El frío acá.
Pensabas que todos los abrigos que tejías serían capaces de protegerte de los tiempos destemplados. Y no. Tus manos reinaron entre alegres ovillos creando mantas de colores. Esas manos tuyas girando entre arcoiris  era todo tu arte. Y pensabas que con eso ya no habría días fríos. Ingenua. Siempre la misma historia. Llueve y vos mirás como si tus ojos fueran cántaros. Abiertos, defondados ojos mansos. Juntando todo el cielo para después hilar entre tus dedos el azul en hebras de un tiempo que se fue, a sabiendas de que el frío vuelve, pero creyendo hasta la muerte que no.
Y mientras vos tejés el frío regresa por la misma calle.

10 Comentarios

  1. Quino says:

    Pato, esto forma parte de la esencia de la vida. Haga frío o calor siempre debemos de hacerle frente y no mostrarse como tendencia a la huída. La historia se repite.

    Besos y buen comienzo de semana.

  2. carmeloti says:

    Ahora tengo frio, mucho frio, parece que vivo en el polo, en un iglu, pero no tengo miedo, porque sé que en los peores otoños brilló una primavera, y a veces es necesario este frio para encontrar las flores entre los escombros.

    ANIMO PATO

  3. El frío está dentro.
    Y de ahí no lo saca nadie.
    Las personas sensibles son las más expuestas a su inclemencia.

    Besos.

  4. Todas las mantas del mundo no son suficientes cuando el invierno habita dentro muy dentro de uno...


    Besos con caririño

  5. Malena says:

    Penélope del tiempo, como Ulises el frío vuelve cuando menos lo esperabas.

  6. Genín says:

    Aquí si que ha llegado el frío de verdad, no es intenso, pero hay que estar dispuesto a disfrutarlo, como todo en la vida...
    Besos y salud

  7. Eleme says:

    Le hablas a las nubes? :))

  8. Mientras te leo, escucho a piazzola en mi reproductor y el frío se me cala en los huesos y el alma húmeda de mi buenos aires interno. De mis adoquines y de este caserón que guarda tanta historia y que siempre, siempre sobrevive un invierno más.

    Bellísimo, un abrazote grande!!!

  9. manu says:

    Siempre es la misma historia, la consecuente negación, el cuento que vuelve, se sabe, pero bueno, la salud mental estima necesario recrear una mentira tendiente a pensar que lo pasado ya fue. Yo hago lo mismo…

  10. Marcelo says:

    Hermosísimooooo...
    "Llueve y vos mirás como si tus ojos fueran cántaros", Ay....cuánta palabra tan Necesaria de enarbolar como banderas y no esos trapos que a veces subimos en el no-mástil de las escuelas...

Gracias por tus palabras