"Era más blanda que el agua,
que el agua blanda,
era más fresca que el río,
naranjo en flor.
Y en esa calle de estío,
calle perdida,
dejó un pedazo de vida y se marchó..."
-Homero Expósito-
Me gusta mirar ventanas y pensar en las vidas que laten detrás de los marcos. Ir por las calles buscando esos ojos cuadrados, generosos, de cortinas aladas.
Imaginando.

Aquí, digo que vive Antonia. Supongo que podría llamarse así, quien pinta unos postigos de un color que no existe y suspira con la tristeza de un bandoneón los días nostálgicos.

No importa el barrio en el que duerme cuando sueña. Tampoco dónde hace sus compras.
No tiene mucho sentido que yo anote la intersección de sus calles y que relate la monotonía del murmullo que en ellas se respira.
Lo que importa es el respiro.
Porque luego sobreviene el ahogo con forma de abismo, por eso lo único que quiero ver de ella en este día, es el aire en su ventana.
Me gusta verla allí.
Hay veces que la miro y es como si me viera.
Ahora por ejemplo está rodeada por un manojo imperturbable de geranios que crecen al amparo de sus manos.
El infinito amor que les tiene le lleva a balbucear palabras extrañas, en un idioma verde y crepuscular.
Inventa las mañanas cantando canciones que sólo ella escucha.
Sueña con barcos habitados por sirenas de sabor amargo
y con autos oxidados
que dejan crecer jardines de girasoles
en la parte de atrás.

Mientras ella brilla como un dibujo de luna en el marco, el patio va tomando un color de pétalos recién pintados y le estampa una sonrisa a mi camino diario.

40 Comentarios

  1. PIZARR says:

    joooooooo...Pato, es que me parece estar dentro de tí a veces, o que tú lo estés dentor de mí.

    Es que camino omo tú lo haces, a mi me gusta al atardecer y a poder ser en días frios en los que apenas hay gente por la calle.

    Y me cuelo por las ventanas de las casas y adivino vidas por vivir y las mezclo con las mías y con mis sueños.

    Y a menudo me paro en seco a escribir algo sobre esva vida inventada que acabo de descubrir tras una ventana o tras una cara desconocida que se me cruza en el caminar.

    Y ese final de tu relato...

    "le estampa una sonrisa a mi camino diario"...

    Me gusta leerte.

    UN BESO ENORME

  2. andal13 says:

    Vos sabés que a mí me gusta asomarme -con disimulo- por las puertas de las casas...? Sobre todo esas casas antiguas, con zaguán, que dan a algún patio lleno de macetas, y de historias...

  3. Eres una romántica sin remedio.

    Y además sabes escribir como nadie tu alma.

    Besos.

  4. Vengo de casa de Toro, de mandarle a ver ventanas y llego aca y veo la tuya... a veces no hay mejor lugar para habitar...
    Besos Pato hermosa.

  5. Tenía años fuera del mundo de los blogs. Me alegró ver que sigues escribiendo con el romanticismo y el brillo que te carazteriza.

    Saludos

  6. Rossana says:

    Qué belleza de texto que parece cuento y es poesía! Me encantó la idea de las ventanas. Besos

  7. Mi Patito querida, ojalá pudieras ver mi sonrisa en estos momentos, porque me has recordado ese "algo" que suelo hacer, al igual que tú: contemplar las ventanas de aquellas casas que aparecen en el diario caminar, y entrar en ellas con el alma, recorriendo despacito los muros desgastados con historias añejas, desdibujadas, aromadas con el perfume de toda una vida entregada a buscar eso que otros llaman felicidad, y que en esa casa, cuyos ventanales al sol ofrecen un boleto de entrada a soñar, cuentan que ella, la felicidad, pasa de vez en vez a dejar prueba de que existe.

    Creo que está mañana ha sido preciosa, porque te he escuchado muy cerca de mí, mi Patito hermosa.

    Te quiero mucho.

    Mil besos dulces.

  8. Codorníu says:

    Bueeeeeno... esa lunita enmarcada se ha llevado todo el frío del post anterior. Y es que como dice Lole y Manuel: "Las caricias soñadas son las mejores"

    Un beso,
    Pepe.

  9. Badanita says:

    Y esa Antonia que ves en la ventana perfectamente podès ser vos.
    Podès ... P O D E S !!

    Yo tambièn quiero ser una Antonia; hago mucho por parecerme pero no siempre alcanza con el esfuerzo.
    De todas maneras vale la pena intentarlo,no?

    Intentèmoslo a toda costa, amiga mìa.

    Te quiero mucho.

    Andrea

  10. Tu Antonia da sentido a la ventana, una y otra se confunden en tu relato, cual aberturas a vidas por descubrir ambas invitan.

    A mi también me gusta imaginar historias detrás de ellas.

  11. Verbo... says:

    ¡Que belleza!
    La foto está hermosa.
    Te esmerastes en escogerla, está preciosa.

    La ventana insinúa, y las flores lo dicen todo.

    Eres una de las mujeres más sensibles que he leido, y creo que por tus manos debe brotar un cuidado especial hacia la cosas, en especial hacia las flores. Creo que en tus manos también crecen manojos que viven y respiran desde tu amparo.

    Este, tu blog, es una ventana.

    Una ventana, un lugar desde el cual respiras, y cultivas manojitos de amigos y amigas que te aman, que se alimentan de ti, de tu pan, de tu música, de tu arte, de tu belleza, y hasta de tus ojos, ;))

    Desde éste marco, me brillas, ¿cómo no?, me brillas, me alumbras, me alimentas, me formas.

    Marco testigo de sonrisas y risas, de encuentros y latidos, ventana que vislumbra sueños e ilusiones.

    la verdad es que desde ése marco, desde La ventana, se puede ver todo un mundo de posibilidaddes.

    Que mucho se le puede sacar a éste post...

    Patricia
    Contrate un grupo de Mariachis y venimos a cantarte hasta la mañana, hasta que salgas por la ventana.

    Te beso Linda,
    y te entrego Mi Abrazo, ♥

    M.

  12. ybris says:

    Venía pensando tras leerte que daría cualquier cosa por imaginarte tras tu ventana.
    Pero después de leer a Verbo en el comentario anterior sé que ésta es tu ventana.
    Te aseguro que siempre que me asomo a ella te veo.
    Y siempre me das un nuevo motivo para seguir mirándote.
    Y un nuevo motivo para amar la vida.

    Besos.

  13. LaU says:

    ESa Antonia que refleja a la luna, no es otra que tu caundo caminas y te puedes ver en ella.

    Adoro la forma en que escribes, la forma en que me llevas con tus letras y a donde me transportas, gracias!

    Y sí, Verbo tiene razón esta es tu ventana y yo siempre me vengo a mirar y quedarme.

    Besos y abrazos Patito!!

    =)

  14. Primero: ya soy fan de Homero Expósito

    luego
    ¿cómo será que haces para que con geranios floridos en tu camino, yo me quede, y con gusto, con la monotonía del murmullo que en ella se respira, el ahogo y el abismo

    y que sin embargo me encante ser Antonia, Pato paseando, Homero escribiendo letras de Tangos que nunca podré bailar pero que me hacen volar

    A qué decir más amiga querida, ya entrañable

  15. calma says:

    Preciosa pato, cómo me gustaría que miraras detrás de mi ventana y me dijeras que ves... tal vez me ayudarias a ver la luz.
    Tan bonito....
    Besos sentidos

  16. Lena says:

    Qué ventana tan chula!

    Las mías son minimalistas...no tienen cortinas, ni flores, ni nada....

    Un beso, Marula

  17. Lena says:
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  18. mia says:

    preciosa manera de de describir

    la vida de dentro y fuera

    de la ventana,tiene duende!

    Tiene mucha vida y toda tu alma!

    Gracias pato!

    ♥♥♥besos♥♥♥

  19. Me ha gustado todo, pero, especialmente, la fotografía.
    Un abrazo y una sonrisa.

  20. UMA says:

    Las ventanas tienen un enorme encanto, una preñada de flores invita a lanzar la imaginaciòn a rodar con las manos, entonces es cuando nace tu bello relato.
    Un abrazo enorme, Patito.

  21. Leo says:

    Nunca pensé que una ventana diese para tanto. Genial. Impresionante.
    He llegado aquí a través del Blog de Maria Jesús, te felicito por lo bien que escribes. Volveré de vez en cuando.

    Te invito a mi patio, en él encontrarás más ventanas y muchos geranios.

    Un saludo

  22. Pato, cómo añoraba tu mirada en las cosas. Admiro cómo miras el mundo, con qué sensibilidad y con qué ternura.
    UN abrazo que ahora no dejaré de venir cada semana por lo menos.

  23. Perfectamente te comprendo, porque nos pasa lo mismo... Imaginamos el qué será en donde no estamos, detrás de esas cortinas hay alguien, y ese alguien es de una forma. Y yo desde pequeño siempre me hice una pregunta y es la siguiente: "¿Esa otra persona es como yo?, ¿tiene los mismos sentimientos, le afectan sus cosas como me afectan a mí las mías?, ¿es otra persona como lo soy yo, con su mente compleja sin dejar de funcionar ni un instante?." Y esto me lo preguntaba a menudo cuando veía a cualquiera, me preguntaba cómo sería ponerse en sus ojos, ser esa otra persona.
    A día de hoy cierto es que me lo planteo menos a menudo, o por lo menos creo que así es, pero recuerdo cuando era un niño que quería ver siempre más allá de donde mis ojos alcanzaban. Atravesaba la piel, los huesos, paredes, cristales... y todo sin moverme.

  24. glauka says:

    Me gustan las ventanas que me dejan mirar el mundo, como ésta por la que te veo.
    Disipan mis tormentas durante el rato que me dejan mirar.
    Aparecen sueños y alegrías ajenas que imagino mías.

  25. si, debe llamarse Antonia...
    y entre sus respiros se alcanza a sentir esa frescura que solo se vive en los retoños nuevos...
    en las ilusiones recién plantadas, en las palabras escritas por una genia como tu!!!
    bárbara estás amiga mia...
    te extraño... y a cuenta gotas, pero estoy...
    besos!

  26. Siempre me conmueven tus textos. Tus palabras tienen la capacidad de tocar la fibra más sensible, aquella que está el el centro neurálgico de los sentimientos, la que llevamos siempre más protegida porque nos hace vulnerables.

    Un abrazo

    Irene

  27. Sibyla says:

    Querida Pato, entro en tu casa y me quedaría el resto de la tarde, releyendo tus frases...tus palabras. Sabes transportar los sentimientos, con un vaivén sonoro, que se incrusta muy dentro del corazón.
    Siempre emocionas, porque en la tinta de tu pluma, se esconde el secreto de la flor y la estrella.

    Soy feliz de haberte descubierto!

    Brindemos una vez más por Rulfo!:)

  28. porqué quedarse con la rutina? podés hacer de ella lo que tu mente diga.. Genial

  29. Idioma verde y crepuscular...apuesto a que tú lo dominas y tus plantas son espectaculares:)porque si lo hablas como escribes tu jardín será seguramente el más hermoso.
    Me da corte repetirme, pero me ha encantado.Besos,jacarandá***

  30. que linda manera de caminar...

    yo creo que tus escritos son tan hermosos porque ademas de escribir muy bien, observas mejor aun...

    y sos ser que sabe mirar mas alla, que aprendio a ver la belleza y la grandeza en las pequeñas cosas de la vida

    por eso tus escritos estan cargados de esa cotidianidad y esa magia que tanto bien me hacen sentir

    gracias por cada letra de alegria, de paz, de vida que das...

    es hermoso leerte y empreder viaje por esos caminos por donde vas

    Saludos!

  31. Nostalgias de lo que sólo se intuyo y qué delicadeza, bella, al narrar, como si tú le estuvieras quitando las espinas de las rosas que va a tocar Antonia. Qué gentileza, qué dulzura de tu parte y todo para que ella no se lastime y no se beba ese dolor.
    Un besote.
    Duras unas tres palabras en medio del relato, pero femenino, delicadamente femenino lo percibí.

  32. Caty says:

    :)

    :)

    :)

    :)

    :)

    :)

  33. Rabel says:

    Sin darte cuenta mis pasos acompañan los tuyos en este paseo. Tu dibujas palabras, yo robo imágenes a ese instante compartido. Tu escribes en el aire de color geranio, mientras una mujer guarda tu mirada blanca, tu espera y tal vez una búsqueda que no acaba de saciarse.

    Buen callejeo, Pato. Cuántas ventanas de cazuelas apiladas habré fotografiado antes, cuántas persianas paralelas a mi vida, cuántos tendederos llenos de calcetines alineados...

    Beso, niña.

  34. Dédalus says:

    Tarde, pero llego. Y llego para encontrarme con una suerte de casualidad que (ya me dijiste) nos movía a reparar en las visiones de nuestras ventanas: tú hacia dentro, yo hacia fuera. Me encanta leer tus historias, como haber coincidido contigo en explorar esos marcos de madera, a veces desportillada, a través del cual, se sitúe uno donde lo haga, se descubren y contemplan mudamente tantos y tantos mundos...

    Besos, Pato. Dulce Pato.

  35. Yo quiero, en los días de tristeza que me tenga la vida, que alguien reinvente mi historia con esa belleza con la que sólo lo haces tú. TQM mi Patico.

  36. râga says:

    que hermoso texto...

    yo me enamoré de las de Cartagena, aún las veo en sueños multicolores, las abro o las cierro sagún el tiempo...

    dos besos

  37. Lluvia says:

    Yo cuando me asomo a tu ventana (ésta) lo que veo es que incesantemente la tinta de tu pluma es la magia...Es increible la magia que tienes y desprendes mi apreciada Pato...
    Mil sonrisas.
    ANA

  38. -Pato- says:

    PIZARR
    ANDAL13
    TORO
    NANY
    JOSE MONTALVO
    ROSSANA
    ANGELICA
    PEPE
    ANDY
    ABRIL LECH
    VERBO
    YBRIS
    LAU
    GATURRA
    CALMA
    LENA
    MÚA
    MARÍA JESÚS
    UMA
    LEO
    MODES
    WHITE FANG
    GLAUKA
    CIELO
    FERMINA
    SIBYLA
    CURSI ENAMORADA DEL AMOR
    DALIANEGRA
    CELESTECIELO
    MORE BAKER
    CATY
    RABEL
    DÉDALUS
    GODOT
    RÁGA
    LLUVIA

    Mientras los leía con detenimiento a cada uno de ustedes, pensaba en que todos de alguna manera somos un poco Antonia derás de los cristales y un poco quien pasea por la calle mirando ventanas que nos invitan a escuchar sus idiomas diversos, a compartir emociones, que nos dejan con los ojos prendados, donde es posible respirar aire puro o contagiarse del perfume fresco de los geranios.

    Gracias amigos por ser cada día ese manojito de flores tiernas que crece en mi ventana.

    Los quiero.

    Besos.

  39. Pienso que cuando naciste vinieron a tu habitación tres hadas. La primera te otorgó el don de la dulzura. La segunda el don de la solidaridad y la comprensión.

    Y la tercera vino y te regaló el don de escribir los sentimientos mejor que nadie en el mundo.


    (una cuarta hada llegó un poquito más tarde y te dio el don de no quedarte varada, pero eso es otro tema)

    en un idioma verde y crepuscular

    Ay Patuchi, qué hermoso...

    (no me he ido, me podré ir de otros sitios, pero que aquí nunca... sólo estoy un poco perdida)

  40. Le Santi says:

    Nada que ya no hayan dicho los demás amigos. Me identifico contigo y tus ventanas que parecen las mías. Gracias Pato. Hermosas todas tus palabras.

Gracias por tus palabras