina de la casa donde yo vivía de pequeño.

    Siempre observando, siempre pendiente de todos, siempre alerta, hasta que enloqueció.

    Vivió tanto la vida de los demás que se olvidó de la suya.

    Besos.

  2. Mi Patito hermosa, de seguro que historias como la que nos entregas hoy, triste y desvencijada, existen miles en este mundo... Son cuentos tejidos a costa de no sé cuántos baldes de agua salada, que refrescan secamente al corazón sediento de un libreto que le permita ser, por primera y única vez, actor de un teatro de revista con olores rancios de amor...

    ¡Qué bella es tu pluma, y más bella es tu alma, que acuna letras cuajadas de vida y corazón!

    Muchos besos mi Patito linda.

    P.D. Cuando comencé a escribir esto, aún no llegaba Torito. La próxima vez, me apuro más ;-)

  3. mangeles says:

    Hay gente tan sóla tan sóla ...que no se tiene ni así misma...y tiene que vivir la vida de los demás...

    También hay gente a la que le gusta saber las vidas de los demás...eso las hace sentirse más confiadas...

    bESOS GUAPA

  4. Sibyla says:

    Hola querida Pato!!!

    Te extrañaba, tenía nostalgia de tu espacio, preñado de amor y desamor...
    Como bien dice Angélica, qué bella es tu pluma, pero aún más bella es tu alma, que se viste y se desviste de infinitos sentimientos, que nos hacen vibrar las fibras más íntimas e insospechadas de nuestro corazón.

    Gracias, gracias por todo lo que nos regalas, que son como caricias cálidas y relajadas, en esta vida llena de prisas desmesuradas.

    Me voy como si hubiera recibido un suave masaje emocional...

    Mi cariño para vos:)

  5. Siempre me impresionas, porque tienes la facultad de convertir realidades en cuentos de hadas.

    Me quede ida con las dos primeras canciones y te cuento, que el otro día me acorde de ti estando en la tienda de música y ver el último disco de Snow Patrol :))), por supuesto me lo traje a casa, porque fue como traer un pedacito de ti y brindarle un café.

    Besos (cuelgo la música dentro de un ratico)

  6. mia says:

    Balada para un loco...

    subirse a su ilusión super sport

    y una niña,y un soldado....

    Hoy,aquí,ahora,he llorado!

    ♥♥♥besos♥♥♥

  7. Patobella, no encuentro forma más hermosa de describir esa loca soledad como lo has hecho... su vida es más feliz porque disfruta de sus juegos, con su imaginación... muchas cosas escucha con su vaso... que bello!!!
    besos preciosaaaa

  8. Lena says:

    Así de sola.

    (Y más)

    Yo soñé, esta tarde, con el mejor beso que me han dado en mi vida.

    (jajaja)

    Lo juro.

    Fue tan bueno pero tan bueno pero tan bueno que no me importó despertarme.

    Y es que todavía lo saboreo.

    (Como las bolitas de mentas aquellas)

    Besitos de gemela super fóbica!!!

  9. Vulcano says:

    Hermoso Pato: Quietud y movimiento
    el reloj de su casa detiene el tiempo
    y trae sombras, vivencias ajenas,
    propias, en su trágica y enloquecida
    soledad.

    Besos dorados desde el volcan de los sueños,

    Vulcano.

  10. ybris says:

    "Como una casita gris debajo de una nube roja".
    Así de sola.
    Por eso el espiar la locura del amor ajeno es más deseo de compañía que locura propia.
    Todo el mundo sabe que esas locuras nos hacen más humanos.
    De otra manera no se podrían escribir de modo tan hermoso.

    Besos.

  11. He leido el comentario del Toro y luego de leet tu post lo ratifico, uno debe vivir la vida propia, ya es suficiente entretenimiento. Por lo menos en mi caso, no me aburro. Besos Patico. TQM

  12. Qué tremenda es la soledad. Tu texto -maravilloso- me recordó a Eleanor Rigby, recogiendo el arroz de una boda que no fue la suya.
    Un beso grande y que tengas un precioso día.

  13. Es que a veces hay que conformarse con vivir aunque sea el amor de otros... Qué triste es esto.

    Me da mucha ternura.

    Un beso SuperPato ♥

  14. Pame... says:

    hermoso Pato... también ciertas soledades terminan siendo "edades" de buen sol! ;)

  15. karina says:

    Oh qué tremendo! Vivir así el amor, aunque sea en otros, es algo, no?
    Al menos se desespera, acciona, como nosotros que escribimos el amor también para vivirlo, a veces.
    Igual me ha dado una penaaaaaaa...

    "Mas que loca, está muy sola, casi como una casita gris debajo de una nube roja."

    OhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhHHHHHHHHH

    Qué lindo Pato!

    Amo a los obsesivos. (Será porque me amo?)

  16. LaU says:

    ¡Qué triste!

    A veces la soledad nos hace obsesivos, tanto que se nos olvida vivir, a menos que sea a través de otros ....



    Un abrazo apretado Pato
    Besos

  17. PIZARR says:

    Me ha gustado este desvelo de ficción que hoy nos presentas Pato.

    Verdaderamente he recorrido ventanas, luces y sombras nocturnas de la mano de ese vaso "escuchador de intimidades ajenas"

    Me encanta la última frase, que describe perfectamente la vida de esa mujer y los motivos que le llevan a avivir las vidas ajenas:

    "Más que loca, está muy sola, casi como una casita gris debajo de una nube roja".

    Una lástima que a estas horas no puedo poner la música, porque mi hija duerme pared con pared con el despacho.

    Un beso de madrugada.

  18. loca? que bah!!!
    llenita de vida!!!
    que más?
    disfrutando de esas ensoñaciones hasta yo me quedaría dormida con el vaso insertado en el oido...
    vaya que con ésta historia Pato, soñé...:)
    besoss amiga hermosa!

  19. Pues yo me apunto a Cielo!!!
    ni triste,ni loca: entretenida

    cuando le llegue el suyo será toda una experta!!!!
    en fin, que lo has contado con tanta gracia que no me ha quedado más que qererla así. piantá

    besos

Gracias por tus palabras