A falta de cultivo

a fuerza de espinas

el hombre se ha vuelto monte

.

Enraizando gangrena entre sus piernas

-tratando de salvarse-

sus ensortijadas venas

abren con urgencia calles internas

para regar su carne desértica.



10 Comentarios

  1. No se salva nadie.
    Por muchas calles internas que se abran.
    Esa es la única justicia.

    Besos.

  2. Hola Patri: Te admiro cada vez más por tus bellísimos y profundos poemas.
    ¿qué era eso que sólo la narrativa era tu fuerte?...
    Te felicito una vez más Pato!!!

    Un abrazote!!!

  3. claudia says:

    La carne desértica del hombre que busca salvarse es una figura por demás "urgente", me parece que este poema pide una ecología del cuerpo en forma inmediata. Bello y enraizado en la existencia. Besos

  4. Gran poema de mucha calidad!
    Felicitaciones!

    Un abrazo! :)

    Andrés Z.

  5. lidia says:

    gracias pato!por tu preocupación te mande por email mi respuesta,apresurada...interesante poema,lleno de calidez....a mi me llega así!
    un abrazo
    bienvenida
    lidia-la escriba

  6. El hombre se ha vuelto monte...¡ Cómo me gusta esa frase!
    Un abrazo ,Pato.
    Excelente poema.

  7. Patito, dejas un sabor amargo...Es un excelente poema.

    Besos con cariño

  8. Genín says:

    Duro de digerir...
    Salud y besitos

  9. incal says:

    el hombre se ha vuelto monte...y en la vuelta impasible el leñador afila su hacha.

    Besos.
    LUIS

  10. manu says:

    Cada vez me pasa más seguido de tener vergüenza por ser humano, me parece que es una condena por algo anterior que habremos hecho. La posta es ser perro.

Gracias por tus palabras